Consultoría

Tips para proyectar confianza

Aprende a presentar tu idea y negocio con mayor seguridad. Te servirá para conquistar clientes e inversionistas.
Tips para proyectar confianza
Crédito: Depositphotos.com

Ya sea que estés "cortejando" a inversionistas potenciales o en una junta haciendo una presentación ante tu equipo, necesitas proyectar confianza. La seguridad en ti mismo muestra a los demás que crees en tu idea de negocios, lo que te ayudará a venderla más efectivamente.

De hecho, a veces la forma en que presentas la idea importa más que la idea en sí. “La energía emocional y el lenguaje no verbal es más importante que el contenido”, dice Blake Eastman, emprendedor serial y fundador de una firma de consultoría que ofrece clases de lenguaje corporal a líderes de negocios. “Los inversionistas comúnmente hablan de invertir en las personas, no en las ideas”.

Para aprender a parecer confiado debes ser congruente, lo que significa que la forma en que te ves y suenas debe empatar con lo que dices. Por ejemplo, si estás hablando sobre la característica más emocionante de tu producto, tu expresión debe ser motivada, tu voz enérgica y tu cuerpo estar en movimiento.

“La congruencia es la habilidad de realmente creer lo que dices”, afirma Eastman. Se trata de estar completamente comprometido con tu mensaje –emocional e intelectualmente. Esta convicción es difícil de conseguir, pero puedes lograrlo simplemente practicando y estando consciente de ello.

Por eso, te compartimos algunos consejos para verte (y sentirte) más confiado:

1. Grábate practicando… y ve el video
Ver tu performance es la forma más fácil de reconocer tus problemas y notar mejoras. “Al analizar el video encontrarás momentos en los que no estás siendo congruente”, dice Eastman.

Conforme ves tus grabaciones, busca aquellas actitudes que te parezcan extrañas o poco convincentes. Observa si pierdes el contacto visual y monitorea el entusiasmo en tu voz y cuerpo. Intenta recordar qué estabas pensando o sintiendo durante los momentos débiles. Identificar estas dudas o ansiedades te ayudará a superarlas.

2. Recuerda de memoria tu presentación
Cuando estás presentando una idea, es fácil perder tu pasión y el hilo de los argumentos cuando te metes demasiado en los detalles. Para verte realmente confiado, aléjate del PowerPoint y de las hojas de notas. “El pitch debe venir de la emoción”, dice Eastman. “Eso es lo más efectivo: cuando la gente habla desde el corazón”.

Imagínate que estás en un bar contándole a un amigo qué hace tu empresa y por qué importa. “Muestra tu convicción y creencia en el producto”, dice Eastman. Esta energía emocional genera mayor confianza e inspira a otros para que crean en tu proyecto.
 
3. Empata tus emociones con tu lenguaje corporal
“El movimiento es increíblemente importante”, dice Eastman, en especial cuando se trata de convencer a los demás de tu confianza en ti mismo. Los movimientos físicos que empatan con tu mensaje atraen la atención de una manera más efectiva y convincente.

En tu presentación, compromete tu cara, tus manos y tu cuerpo para comunicar un punto. Si estás emocionado, podrías caminar o exagerar los gestos; si estás comunicando un problema, podrías mantenerte más quieto y bajar tu tono de voz. “Debe haber un cambio conforme hablas de emociones diferentes”, afirma Eastman.
 
4. Actúa sin dudas
Cuando hablas con los demás, parecer decidido es esencial. “La confianza realmente se expresa en movimientos de A a B”, dice Eastman, lo que significa que la gente confiada no muestra dudas al actuar. La duda hace que los movimientos sean menos fluidos, lo que señala una falta de confianza.

Practica actuar en un solo movimiento fluido. Pregúntate qué es lo peor que puede pasar si simplemente lo haces y qué es lo que te hace dudar. Responder estas cuestiones te ayudará a superarlas.