My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Marketing digital

9 pasos para abrir una tienda en línea

El e-commerce ha tenido un gran crecimiento en los últimos años. Descubre cómo crear una tienda en línea que llegue a miles de usuarios.
9 pasos para abrir una tienda en línea
Crédito: Depositphotos.com
- Entrepreneur Staff

Una tienda virtual es un sitio Web diseñado especialmente para vender productos o servicios. Aunque Internet presenta grandes oportunidades para emprender, especialmente por el bajo costo de inversión que requiere, también puede ser un mar de problemas si no sabes cómo usarlo.

Te presentamos una guía básica para crear tu propia tienda online:  

1. Elige un nicho que te apasione 

Recolecta información en torno a ese nicho especial y aprovecha tu pasión y entusiasmo como una ventaja competitiva frente a los vendedores más grandes. Si eliges la categoría correcta, tendrás mayores posibilidades de disfrutar el proceso de creación y gestión de tu negocio, el cual va a requerir de paciencia y trabajo.

Es importante que hagas un estudio de mercado acerca de los productos y/o servicios que tienen éxito en Internet; no todo es vendible por este canal. Otro aspecto que debes cuidar es el precio, puesto que los consumidores Web utilizan también este medio para encontrar promociones y descuentos. Fija un precio atractivo para tu cliente y rentable para ti.

2. Adquiere un servicio en línea que brinde la infraestructura para tu tienda
Algunas de las alternativas disponibles son Facebook Store, Conekta, Amazon.com, MercadoLibre y Fliying Cart. Busca la que más se acomoda a tu negocio y a tus productos.

Otra opción es instalar tu tienda dentro de alguna “galería” o “centro comercial” compartiendo servicios con otros comercios. Aquí el equivalente sería un directorio web y se utiliza si tu tienda es menor y los recursos también. 

Otro punto importante es que registres tu dominio. Es recomendable que, si te encuentras en México, cuenta con la terminación .mx.

3. Crea el inventario e ingresa tus productos

Trata de ser cuidadoso con las categorías y con el lugar donde colocas tus productos. Los estudios han demostrado que los consumidores se sienten más atraídos por productos que están en la parte superior de la página, por lo que es buena idea colocar tus productos estrellas ahí.

Ponte en el lugar de tus clientes y pregúntate ¿por qué deben comprar en mi tienda? Trata de hacerle la vida más fácil, o entregar algún otro tipo de valor. Recuerda que a menor número de clics, mejor.

4. Incluye carrito de compra

Se trata de un software que asiste al cliente en su "recorrido virtual" por la tienda, anotando los productos que va indicando, calculando su importe final y permitiéndole devolver mercancía.

Un buen "carrito de compra" puede ser decisivo a la hora de facilitar una venta en una tienda virtual. Mientras mayor sea la flexibilidad con la que el cliente pueda interactuar con estos módulos y más fácil sea de usar, mayor será la satisfacción de los compradores.

5. Elige las modalidades de pago
Las políticas de seguridad y de confidencialidad de los datos y transacciones de los clientes deben estar claras para todo el mundo (clientes y vendedores) y desde luego ser siempre coherentes.

Es importante que ofrezcas diferentes modalidades de pago, puede ser desde tarjeta de crédito, de débito o depósitos bancarios. Apóyate en servicios como PayPal, PayU o Mercado Pago.

6. Define tu modelo

Existen diferentes modalidades para administrar el inventario. Entre ellas está el DropShipping que consiste en que el proveedor hace la entrega directamente al comprador, por lo que tú serías sólo un medio de compra. La segunda es que, una vez realizada la compra, el proveedor te surta con la mercancía y la Consigna, donde tú guardas el producto (ya sea tuyo o de un proveedor) en el almacén desde antes de realizar la oferta hasta que se reparte.

7. Promueve tu tienda

Éste es un paso crítico para alcanzar el éxito. Debes hacer de tu sitio un lugar atractivo, porque hasta ahora eres el único que se interesa en él. El primer paso para promover tu tienda online es agregar la dirección de tu sitio y el contenido en Google, a través del sitio de contenido del buscador

Luego puedes considerar ampliar tu contenido, desde reseñas de tus productos, artículos relacionados, o cualquier material que sirva para atraer a gente a tu sitio y subir tu sitio en el buscador. Aunque lo primordial para promover tu tienda online es una buena estrategia de SEO (optimización en motores de búsqueda) también puedes apoyarte en Google Adwords, en banners publicitarios y en las redes sociales.

8. Gestionar y supervisar la tienda

Ahora que está todo en marcha y funcionando, ¿no quieres ver el tráfico que atrae por tu sitio y de donde proviene? Sólo debes registrarte a Google Analytics.

Un aspecto que debes cuidar es el servicio al cliente por lo que es importante que tengas líneas telefónicas y correos electrónicos a donde puedan comunicarse contigo en caso de cualquier duda o entrega.

9. Modo de entrega

En una tienda virtual es imprescindible que hagas entrega en tiempo y forma de los productos y que ésta se haga a domicilio. Debes definir anteriormente qué zonas, regiones o países cubre tu entrega y en cuánto tiempo llega al consumidor final. Este punto es básico para lograr la confianza entre tus compradores.  

Así superé la brecha generacional con redes sociales