Emprendedores

Crea una base fuerte de proveedores

Conoce cómo una pequeña florería se convirtió en Grupo Empresarial Internacional Siempre Verde, una compañia con una cartera de casi 1,000 clientes.
Crea una base fuerte de proveedores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Conoce cómo una pequeña florería se convirtió en Grupo Empresarial Internacional Siempre Verde, una compañia con una cartera de casi 1,000 clientes.

Lanzarse al mundo de los negocios con el pie derecho no es sencillo, más si se trata de un giro en el que tus ventas dependen, muchas veces, de la calidad del producto y servicio de tus proveedores.

Estela Díaz lo sabía. Sin embargo, para ella no fue un impedimento y convencida de que su pasión por las flores la llevaría al éxito empresarial, hace 25 años abrió florerías Tlalli. Un negocio que con los años dio origen a Grupo Empresarial Internacional Siempre Verde, que hoy cuenta con cuatro líneas de negocio enfocadas en su totalidad a la floricultura.

Para ella, los elementos clave para mantenerse en el mercado son: la calidad de los productos, y la flexibilidad del giro para diversificar la oferta. Con esas dos fortalezas, el grupo realiza arreglos florales, servicios de jardinería y paisajismo para cerca de 1,000 clientes anuales.

"Mi cartera de clientes es muy diversa", comenta. "No sólo le vendo a personas que quieran enviar un arreglo de flores, también trabajo con empresas, constructoras, decoradores y arquitectos. Además cuento con tres camionetas para dar servicio a domicilio."

Para conquistar a sus clientes, Díaz realizó dos acciones principales: capacitarse en paisajismo y diseño floral, y armar una lista de clientes potenciales y, por lo menos, 40 proveedores (para contar con la materia prima en tiempo y forma).

"Este negocio se basa en al calidad, por eso siempre estoy en contacto con los productores de flores. Así me aseguro de contar con el mejor producto", dice.

Además de la comunicación directa con sus proveedores, la emprendedora estipuló en su plan de negocios las características del producto que requería. ¿Los resultados? Su merma es de sólo 5 por ciento.

Pero no sólo eso. Para dar un mayor valor agregado al diseño de sus arreglos, Díaz no escatimó recursos para conocer y mantenerse al tanto de las tendencias mundiales en materia de floricultura y tomó cursos en la Escuela Iberoamericana de Arte Floral (EIAF), con sede en Venezuela. Además de capacitarse, otra ventaja es que pudo registrar una serie de contactos que actualmente le permiten trabajar con 15 florerías internacionales que pertenecen a una red de 3,000 empresas del giro.

"Lo que hacemos es atender las solicitudes de florerías extranjeras, con eso no nos quedamos solamente con clientes nacionales y hacemos crecer la empresa", explica la emprendedora.

Díaz trabaja desde 1993 para alcanzar la internacionalización de su empresa, como parte de la red de Florists'Transworld Delivery (FTD), una comercializadora de Estados Unidos que envía flores a través de negocios locales.

"Esta organización hace que las empresas unidas a la red unifiquen el diseño, calidad y precios de sus productos a nivel mundial. También dan soporte y capacitación a los emprendedores del giro", agrega.

Considera que para arrancar la empresa Díaz invirtió alrededor de $100,000, contrató dos empleados e inició operaciones en un local ubicado en Lomas Verdes, Estado de México.

"Recuperé mi inversión en menos de un año", asegura.