Emprendedores

4 lecciones de liderazgo de emprendedoras

Las mujeres de la Generación Y son más seguras de sí mismas y están listas para ser líderes de sus propias empresas.
4 lecciones de liderazgo de emprendedoras
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuidado mundo, hay una nueva de raza de emprendedoras: las millennials que están innovando en las industrias, creando nuevos productos y básicamente cambiando el mundo. Lo que más admiro de mis compañeras emprendedoras es que lo están haciendo bajo sus propias reglas.

En el pasado, las mujeres sentían que debían tener ciertas características masculinas para ser exitosas. Éste no sigue siendo el caso. En lugar de eso, las mujeres de la Generación Y están aceptándose y no se disculpan por eso. Hay muchas lecciones de liderazgo que puedes aprender de estas veinteañeras empresarias. Aquí están las más importantes.

Humaniza tu negocio. El porqué del negocio es casi tan importante como el qué. Especialmente con las redes sociales, la historia y el razonamiento tras las decisiones empresariales son importantes no sólo para tus clientes, sino también para tus empleados. La explicación extra crea una cultura de lealtad.

“No ser directo es un error enorme”, dice Andi Atteberry, fundadora de Blingstring. “Cuando trabajaba para personas que no aclaraban bien las cosas y eso me afectaba personalmente, dejaba de confiar y guardaba resentimientos”.

Acepta tu inexperiencia. La ignorancia es una dicha. Zoe Barry, fundadora y CEO de ZappRx, una startup del cuidado de la salud que les da a los consumidores mayor control en el proceso de prescripciones, fue capaz de recaudar un millón de dólares sin tener algún tipo de historial.

“Realmente no sabía lo difícil que sería juntar el capital inicial, estuve 18 meses sin salario o garantías”, dijo. “No me di cuenta del tamaño del reto frente a mí, asumí que podía hacerlo. Confié en mi intuición y persistencia e hice una apuesta sobre mi historial”. Ser nuevo en una industria te da la ventaja de una perspectiva fresca, puedes a veces ver las fallas que otros no porque han estado pegados al mismo status quo durante mucho tiempo. Dicho eso, los emprendedores de la Generación Y usualmente entienden que no lo saben todo. Para ser exitosos deben pedir ayuda y traer a expertos cuando se necesite.

Sé tú mismo. Ser un emprendedor es trabajo duro, sacar tu negocio de la tierra es un proceso largo y difícil. Es mejor disfrutar el viaje divirtiéndote y siendo auténtico. Es menos trabajo si comienzas un negocio que represente tu personalidad y las cosas que te apasionan. La deslumbrante línea de spray de pimienta de Blingsting no sólo es vendida en más de 250 boutiques pequeñas, sino también en tiendas grandes. El éxito de la marca ha probado que el negocio no debe ser tan serio.

“Tenemos un producto que las niñas aman, tomamos buenas decisiones laborales y lo estamos dando a conocer” dice Atteberry. “Personalmente creo que no hay nadie mejor para dirigir este tipo de empresa que una rubia que usa palabras como seriamente y totalmente en exceso”. Trata de divertirte con eso, si no lo haces, las probabilidades son que seas el dueño de un negocio triste.

Aduéñate de tu éxito. Las mujeres son notorias por no hacerse responsables de su triunfo. Esta nueva generación de emprendedoras trabaja duro y no tiene miedo de los logros.

“Las mujeres a veces sienten que no merecen el éxito y se disculpan por ello”, dice Sheena Sujan, fundadora y directora creativa de su propia línea de bolsas de piel de lujo que compran las celebridades. “¡Las mujeres no deberían disculparse por ser exitosas! Deberíamos tener confianza sobre el triunfo y no atribuírselo a la suerte”.

Como emprendedora, debes tener confianza y estar orgullosa de tu éxito. Esta actitud es infecciosa y continuará impulsándote hacia delante.