Plan de Negocios

Experiencias románticas innovadoras

Ofrecer citas innovadoras, románticas y placenteras para dos personas. ¡Descubre cómo!
Experiencias románticas innovadoras
Crédito: Depositphotos.com

¿Por qué?
Quienes estudian el comportamiento afirman que muchas parejas organizan citas equivocadamente románticas o mal entendidas.

Sencillamente, porque pasar juntos un tiempo dedicado a la pareja tal vez no sea suficiente para entregar romanticismo a una relación e impedir que ésta se desgaste.

La innovación y la aventura constituyen factores muy importantes para mantener encendida la mecha del amor romántico en toda relación de pareja y el día de San Valentín se convierte en la fecha ideal para probar.

Científicos como Arthur Aron, profesor de psicología social de la Universidad de Nueva York, han afirmado que “en lugar de frecuentar los mismos sitios familiares y cenar con los mismos amigos de siempre, las parejas deben planificar sus citas románticas alrededor de nuevas y diferentes actividades que ambos disfruten”.

¿Cómo?
La idea de este negocio es que ejecutes un servicio capaz de ofrecer citas innovadoras, románticas y placenteras para dos personas.

En el mercado hay un amplio abanico de empresas que se la juegan por la innovación en el servicio. Aquí te ofrecemos un par de ejemplos interesantes:

Jacuzzi para dos: Sin dudas es una experiencia de relajación para todos, más placentera aún si se disfruta de a dos. Por eso, en la actualidad muchas empresas ofrecen este servicio orientado al deleite en pareja.
En el mercado ofrecen el servicio de jacuzzi, acompañado de una cena especial y vino personalizado a la habitación.

Para agregar un toque especial, puedes ofrecer el envío de un vino y una caja de bombones, acompañando la invitación personalizada a domicilio, donde se indicará la fecha y hora de la cita romántica.

Baño de rosa: Los pétalos de rosa siempre han tenido buena prensa. A Semiramis, Reina de Siria, Cleopatra, y la Emperatriz Josefina les volvían locas, y se considera que ellas sabían sobre el placer. Los romanos también utilizaban pétalos de rosa para baños públicos, pociones o perfumes.

Siguiendo las tradiciones más nobles, esparce pétalos en un profundo y calentito baño. Estos pétalos de jabón finos con aroma a rosas se derriten (no marchitan) y huelen mucho más que el producto real. Con unos cuantos pétalos en la superficie bastará.

Caso de éxito:
Ecuador, Caricias y Detalles
http://www.cariciasydetalles.com/