Consultoría

5 tips para mejorar tu lenguaje corporal

La comunicación no verbal dice más de ti que las palabras. Aprende a trabajarlo para proyectar profesionalismo y confianza en ti mismo.
5 tips para mejorar tu lenguaje corporal
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El lenguaje corporal es antiguo e innato para nosotros, lo es aun más que la misma lengua y las expresiones faciales. Eso es por lo que los ciegos hacen las mismas expresiones de lenguaje corporal que las personas que pueden ver. Viene como pre-programado en nuestro cerebro.

Siempre he estado fascinado con esto y cómo nos ayuda a lograr nuestras metas en la vida. El poder del lenguaje corporal es descrito muy bien por Amy Cuddy en su famosa frase:

“Nuestro lenguaje no verbal, rige la forma en la que otras personas piensan y se sienten acerca de nosotros.”

Si eres como yo, entonces has tenido una obsesión saludable con esto por algún tiempo. En años recientes, algunos estudios de Harvard, Princeton y otras universidades importantes, compartieron algo nuevo en este tema y cómo usarlo en el trabajo.

Aunque el poder de la comunicación sea muy importante para dar el mensaje correcto, el poder del lenguaje corporal puede ser un factor determinante de cómo alguien nos hace sentir.

Aquí hay una muestra de algunos de los estudios sobre cómo usar el lenguaje no verbal para tu ventaja todos los días:

Tus expresiones corporales expresan más emoción que tu cara

Todos crecemos aprendiendo cómo tratar con los otros basados en las expresiones faciales. Aunque esa tal vez no sea la mejor manera para juzgar las emociones de otra persona.

Los investigadores en Princeton hicieron un experimento sencillo. Les pidieron a los participantes del estudio que juzgaran de una fotografía si una persona tenía un sentimiento de felicidad, pérdida, victoria o dolor. Algunas fotos mostraban simplemente expresiones faciales, algunas el lenguaje corporal y otras ambas.

Observa las siguientes fotografías de jugadores de tenis y trata de descifrar si son de victoria o de fracaso:

En cuatro experimentos, los participantes adivinaron la emoción basados en el lenguaje corporal - solo o combinado con expresiones faciales - que solamente con la expresión fácil.

Las emociones extremadamente negativas o extremadamente positivas, son especialmente difíciles de distinguir.  

El lenguaje corporal no es algo que tenemos que aprender. La mayoría de las expresiones emocionales ya vienen en nuestro sistema. Por ejemplo, los científicos de British Columbia observaron personas con ceguera congénita en los Juegos Paralímpicos.

En este ejemplo, el atleta de la izquierda puede ver, mientras que el de la derecha está ciego. Aun así, después de ganar, los dos expresaban el mismo lenguaje corporal con la victoria:

Así que, si el lenguaje corporal es tan antiguo y tan poderoso para expresar nuestras emociones verdaderas, ¿cómo podemos usarlo mejor en nuestras vidas para lograr lo que queramos?

Amy Cuddy de Harvard tiene las respuestas:

El lenguaje corporal nos cambia

Amy Cuddy explica algunos de los acontecimientos más peculiares del lenguaje corporal. Se enfoca en el mundo empresarial y cómo el lenguaje no verbal es bueno para esto y las posibilidades parecen no tener límites.

Cuddy elige entre dos tipos diferentes de posturas del cuerpo. Una es la pose del poder y la otra es la que no tiene poder alguno.

Ejemplo de la pose con poder:

Ejemplo de la pose sin poder:

La investigación de Cuddy revela muchas cosas interesantes. La primera nos dice que expresar más poses de poder nos ayuda a obtener trabajos, nos hace sentir mejor y más exitosos.

No tienes que hacer mucho, sólo cambiar la posición de tus brazos o piernas. Cuddy explica que cuando hay cambios en nuestro lenguaje corporal, también habrán cambios en nuestro cuerpo. Estos cambios tienen que ver con hormonas:

- Testosterona. La hormona del “poder”, donde, entre otras cosas, nos ayuda a ser mejores líderes, tener más enfoque y atención.
- Cortisona. La hormona del “estrés”, la cual, entre otras cosas, nos hace menos reactivos al estrés, nos angustia y nos sentimos sin poder.

La clave es fingirlo hasta que te lo creas. Aquí hay cinco posturas para trabajar hoy y responder la pregunta “¿Cómo puedo mejorar mi lenguaje corporal?”

1. Enfócate en la posición de tus pies.
Carol Kinsey Goman ha investigado la importancia del lenguaje corporal en el lugar de trabajo por muchos años. Uno de sus mejores tips es poner atención a tus pies.

Muchas veces nos enfocamos en la parte de arriba, pero los pies revelan más sobre nuestras emociones de lo que nos gustaría pensar:

“Cuando te acercas a dos personas platicando, puedes ser percibido en una de dos formas. Si los pies de tus dos colegas se quedan en su lugar y tuercen sólo el torso superior en tu dirección, no quieren unirse a tu conversación. Pero si sus pies se abren para incluirte, sabes que estás invitado/a a participar.”

Para saber si las conversaciones terminaron, nos aconseja esto: “cuando estés hablando con un compañero de trabajo que parece ponerte atención y que cuya parte superior está inclinada hacia ti, pero sus piernas y pies están viendo a la puerta, la conversación ha terminado. Sus pies te están diciendo que quiere irse. La posición de los pies pueden ser reveladoras aunque estén cruzadas las piernas."

2. Sonríe, te hará más feliz.
Sonreímos porque somos felices, pero, ¿funciona de manera contraria?

Los investigadores de la Universidad de Cardiff piensan que sí. Las personas que sonríen, sin sentirse realmente felices, puede hacerlos aún más felices, dice Michael Lewis, co-autor del estudio.

“Parece que la manera en la que nos sentimos respecto a nuestras emociones no depende sólo de nuestro cerebro, hay partes de nuestro cuerpo que ayudan a reforzar los sentimientos que estamos teniendo.”

Ser capaces de sonreír bien es otra historia. Por ahora, intenta sonreír en el baño o en otro lugar silencioso antes de una conversación difícil, entrevista laboral o junta. Te hará sentir más exitoso.

3. Practica las “poses de poder” de Amy Cuddy antes de juntas importantes.
Practica tres diferentes poses de poder durante 2 – 3 minutos antes de tener una conversación importante.

Pruébalos la próxima vez en un lugar silencioso y observa si tienes los mismos resultados.

4. Vuelve a alinear tu cuerpo cuando tengas una conversación.
Otro tip de Goman es que si tratas de cambiar tu posición al tener una plática, serás capaz de reducir la tensión en conversaciones y llegar a soluciones más rápidas.

“Si físicamente te alineas con esa personas (parado, sentado hombro con hombro en la misma dirección) podrás calmar la situación.”

5. Baja tu voz respirando profundamente.
Aunque este no sea un tip específico para la postura corporal, es uno de mis favoritos. Los hombres y mujeres con voces más profundas es más seguro que lleguen a posiciones de liderazgo y se perciben como una autoridad.

Para bajar tu voz, especialmente antes de una entrevista, trata de tomar algunas respiraciones profundas. Relajará tu garganta, la cual generalmente se contrae y eleva el tono de tu voz.