Emprendedores

Sácale jugo a tus inventos

Sigue estos consejos para dar a conocer tus ideas, protegerlas y venderlas al mejor postor.
Sácale jugo a tus inventos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las compañías están buscando cosas nuevas. Los empresarios inteligentes entienden y respetan que las grandes ideas pueden venir de cualquier lado y de quien sea. ¡La innovación abierta tiene sentido!

Al buscar y estar dispuestos a aceptar ideas de productos presentados fuera de sus propias paredes, las empresas tienen más posibilidades de encontrar el siguiente gran descubrimiento. Al mismo tiempo, bajan sus costos de investigación y desarrollo. Los emprendedores pueden capitalizar una innovación al aprender cómo registrar sus ideas. Si eso te parece muy difícil te estás volviendo loco. 

Ganar regalías al registrar una de tus ideas en uno de los ejemplos más directos de un efecto multiplicador: renta tu idea a una empresa y tendrán que pagarte cada vez que una unidad sea vendida, sin importar dónde estás o lo que estás haciendo. Yo he recogido regalías mientras estaba de vacaciones con mi familia. Además he podido poner mis propios horarios.

Cuando comencé, muy pocas industrias estaban dispuestas a trabajar con freelancers e inventores externos. Eso ha cambiado.

Aquí te comparto una guía rápida que te ayudará a poner tu cerebro a trabajar:

1. Propón una idea. Este paso debería ser divertido. Mi consejo es enfocarse en hacer pequeñas mejoras a productos existentes. De esa manera puedes asegurarte de que hay un mercado para tu idea. Es más probable que pueda ser fabricado y a un precio razonable. Los minoristas cambian su inventario muy seguido. Las compañías están buscando productos nuevos y mejorados.

2. Presenta una solicitud profesional de patente. Sólo las grandes ideas requieren de patentes. Una vez que se inició el proceso para la obtención de la patente y solicitaste la publicación del proyecto en la Gaceta del IMPI, es seguro revelar a otros de qué se trata tu invento.

3. Crea una hoja de venta. Es tu herramienta más importante cuando presentas una idea. Una hoja de venta es un anuncio suave y dulce de tu idea. ¡Solamente una página! Debe incluir una declaración de beneficios de una sola línea. ¿Por qué la gente quiere y necesita esta idea? Después incluye una foto o dibujo de tu idea. Y por supuesto incluye tu información de contacto.

4. Si tienes un prototipo hecho, haz un video de You Tube. Yo uso mi iPhone y lo dejo bastante sencillo. Eso significa que no debe tener música y que no dure más de un minuto, sólo el tiempo suficiente para identificar cuál es el problema que necesita resolverse y cómo lo soluciona tu producto.

5. Toma el teléfono. Empieza a llamar a los potenciales licenciatarios. Esto da miedo, pero en realidad no es difícil. ¿Qué compañías hacen productos similares a tu idea? Llama a esas empresas. No te identifiques como el inventor, preséntate como un desarrollador del producto. Diles que tienes una nueva idea que te gustaría presentar y pregunta con qué empleado deberías hablar.