Consultoría

8 preguntas sobre tu negocio en 2013

Cercano el fin del año, debes evaluar lo que funcionó y lo que no; pero, sobre todo, que hacer los cambios necesarios para triunfar en 2014.
8 preguntas sobre tu negocio en 2013
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

O te encantan u odias los artículos que hablan de evaluar el año que se va y planear para el que sigue. Yo tengo emociones encontradas sobre ellos: psicológicamente, el fin de año es un punto importante, pero, pragmáticamente, nada realmente comienza o termina abruptamente.

Muchos expertos hacen predicciones sobre el 2014, y algunos de ellos probablemente tengan razón. “¿Qué sucederá?” es una pregunta interesante. Pero, “¿Qué harás que suceda?” es la pregunta esencial.

Acercándose el final del año, necesitas condensar todas las lecciones que aprendiste en estos 12 meses, pero seguir aprendiendo como una esponja el próximo. ¿Así que por qué no hacerte las preguntas importantes del año que se va, pero seguir haciéndotelas el siguiente?

Estas son ocho preguntas que debes hacerte, las cuales te ayudarán a mantener tus jugos creativos y estratégicos fluyendo:  

1. ¿Cuáles fueron los avances?
Ojalá hayas tenido algunos: epifanías, victorias y triunfos. No te muevas tan rápidamente como para que no asumas las lecciones de esos avances. No sólo debes hacerte tiempo para disfrutarlos; debes reflexionar a profundad sobre las cosas que permitieron esos avances y qué principios, estrategias o tácticas pueden aplicarse a otras áreas del negocio.

2. ¿Cuáles fueron los fracasos?
Aunque ya no puedas hacer nada para evitarlos, existe una cierta ventaja en hacer análisis post mortems para encontrar las causas. Busca los qués y los por qués que contribuyeron a ellas.

¿No tuviste ninguna crisis ni fracaso el año pasado? Bien por ti. Pero lo más seguro es que sí hayas tenido momentos en los que te acercaste a experimentar el fracaso. Busca por lecciones ocultas en lo que casi ocurrió y en el porqué.

3. ¿Quién cumplió?
¿Estás cuidando a tus mejores empleados y a tus socios de negocios? ¿Siquiera sabes claramente quiénes son?

Puedes asegurar la longevidad de las relaciones valiosas únicamente si les brindas el reconocimiento, cuidado y tiempo que se merecen. A veces damos por sentado a aquellos que cumplen o superan las expectativas, lo que inevitablemente afecta a la relación. Y quizás aquellos que cumplieron en 2013 necesitan oportunidades y recompensas en 2014.

4. ¿Quién decepcionó?
En un mundo perfecto, todos los socios de negocios cumplirían lo que prometieron. En la realidad, no todos los socios se desempeñan igual, y muchas veces perdemos tiempo con aquellos que nos decepcionan. Evalúa quién requiere mejorar o a quién tienes que reemplazar para hacer tu negocio más eficiente y rentable.    

5. ¿Dónde necesitas persistir?
Los resultados no son lineales. Y cuando no vemos un beneficio gradual de algunos esfuerzos, empezamos a hacerlos cada vez menos y eventualmente a dejarlos por completo. No fue el esfuerzo lo que estaba mal enfocado: el problema fue nuestra falta de persistencia.

Evaluar en qué persistir es ambas cosas, ciencia y arte. Si la evidencia de otros que se han beneficiado de ello es atractiva, no renuncies antes de tiempo porque aún no ves resultados.

6. ¿Qué necesitas abandonar?
No te aferres a ciertas prácticas, relaciones y proyectos que nunca han logrado su potencial. Muchas veces persistimos en las cosas incorrectas por hábito o temor a aceptar el fracaso. Por ejemplo, si tienes una lista de pendientes que ha estado meses (o hasta años) en tu agenda, entonces debes dejarla ir.

Ahora es momento de liberarte de recursos innecesarios, abandonando lo improductivo. Encontrarás liberadora esta práctica.

7. ¿Cuáles son las principales amenazas?
¿Encuentras amenazas y te rehúsas a afrontarlas hasta que es demasiado tarde? La mayoría de nosotros compra la alarma para su hogar después de que alguien entró a robar. Es parte de la naturaleza humana jugar con el “no me ocurrirá a mí”.

No estoy sugiriendo la paranoia, pero si sabes que tarde o temprano lloverá, ¿qué estás haciendo hoy para estar preparado? Identifica las amenazas más serias que pudieran afectar tu negocio. Toma los pasos para evitar lo posible y crea un plan de contingencia para lo inevitable.

8. ¿Cuáles son las grandes oportunidades?
Estamos rodeados de oportunidades. Y al igual que podemos ignorar las amenazas, podemos perdernos de las oportunidades que nos rodean. A veces estamos tan ocupados tratando de crear oportunidades que no vemos las que ya existen. ¿Cuáles son las grandes oportunidades para ti y tu equipo para avanzar?

La reflexión es poderosa cuando dirige a una re calibración. Una vez que has identificado el qué, considera el porqué, pero no te estanques con ello. En un mundo imperfecto, no siempre podemos determinar las razones por las que algo sucedió o no. La pregunta del millón es: “¿Qué hacer ahora?”. La re calibración es un cambio de actitud, comportamiento y dirección. Y ahí es donde se encuentra la oportunidad para el próximo año.