Marketing

Haz que tus clientes se sientan cómodos

¿Se te dificulta comunicarte con los clientes? Descubre cómo ser agradable y dejar buenas impresiones que ayuden a construir relaciones duraderas.
Haz que tus clientes se sientan cómodos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para algunos emprendedores, interactuar con los clientes puede resultarles difícil y un tanto intimidante. Sin embargo, a lo largo de mi carrera como empresario y estudiante, he aprendido que una buena comunicación es lo que hacen deseables a una empresa y a un individuo para hacer negocios.

Por ejemplo, he descubierto que es bastante esclarecedor analizar las habilidades de comunicación interpersonal de mis profesores -lenguaje corporal, tono de voz y expresiones faciales- mientras imparten su clase. Algunas de las cualidades que he observado las he aplicado para conducir mi propio negocio.

Aunque he aprendido a mejorar mis habilidades, comunicarme con los clientes nunca se me ha facilitado, especialmente cuando son personas un tanto especiales. En mi experiencia, siempre ha sido mejor mostrar mi cara más amigable, a pesar de que la otra persona no esté interesada.

Si estás teniendo problemas en descubrir cómo acercarte a los clientes y hacerlos sentir cómodos, aquí te doy algunos consejos:

Las primeras impresiones importan. La forma en que le hablan a un cliente por teléfono, cómo lo saludó la recepcionista, el trato que obtuvo durante su visita, la calidad del servicio y cómo te despides de él; todo cuenta al generarse la primera impresión del negocio. Estas interacciones determinarán si el cliente regresará o no.

Habiendo dicho eso, intenta no complicar las cosas. La simplicidad, la moderación y la consistencia son clave.

No exageres en lo personal. Dependiendo de tu industria y ambiente laboral, varía qué tan personales son las conversaciones.

Considera hablar de ti mismo únicamente si el cliente te pregunta sobre tu vida. Los clientes no están comprando en tu negocio para escuchar qué divertido estuvo tu fin de semana o si tu novia acaba de terminar contigo. Mantén las cosas simples y breves cuando se trata de hablar de ti.

Asimismo, los temas controversiales como política y religión sólo deben surgir si el cliente los saca a colación. Incluso si se tocan esos temas, intenta mantenerte al margen de asuntos delicados y conservar la discusión en el mínimo posible. Recuerda que al final del día, se trata de vender tu producto o servicio.  

Mantén el contacto. Construir una relación sólida y profesional con un cliente toma tiempo. Para ayudarte a administrar estos contactos, aprovecha el marketing online, las redes sociales y las plataformas de comunicación como Salesforce.

Si tus clientes tienen Skype, FaceTime o Google Hangouts, estas herramientas gratuitas permiten tener interacciones virtuales cara a cara, lo cual es ideal para comunicarte con clientes en distintas ciudades. Permiten que los temas de discusión se entiendan claramente, de manera en que se eviten las confusiones y malentendidos.

No obstante, a pesar de que todos usamos las computadoras, redes sociales y email, no olvides que existen los teléfonos. A veces una simple llamada puede ayudar a clarificar asuntos.

Nunca puedes dar suficientes high-fives. Siempre termina las cosas con una nota positiva cuando se trata de decir adiós a un cliente. La razón: cuando una persona deja tu negocio probablemente haya gastado dinero, por lo que debe sentirse completamente feliz.

Tu palabra lo es todo. Una de las lecciones que me enseñó mi abuelo es siempre cumplir tu palabra. Una vez que tu palabra se rompe, tu credibilidad y reputación están en peligro.