Finanzas

3 decisiones que cambiarán tu vida financiera

Descubre cómo estas tres opciones pueden enmarcar tu perspectiva e influenciar tus probabilidades de éxito.
3 decisiones que cambiarán tu vida financiera
Crédito: Depositphotos.com

No hay nada peor que una persona rica que siempre está enojada. No hay excusa, pero veo este fenómeno todos los días. Esto pasa debido a una vida extremadamente desbalanceada en la que hay muchas expectativas y no tanta apreciación. Sin gratitud y apreciación por lo que tienes nunca te sentirás completo. Pero, ¿cómo puedes tener equilibrio en tu vida?

Durante casi cuatro décadas he tenido el privilegio de ayudar a la gente, incluyendo a los hombres y mujeres más poderosos. En general, me he dado cuenta que prácticamente en cada momento la gente toma tres decisiones clave que determinan la calidad de sus vidas.

Si tomas estas decisiones inconscientemente, terminarás como la mayoría que tiende a estar fuera de forma, emocionalmente cansados y estresados por el dinero. Si tomas estas decisiones de manera consciente, puedes literalmente cambiar el curso de tu vida.

Decisión 1: Elige con cuidado en qué enfocarte. En todo momento, millones de cosas compiten por tu atención. Puedes enfocarte en las que están pasando ahora mismo o en lo que quieres crear para el futuro. O puedes pensar sólo en el pasado. A lo que le das importancia y tus patrones al hacerlo es lo que le da forma a tu vida. ¿En qué área piensas enfocarte más, lo que tienes o lo que te falta?

Estoy seguro que piensas en ambos lados de la moneda, pero si examinas tus pensamientos habituales, ¿en qué pasas más tiempo? En lugar de enfocarte en lo que no posees y guardarle rencor a los que tienen más que tú, tal vez debas darte cuenta que tienes mucho que agradecer y la mayoría de esas cosas no tienen que ver con el dinero.

Desarrollar un hábito para apreciar todo lo que tienes puede crear un nivel de bienestar emocional. Pero la verdadera pregunta es, ¿te das el tiempo necesario para estar agradecido en cuerpo y alma? Ahí es donde la alegría y la felicidad se encuentran. ¿Tiendes a enfocarte más en lo que puedes controlar o en lo que no? Si haces lo segundo estarás más estresado. Puedes influenciar muchos aspectos de tu vida pero no puedes controlarlos.

Decisión 2: Descubre, ¿qué significa todo esto? Al final, la forma en la te sientas respecto a tu vida no tiene nada que ver con los eventos o tu situación financiera y lo que te haya pasado. Tu calidad de vida está controlada por el significado que le des a estas cosas. La mayoría del tiempo no estamos conscientes del efecto que tiene nuestro inconsciente cuando le damos cierto significado a los eventos.

Cuando algo desajuste tu vida (un accidente de coche, problema de salud, perder un trabajo) ¿tiendes a pensar que es el final o el principio? Si alguien te confronta, ¿esa persona te está insultando, entrenando o realmente le importas?

Normalmente durante mis seminarios pregunto: “¿cuántos de ustedes conocen a alguien que esté tomando antidepresivos y siguen deprimidos?”. Casi siempre un 85 ó 90 por ciento levantan la mano. ¿Cómo es esto posible? Las drogas deberían hacer que la gente se sintiera mejor, pero sin importar cuánto se drogue una persona, si se enfoca constantemente en lo que no puede controlar en su vida seguirá deprimida.

Pero si esa persona le encuentra un significado a la vida y entiende que ciertas cosas deben pasar, será más fuerte que cualquier individuo. Un cambio de enfoque y de significado puede alterar la bioquímica de alguien en minutos. Recuerda: el significado es igual a emoción y la emoción es igual a vida.

Decisión 3: ¿Qué harás? Las acciones que tomes están formadas por el estado emocional en el que te encuentres. Si estás enojado, te vas a comportar muy diferente que si te sientes emocionado.

Si quieres darle forma a tus acciones, la manera más rápida es cambiando tu enfoque y ese significado en algo más poderoso.

Algunas personas expresan el enojo silenciosamente, otros lo hacen muy fuerte o de manera violenta. Pero algunos lo guardan para encontrar la oportunidad de vengarse en algún momento.

Es importante que estés consciente de estos patrones cuando te sientas frustrado, solo o triste. No podrás cambiarlos si no estás consciente de ellos.