Franquicias

Holy Sheep: Diseño personalizado

Esta franquicia ofrece más de 44 mil imágenes para imprimir en camisetas. Además da al cliente la posibilidad de crear la suya.
Holy Sheep: Diseño personalizado
Crédito: Depositphotos.com

¿Qué hizo Starbucks para triunfar un mercado tan competido? Entre otras cosas, ser una de las cafeterías pioneras en ofrecer a los consumidores bebidas totalmente personalizadas. Esta misma estrategia es la que muchas empresas han aplicado para tener éxito: darles a sus clientes la oportunidad de comprar productos y servicios a su medida.

Con esa idea en mente, Gonzalo de Pavia y Ricardo Compeán fundaron Holy Sheep. En sus locales (que comúnmente son de espacios reducidos, aproximadamente de dos por dos metros cuadrados) venden playeras de calidad con imágenes originales y personalizables. A diferencia de la mayoría de las tiendas donde los clientes pueden elegir entre cuatro y 10 modelos de t-shirts prediseñados, en Holy Sheep tienen más de 44 mil opciones de diseños con frases especiales y dibujos para imprimir.

¿Y cómo lograron su amplia oferta que va desde caricaturas de presidentes y piezas prehispánicas hasta memes y personajes de la cultura popular? Conscientes del gran talento que existe entre los diseñadores mexicanos, los emprendedores les brindan un interesante escaparate para subir sus diseños, recibiendo un buen porcentaje de las ventas de las camisetas que los porten.

Pero ésa no es la mayor (o la única) ventaja de Holy Sheep. En sus locales, los usuarios también se convierten en creadores, dándoles la posibilidad de idear sus propias playeras. “Además de poner a prueba su creatividad, el consumidor puede elegir entre 12 modelos de t-shirts diferentes, lo cual es mucho para esta industria: lo hace más personal y además reduce los costos, pues al final no tienes que rematar lo que te haya sobrado”, sostiene Compeán.

La impresión la hacen a partir de un software que permite imprimir sobre la ropa. Sin embargo, el método que utilizan, llamado sublimación, es muy delicado y es fácil manchar las prendas, razón por la que no muchas compañías se atreven a hacerlo. Pero, si se hace correctamente, el cliente puede recibir en menos de cinco minutos la camiseta que recién diseñó.

Desde un principio, los empresarios apostaron por el modelo de franquicia para expandir su marca, pues es un negocio práctico y fácil que se puede replicar en cualquier parte. El pasado 15 de diciembre inauguraron su primera unidad franquiciada en Plaza Altaria en la ciudad de Aguascalientes, donde, gracias a tablets gigantes, las personas pueden editar sus diseños haciendo el proceso divertido e interactivo.

Hoy Holy Sheep vende más que camisetas divertidas y únicas, también tiene 30 modelos de carcasas para celular (con los mismos diseños de las t-shirts) y cuenta con una página de internet que ofrece servicio a domicilio. A la par de dos nuevas unidades que operan como franquicias (Aguascalientes y Distrito Federal), la startup está apostando por atraer el interés de inversionistas y franquiciatarios. 

“Lo más difícil de emprender es atreverte a hacer algo sin saber cuál será el resultado. Nosotros apostamos por la ropa porque sabemos que es algo que la gente usa siempre y cuando ves que a pesar de los pequeños defectos siguen apostando por tu marca es cuando le demuestras a los inversionistas que tienes un producto que se va a seguir vendiendo”, afirma Gonzalo.