Consultoría

6 tips para ser un madrugador

Tal vez el sonido de la alarma nunca llegue a gustarte, pero sigue estos consejos para que sea más fácil levantarte por las mañanas.
6 tips para ser un madrugador
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Todos hemos escuchado el dicho de “Al que madruga Dios lo ayuda” pero ¿qué pasa si realmente odias madrugar? Todavía tienes esperanzas. Aunque no ames el sonido de tu alarma a las 5:00 a.m. hay algunas cosas que puedes hacer para que toleres esos momentos.

Hay personas que son consideradas búhos nocturnos (20%), otras son madrugadoras (10%) y las demás están en un punto intermedio (70%). ¿Qué es mejor, ser un búho o un madrugador?

1. Madrugadores: Son más activos por la mañana, sobre todo rinden a partir de las 9:00 a.m.
Búhos nocturnos: No rinden sino hasta las 9:00 p.m. además, no están muy conectados a la materia blanca de su cerebro, un síntoma psicológico que relacionado a la depresión.   

¿Cómo puedes ser un madrugador?

2. Haz ejercicio. Si aumentas la temperatura de tu cuerpo te sentirás más despierto. La temperatura se mantendrá elevada durante cuatro o cinco horas. Los estudios han mostrado que hacer ejercicio a las 7:00 a.m. baja la presión arterial un 25%, haciendo más fácil que puedas dormir.

3. Evita la luz artificial. Nuestros cerebros tienen glándulas pineales que producen melatonina cuando nuestros ojos dejan de percibir la luz. La melatonina es un químico natural que nos ayuda a dormir.

La luz artificial por las noches retrasa la activación de esta glándula y con el tiempo hace más difícil que produzcamos melatonina lo cual (al contrario del ejercicio) hace más difícil que te duermas.

4. Come proteínas durante el día y toma leche por la noche. La proteína es difícil de digerir, por eso es buena durante el día. Si lo comes en la noche esa misma digestión puede arruinar tu ciclo de sueño. La leche por otra parte tiene mucho triptófano, una sustancia que induce el sueño, por eso es muy buena para finalizar tu día.

5. No tomes siestas. Las siestas de más de 25 minutos pueden dificultar que te duermas por las noches.

6. Deja tu habitación sólo para dormir. No trabajes ahí, de esa forma tu cerebro reconocerá tu cama como un estímulo para dormir.

7. Deja atrás los químicos. La cafeína puede ayudarte por las mañanas, pero te dará problemas en las noches. Deja de tomarla de cuatro a seis horas antes de acostarte. Eso incluye el chocolate, té y hasta el café descafeinado.

La nicotina es tan adictiva que tu cuerpo la desea aun cuando estás dormido, eso provoca insomnio y poco descanso.

El alcohol puede ayudarte a dormir más rápido, pero no es bueno para un sueño profundo. Esta substancia provoca dolores de cabeza, sudores, pesadillas y que te despiertes mucho. Es mejor evitar estas bebidas seis horas antes de acostarse. Para reducir los efectos ten un vaso de agua junto a tu cama.

Trucos para despertarse: apps de alarmas.

Puedes probar diferentes aplicaciones que cuiden tu ciclo de sueño para que despiertes poco a poco, otras tienen operaciones matemáticas o rompecabezas para despertarte y algunas otras te permiten poner tu lista de canciones favoritas para que te despiertes con lo que más te gusta.