Marketing

Haz promociones por e-mail

El correo electrónico es la mejor herramienta para ofrecer promociones por Internet. Toma nota de los factores que debes cuidar para hacer e-mail marketing.
Haz promociones por e-mail
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Pese al crecimiento explosivo de las redes sociales y su gran uso para interactuar en todo orden de acciones, los consumidores son más propensos a utilizar el correo electrónico para interactuar con las empresas.

Así lo indica un estudio realizado por Proclientia. Según sus resultados el 62% de los consumidores se suscribe a una lista de correo para hallar promociones, muy superior al 17% que busca en Facebook y el escaso 3% que lo hace en Twitter.

¿Los motivos? Hay cinco cualidades claves para la interacción en el marketing con esta simple herramienta: familiaridad, facilidad de gestión, privacidad, confianza, relevancia y exclusividad. Son justamente estos factores los primeros que debes cuidar en la elaboración de tus acciones de e-mail marketing:

Familiaridad
Es necesario que el e-mail no sea tecnológicamente complicado, sino que se ajuste a los conocimientos del usuario.

Facilidad de gestión
Evita el exceso de envíos, pues será contraproducente para el éxito de tu empresa.

Privacidad y confianza
Asegura a tus clientes que sus datos no serán compartidos con ningún tercero. Además, debes darle facilidad para dejar de recibir correos, en el caso de que ellos quieran.

Relevancia
Es vital que seas capaz de ofrecer un contenido personalizado y, además, que tus clientes puedan apreciar claramente las ventajas de estar recibiendo esos e-mails.

Exclusividad
Tus usuarios deben sentir que son los primeros en saber algo. Esto lo conseguirás enviando contenido bien segmentado y personalizado, además de ofrecer consejos, casos prácticos o informativos.

Para que tus clientes sean fieles a la marca a través de las promociones que les haces llegar a su bandeja de entrada existen otras claves básicas para toda campaña de este tipo. Anótalas:

Aléjate del spam
No envíes correo electrónico a quien no quiere recibirlo. Cuídate mucho de que tus mensajes publicitarios no parezcan spam. Todos sabemos el aspecto que tienen los mensajes de este tipo y justo así es como NO deber ser los tuyos si deseas que sean leídos.

Formato correcto
Usa HTML, pero de forma sensata. Debes preguntar a los receptores en el momento de la suscripción si pueden (y quieren) leer mensajes en HTML y crear dos listas de envío. Tu mensaje no debe superar los 35 Kb de tamaño completo.

Cuidado con las fechas y las horas.
Evita las fechas en las que tus posibles clientes van a estar fuera de la oficina o reciban grandes cantidades de correspondencia electrónica. Para los envíos regulares, suele ser aconsejable interrumpir o reducir el servicio en los períodos de menor actividad, para así no malgastar nuestros recursos.

Si tus e-mail van dirigidos a entornos empresariales, es aconsejable que ni el fin de semana ni los lunes mandes mensajes; en cambio, los viernes suelen ser los días en los que más se lee el correo electrónico en la oficina.

www.SoyEntrepreneur.com