Tecnología

Oportunidades en la nube

El creador de Google Docs explica cómo las Pymes pueden aprovechar más las herramientas Web y cómo vender una idea a una multinacional.
Oportunidades en la nube
Crédito: Depositphotos.com

Jonathan Rochelle (de 47 años) sabe lo que Google puede hacer por una pequeña o mediana empresa (Pyme). Como líder del proyecto que dio origen a Google Docs –un paquete de soluciones en línea para crear documentos, hojas de cálculo y presentaciones–, es responsable de desarrollar algunos de los programas más innovadores diseñados para compañías de menor tamaño.

Google Docs surgió a partir de una firma Web de hojas de cálculo que él fundó y que luego vendió a Google en 2005. Ahora, este emprendedor se desempeña en la multinacional como consejero en el proceso confidencial para cazar startups (negocios altamente innovadores y con potencial de crecimiento).

En entrevista, Jonathan comparte sus recomendaciones para aprovechar al máximo las herramientas Web en tu empresa y revela todo lo que implica que uno de los corporativos más exitosos del mundo te tome en cuenta.

Muchos negocios pequeños no están aprovechando las ventajas que ofrece trabajar en la nube a pesar de su bajo costo y gran conveniencia. ¿Por qué?
Cloud computing o la nube es un conjunto de aplicaciones y servicios para guardar y procesar datos en Internet, sin importar dónde te encuentres.

Todavía hay una inconciencia sobre la diferencia entre manejar tu información en la nube y hacerlo con un software instalado en tu computadora. A través de esta novedosa herramienta puedes tener acceso a documentos, fotos y archivos desde cualquier lugar donde te encuentres. Y lo mejor es que no necesitas contar con un equipo nuevo.

Si abres una oficina y tienes tres colaboradores, aún existe la tendencia tradicional de comprar tres máquinas e interconectarlas en red. En cambio, con la tecnología de la nube todos pueden utilizar sus propias computadoras y acceder a documentos compartidos en línea.

Este enfoque anticuado va a cambiar, pero hay un legado que hace difícil esta transformación. Uno de los elementos que impide que la informática en la Web se convierta en una corriente dominante es el “efecto anaquel”, pues uno no va a la tienda a comprarla. Además, la gente no sabe a dónde puede acudir para adquirir este tipo de soluciones.

¿Cuáles son los consejos que darías a las pequeñas empresas para que adquieran software basado en la nube?
Una de las recomendaciones más importantes es seguir a otras compañías que utilicen soluciones de comprobada eficiencia. Otro punto fundamental es no utilizar combinaciones de programas que no encajen bien juntos. En la medida de lo posible, “cásate” con una sola compañía que te ofrezca casi todo lo que buscas y no trates de ajustar el producto exactamente con tu proceso. Eso resulta muy caro.

Si estás dispuesto a cambiar tu sistema de trabajo sólo un poco para que se acople a una tecnología que sea confiable, creíble y que funcione, puedes ahorrar mucho dinero. Vale la pena hacer un poco de esfuerzo por modificar tu proceso a fin de implementar soluciones tecnológicas estándar.

¿Qué oportunidades identificas para emprendedores que quieren hacer negocios con software?
Aplicaciones nicho. Las plataformas de negocios están cambiando hacia programas basados en la Web. En cuanto esto suceda, todo el software previo puede ser renovado. De este modo, hay oportunidades para quien desarrolle una aplicación que sea útil para el dueño de un consultorio dental, que permita manejar una tienda de hardware o incluso, para ayudar a un periodista a ser más efectivo.

El software basado en la Web es mucho menos costoso que el tradicional y los programadores pueden ser mucho más innovadores. Por eso, vale la pena que un empresario diga: “ok, vamos a empezar desde cero”.

Cuando en Google se evalúan las adquisiciones potenciales, ¿se busca algo único?
Si bien queremos proyectos, algo así como una “fuente secreta” que para nosotros sería difícil iniciar desde cero, el equipo es quizá lo principal. La gente tiene que sentir pasión por lo que hace. Ese es el móvil.

¿Algún consejo sobre la mejor forma para mostrar que tienes una buena idea y al equipo correcto?
No presentes lo que creas que el comprador o socio potencial quiere escuchar. Esa no es una buena estrategia. Una conversación completamente honesta acerca de hacia dónde te estás dirigiendo es imprescindible.

¿Cómo fue que Google llegó a adquirir tu compañía?
En 2003 dirigía una empresa que inicié llamada ITK Solutions, la cual se dedicaba a crear software de negocios para compañías grandes de servicios financieros. Nuestras hojas de cálculo eran algo así como magia, porque le daban a los hombres de negocios –que no eran técnicos– la habilidad para entregar cosas en automático, como fórmulas complejas, gráficas y gran cantidad de información.

Pero las hojas de cálculo estaban encerradas en una caja, es decir, en una computadora de escritorio. Mi socio Farzard “Fuzzy” Khosrowshahi tuvo la idea de convertir una hoja de cálculo en un código Web. En ese momento había un modelo financiero muy específico y estimamos que nos tomaría seis meses subirlo a la Web.

Sin embargo, Farzard encontró la manera de convertir el código de hoja de cálculo en un código basado en la Web sin mayor complicación. A partir de eso, ambos sabíamos que estaríamos juntos en este nuevo negocio.

¿Te acercaste a Google en ese momento?
No exactamente. Casi al mismo tiempo, contactamos a un conocido para que nos aconsejara acerca de otro de nuestros proyectos. Y resultó que él estaba en Google. Entonces hicimos una cita, sin la intención de vender.

De hecho, fue muy claro en cuanto a que la gente de Google no estaba interesada en nuestro producto, aunque había la intención de ayudarnos a un nivel personal. Así que revisó el concepto, le describimos el proyecto de forma detallada y tuvimos una buena conversación. Pero no fue suficiente.

Entonces, le mostramos el prototipo del producto de “Fuzzy”: nuestra hoja de cálculo Web. Y literalmente nos arrebató la laptop, intentó algunas fórmulas complejas, y dijo: “guau, esto sí funciona”. En seguida comentó: “cambié de opinión, creo que Google está interesado”. Después de esto, empezamos a hablar de la adquisición.

* El autor es Director de Blumsady LLC, una compañía de contenido Web especializada en noticias de tecnología.