Consultoría

Haz tu Pyme sostenible

La responsabilidad social ya no es sólo para las grandes empresas. Conoce las cuatro áreas en las que tu empresa puede ahorrar energía.
Haz tu Pyme sostenible
Crédito: Depositphotos.com

Durante mucho tiempo, la responsabilidad social empresarial y la sostenibilidad ha estado asociada y permitida (por su alto costo) a las grandes compañías. Sin embargo, este escenario comienza a cambiar pues cada vez son más las Pymes interesadas en la implantación de políticas responsables.

Estas empresas han entendido que fomentando el ahorro, la eficiencia energética y el uso de nuevas energías, también podrían mejorar su competitividad.
Contrario a lo que se podría creer, lo que falta entre los emprendedores no son las ganas ni la intención de crear empresas sostenibles, sino instituciones que los guíen en ese camino.

Uno de los ejemplos a destacar en este terreno, es una iniciativa española denominada “Pyme Sostenible”, donde la Agencia Andaluza de la Energía impulsa programas de mejora en las instalaciones y educacionales para los emprendedores.

A juicio de DiarioCordoba, quienes siguen de cerca este proyecto, aquellas Pymes que quieran ser sostenibles, deben enfocarse en cuatro aspectos: iluminación eficiente, climatización eficiente, aprovechamiento de energías renovables y vehículos eficientes.

Iluminación
Las empresas deben renovar sus instalaciones de iluminación interior por otras más eficientes y de menor precio. Se recomienda no utilizar lámparas incandescentes, halógenas y fluorescentes, debido a que gastan mucha energía. También hay equipos como los balastos electrónicos, un pequeño aparato que supone un ahorro del 20% al 25%.

Climatización
Este ítem está destinado a la renovación de instalaciones de climatización. “Un comercio que apueste por la eficiencia energética se verá recompensado por la mejora en el rendimiento de los equipos”, aseguran en la iniciativa española. El consumo en climatización de una Pyme puede llegar al 50% del gasto energético total y, con las tecnologías actuales, se puede reducir el consumo en más de un 60%.

Energías renovables
Energía como la solar térmica, la eólica y la biomasa para la generación de agua caliente en la empresa, son algunos de los recursos más utilizados en el momento  de ser más eficientes en el consumo energético. Busca instalar, por ejemplo, paneles solares en los techos de tu oficina, aunque en un principio te signifique un gasto, con el tiempo se convertiré en una opción muy rentable.

Vehículos eficientes
Las empresas pueden también ahorrar reduciendo el consumo de carburante al elegir vehículos que usan combustibles como el gas natural, los gases licuados del petróleo (GLP) o los biocombustibles, así como otros modelos como los híbridos o electrónicos, que permiten ahorrar hasta un 40% de combustible. Para ello resulta esencial contar con subvenciones.

Otra forma de reducir la contaminación vehicular es utilizar los programas de carpooling o compartimiento de autos entre tus empleados y colaboradores.