Consultoría

5 motivos para dedicarte tiempo

Te decimos por qué alejarte de la oficina de vez en cuando es ideal para tu creatividad y desempeño.
5 motivos para dedicarte tiempo
Crédito: Depositphotos.com

Es instintivo de los emprendedores trabajar contra reloj, dedicando muy poco tiempo a sí mismos. Este tipo de personas ambiciosas descalifican a los seguidores del ‘New Age’ que predican el balance entre vida y trabajo, ya que, según ellos, como el día dura sólo 24 horas no se puede desperdiciar ningún minuto en una actividad que no sirva para construir un negocio exitoso.

Aunque este alto nivel de entrega interna puede llevarte muy lejos, llega un momento en el que el burnout aparece. Antes de que te ocurra, considera estas cinco razones para dedicarte tiempo a ti mismo regularmente, no sólo para evitar el desgaste sino para convertirlo en una herramienta para alcanzar el éxito:

1. Refresca y clarifica tu mente. Al igual que un buen sueño refresca tu mente y cuerpo, lo mismo hace tomarte tiempo libre en tu día a día. Si tu rutina es la misma diariamente, tarde o temprano te aburrirá, sin importar qué tan persona de hábitos seas. Cuando permites a tu mente enfocarse en algo distinto al trabajo, te ayuda a ganar perspectiva que no obtienes cuando estás sumergido todo el tiempo en las trincheras.

2. No puedes ser bueno con nadie, a menos de que seas bueno contigo mismo. Este antiguo adagio no debe tomarse a la ligera. Pregúntate: “¿Qué he hecho por mí últimamente?”. Si no puedes idear una respuesta rápidamente, es probable que hace tiempo que no te dedicas a ti.

Eres mucho más que el líder de una empresa o un emprendedor. Eres un ser humano completo. Y si no valoras a esa persona, entonces no podrás ser efectivo liderando a otros. El trabajo se seguirá haciendo de igual o mejor manera si usas tu tiempo sabiamente. Así que empieza a ser bueno contigo mismo, tómate un tiempo libre y date lo que necesitas.

3. Serás más creativo. La creatividad no se encuentra en la parte lógica y organizada de tu hemisferio izquierdo. Aunque es instintivo para el profesional ambicioso buscar ingenuidad ahí, la creatividad vive en el lado derecho del cerebro, caótico y desorganizado, al igual que la inspiración.

Sentarte día tras día en tu oficina intentando mover las cosas hará que eventualmente se te sequen las ideas. Tomarte un tiempo libre de la organización y los procesos te dará el espacio para explorar el caos en tu hemisferio derecho. Es sorprendente lo que encontrarás ahí.

4. Ser un maniático del control no ayuda. Una de las razones de por qué los líderes de negocios son lo que son es por su habilidad para organizar, ejecutar procesos y mover a las personas hacia sus metas. Saben cómo lograr que las cosas sucedan. Saben cómo controlar las situaciones y generar resultados. Pero también pueden ser personas muy controladoras.

Sólo hay unas cuantas cosas que  podemos controlar y en algún punto tenemos que saber dejar ir antes de que se ponga en nuestro camino. Dedicarte tiempo es una excelente forma de alejarte y renunciar al control, al menos una hora a la semana. Si tienes a las personas correctas en tu equipo puedes delegar fácilmente tareas en tu ausencia.

5. Te mantienes en contacto con lo que es importante. Y hablando de control… A veces las cosas no salen como las planeaste, especialmente en los negocios. Y en ocasiones se ponen tan mal que cerrar las puertas es la mejor opción. Cuando nos definimos por lo que hacemos, es fácil perder la vista de quiénes somos, dejándonos devastados cuando ocurren cosas inesperadas.

Dedicarte tiempo te permite darte cuenta que eres más que un ser profesional. Te debes a ti mismo honorar aquellas partes de ti y la verdad es que nunca sabes dónde ni cuándo conocerás a alguien que puede ayudarte en tu carrera o negocio.