Emprendedores

Negocio inspirado en la NASA

Estos emprendedores crean prendas para hombres que, además de ofrecer estilo, controlan la humedad y el mal olor.
Negocio inspirado en la NASA
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuatro estudiantes del Massachussetts Institute of Technology lanzaron Ministry of Supply (MoS), una línea de vestimenta para hombres con “tecnología bajo la capucha”. Sus invenciones vestibles están hechas de materiales especializados que respiran, regulan el calor, eliminan la humedad y neutralizan las bacterias que causan el mal olor.

Los fundadores, quienes se conocieron en 2011 en el Centro de Emprendimiento del MIT, estaban buscando mejores atuendos de negocios. Particularmente, Aman Advani, estaba motivado por la repulsión al típico arrugado que se genera en los viajes. “Como una persona activa, sabía que debía haber una forma de introducir los textiles de performance en mi vestuario diario”, dice.

Uno de los fundadores tenía buen entendimiento de las maquinaciones del calor corporal -cómo estudiarlo, mapearlo y controlarlo- debido a que había trabajado en el Sports Technology Institute en Reino Unido en la creación de materiales usados por la NASA para termorregular los trajes espaciales.

La termorregulación es el proceso mediante el cual los organismos mantienen una temperatura corporal constante, incluso cuando las condiciones externas son distintas. Es la razón por la que las personas sudan, los perros jadean y las focas tienen grasa.

Así, inspirándose en el ingenio aeronáutico de la NASA, MoS creó ropa que almacena y libera energía. Las camisas de vestir anti-arrugas Apollo de USD$108 tienen hilos destellantes en el cuello y mangas; el material iónico plateado dificulta la producción de células durante periodos de calor y humedad, lo que permite luchar contra el mal olor.

Después de liderar una de las campañas de moda más exitosas en Kickstarter, donde el equipo consiguió USD$429,000 en una meta de sólo USD$30,000, MoS empezó a vender sus camisas vía online, así como en un showroom en Boston.

Una vez que dominaron la tecnología, el equipo de MoS observó a marcas más prácticas, con estéticas modernas, para inspirarse. “Patagonia, Red Oxx y Tumi son influencias”, dice Advano. “Se trata de construir en una funcionalidad sutil, sin sacrificar la moda”. Los fundadores buscan proveer una “solución de vestimenta” en un solo paso. Ahora, la compañía fabrica camisetas que controlan el olor y la humedad, con un precio de USD$28, y recientemente introdujeron performance pants de USD$138.

El co-fundador, Kit Hichey dice que MoS está dirigida a hombres “juveniles, activos y conscientes. Nuestros consumidores se encuentran entre los 25 y 40 años de edad y que están interesados en cómo la tecnología puede mejorar su vida, desde computadoras hasta vestimenta”.

Una de las metas de la compañía es ofrecer “una experiencia digital personal para cada comprador”. En un periodo de seis meses, los miembros del equipo han respondido a más de 5,000 clientes vía email, en menos de 24 horas de haber recibido su orden.

Como una disculpa, MoS envió 10 dólares a cerca de 500 consumidores que habían pre ordenado mercancía y que se tardaron más en entregársela. Advani y Hickey fueron a Nueva York para el Fashion Week 2012, donde discutieron el enfoque de su compañía en el diseño y la funcionalidad. El director creativo de la revista Elle, Joe Zee, dijo que eran pioneros en la “siguiente gran cosa” en la moda.