Recursos Humanos

Cómo superar decisiones difíciles

Por desgracia, a veces la situación financiera de tu empresa te obliga a despedir a algunos empleados. ¡Evita que el ánimo del equipo decaiga!
Cómo superar decisiones difíciles
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La clave está en asumir la responsabilidad de la medida tomada y comunicarla al resto del equipo para que no decaiga el ánimo.
Recorte, ajuste, permiso indefinido o terminación de contrato. Sea cual sea el nombre que uses, al final todas estas acciones tienen el mismo resultado: menos recursos, especialmente humanos, para realizar la misma cantidad de trabajo e incluso más.

Por desgracia, a veces la realidad financiera te obliga a tomar medidas que reducen la cantidad de personas que empleas. ¿Qué puedes hacer? La acción más rápida y sencilla es dividir las responsabilidades de un trabajador despedido entre los que quedan. Pero esto tiene implicaciones positivas y negativas.

Según los gurús de la motivación, en ocasiones las tareas adicionales pueden llegar a motivar a los colaboradores porque implican un reto adicional. Por su parte, el dueño o administrador del negocio sabe que la carga de trabajo se cumplirá, la productividad se mantendrá y los ingresos de la empresa seguirán fluyendo. De hecho, los beneficios que se generan a partir del despido de una persona son mayores porque se reduce el gasto de nómina.

Aunque parece una situación ganar-ganar tanto para los directivos como para los empleados, definitivamente tiene sus inconvenientes. Para empezar, los trabajadores pueden sentirse sobrecargados y abrumados. Esto a la larga ocasiona tensiones y presiones innecesarias. Bajo estas circunstancias muchas personas tienden a cometer errores, se vuelven irritables y a menudo menos productivas.

Y lo peor es que se quejan con otros miembros de la organización, critican a la administración y ponen menos empeño en sus labores. ¿Por qué el equipo se siente así? Hay varios factores que intervienen en la forma de pensar de la gente, incluyendo una cierta pena por la pérdida de algún compañero o amigo. Esto es algo natural, por lo tanto, hay que anticiparse a ello.

Otra posibilidad es que tus trabajadores sientan que no te importan o que no comprendes la difícil situación en la que se encuentran. Incluso, podrían sentir que despediste a algún elemento clave, quizá por error. La culpa que experimentan los sobrevivientes puede ocasionarles enojo por el despido de sus colegas y, a pesar de la realidad financiera de la empresa, podrían culparte de ser injusto o despiadado.

Quizá estés considerando no emprender acción alguna porque tienes esperanza y crees que la situación mejorará pronto. Si bien algunos líderes optan por este camino, recuerda que no es el más efectivo. Esconder las cosas debajo del escritorio no es una forma adecuada de hacer frente a temas complicados.
Este tipo de directivos piensan que los empleados que siguen en sus puestos tienen suerte de tener trabajo. Por lo que si se les asignan responsabilidades adicionales, ellos sólo deben aceptarlo o arriesgarse a ser despedidos. Aunque técnicamente esto puede ser verdad, también es cierto que se trata de una reacción poco sensible.

A veces la gente prefiere guardar silencio por temor a ser despedidos. Hasta trabajan más duro por un tiempo, otra vez a causa del miedo. Pero al final, el resultado es que la motivación, la moral y la productividad disminuyen porque los asuntos que de verdad importan no se están abordando.

Por lo tanto, la solución es dar una explicación clara y convincente a los miembros de tu equipo de trabajo a fin de evitar todas estas implicaciones negativas. Para ello, aquí algunos pasos a seguir:
• Reúnete con tus colaboradores. Explícales con todo detalle la situación actual, las previsiones a corto plazo y las acciones que decidiste emprender. Asimismo, deja en claro las responsabilidades adicionales que asumirán aquellos que permanecen en la organización.
   De ser posible, de manera individual pregúntale a cada empleado cómo se siente con respecto a las medidas que se tomaron. Lo importante es permitir que todos expresen sus pensamientos y emociones, para evitar que hablen a tus espaldas, difundiendo rumores y mostrando mala voluntad.
• Reconoce el impacto de tus acciones. Describe cómo intentarás ayudarlos a priorizar y lidiar con los cambios, buscando el éxito y la consecución de metas. Haz todos los esfuerzos que puedas para eliminar tareas innecesarias que algunos trabajado-res de por sí tendrán que realizar.
• Concéntrate en la acción positiva. Comenta la forma en que, en el corto plazo, estos difíciles pasos afectarán el futuro de todos de manera positiva. A partir de estos cambios, también puedes aprovechar para identificar a los elementos más brillantes y seguros del grupo.
   Cuando mejore la situación del negocio, lo ideal es que recontrates a algunos integrantes que fueron recortados. De nueva cuenta, motívalos a compartir sus sentimientos y trata de identificarte con ellos.
• Hazles saber que hay liderazgo. Aclara que tú y otras personas de la administración están siempre disponibles para comentar asuntos laborales. El objetivo es que no haya un clima de incertidumbre ni de especulaciones. Al contrario, hay que resolver todas las dudas posibles para evitar rumores.
• Sé amable. Agradece sinceramente a todos por tratar de comprender el porqué de las acciones implementadas, así como por su preocupación y disposición por hacer un esfuerzo adicional para abrirse paso en estos tiempos difíciles.

10 TIPS PARA MOTIVAR A TU EQUIPO
• Crea un ambiente de confianza para que todos aporten nuevas ideas.
• Permite a tus colaboradores que contribuyan a la toma de algunas decisiones.
• Demuéstrales de qué manera su trabajo impacta en los resultados de la empresa, a fin de que se sientan especiales.
• Procura que compartan la identidad corporativa.
• Ayúdalos a crecer y a desarrollar sus habilidades.
• Haz evaluaciones constantes de su desempeño.
• Reúnete de forma periódica con ellos para hablar sobre los asuntos que les preocupan.
• Agradece sinceramente su esfuerzo y escríbelo en una nota.
• Premia la excelencia por medio de un reconocimiento público.
• Celebra los éxitos individuales y de grupo durante las reuniones generales.

www.SoyEntrepreneur.com