Recursos Humanos

10 frases que debes decir a tus empleados?

Para motivar a tu equipo y mejorar su desempeño procura expresar estas palabras. (Nota: sólo dilas si las sientes y crees).
10 frases que debes decir a tus empleados?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En un post pasado, hablamos de las 14 frases que no debes decir a tus empleados. Ahora, hablaremos de aquellas que, como líder, es recomendable que expreses para aumentar la moral de tu equipo y mejorar el clima laboral de tu empresa. Toma nota:

 1. Gracias
?Probablemente se trate de la palabra más poderosa. Cuando un colaborador realice una tarea (sin importar que sea parte de su trabajo), nunca dejes de darle las “Gracias”. Los empleados realmente aprecian que agradezcan su tiempo y esfuerzo. Recuerda que expresar tu agradecimiento hará que las personas que trabajan contigo se sientan valoradas. No pierdes nada haciendo de esta expresión un hábito; al contrario, ganas mucho. ?

 2. Perdón?
No hay líder que inspire más confianza que aquel que es capaz de admitir sus errores y pedir una disculpa a aquellos que hayan sido afectados. Si te equivocaste, pide perdón. No esperes a que las cosas se enfríen o se olviden (lo cual nunca pasa). Un perdón dicho a tiempo puede eliminar rencores y asperezas en el futuro. Además, esta palabra refleja humildad y auto reflexión: dos características clave de los líderes exitosos. ?

 3. Tienes razón?
Como jefe, es posible que sientas la tonta necesidad de tener la última palabra, aunque en el fondo sepas que no estás en lo correcto. Esto es un grave error. Decirle a alguien “tienes razón” le hace saber que a) lo escuchaste con atención, b) tienes la seguridad necesaria para cambiar de parecer y c) confías en tu equipo. Admitir que la otra persona acertó y que tú fallaste es esencial para lograr tus objetivos. No sólo aumentarás la moral de tu gente, sino que podrás encontrar nuevas soluciones a viejos problemas. ?

 4. Eres muy valioso/a
?De vez en cuando es importante que hagas saber a tus colaboradores que aprecias su trabajo y actitud. No uses esta frase como un arma para convencer a alguien de que se quede en tu empresa o se sienta contento con un pésimo salario. Sólo utilízala cuando lo sientas de corazón y creas que la persona debe saberlo. Hacer del conocimiento del otro que lo valoras y que es imprescindible para el buen funcionamiento de la organización puede convertirse en el mejor motivador. ?

 5. ¡Bien hecho!?
Cuando alguien en tu equipo logre un objetivo, termine una tarea o cierre una negociación debes felicitarlo. Reconoce su trabajo individual y sé sincero con él o ella. Esta frase (acompañada de una palmadita amigable en la espalda) podría ser lo que tu empleado esté deseando después de alcanzar una meta. Siempre haz hincapié en los aciertos y promueve este tipo de conductas. Si no expresas ni un “bien hecho”, tus empleados podrían sentirse confundidos y pensar que no aprecias sus contribuciones. ?

 6. No hay problema
?Esta frase, aunque es un poco fría, puede ser suficiente para cuando alguien te pide un permiso o comete un error. Si un empleado quiere, por ejemplo, salir un rato de la oficina para ir al banco o al partido de futbol de su hijo, expresar que no hay problema puede ser muy poderoso. Asegurar que estás de acuerdo con dar permisos, te otorgará la imagen de un líder flexible. Asimismo, al decir esto cuando alguien cometió una equivocación, puede ser más que suficiente para que en tu equipo haya apertura a equivocarse. Recuerda que la prueba y el error son los elementos básicos que facilitan la innovación. ?

 7. Sigue así?
¿Alguien en tu equipo hizo un buen trabajo o tuvo una actitud acertada? Agradécelo y motiva el que continúe por ese camino. Esta frase es simple pero puede crear un efecto en cadena que realmente será beneficioso para tu organización. Expresar un “sigue así” te ayudará a establecer pautas de ética y puntos medulares de la cultura empresarial. Por ejemplo, si un empleado logró cerrar una venta porque fue perseverante y dio buen seguimiento al cliente, decirle que continúe con esa forma de trabajar lo motivará a repetir ese acto. ?

 8. Por favor?
Cuando niños, nuestras mamás constantemente nos enseñan: “¿Cómo se dice?” y la respuesta es “Gracias” o “Por favor”. Más allá de la educación, estas frases son claves por el efecto que tienen sobre quien las dice y recibe. En el caso de “por favor”, estás destacando que, aunque sea responsabilidad de la persona hacer cierta tarea, pedirlo de buena manera cambia tanto su enfoque como su realización. Al igual que te decía tu mamá, recomendamos usar esta frase en tu día a día. Verás cómo cambia la actitud de tus colaboradores cuando les pides las cosas de manera cordial.
  ?
 9. ¡Adelante!
?Pocas cosas desmotivan más a los empleados que escuchar eternamente “no es el momento”, “no se puede”, “no hay dinero” o “me gustaría apoyarte, pero...”. Cuando alguien de tu equipo te presente una nueva idea o proyecto, primero escúchala con atención y no te cierres a cualquier posibilidad. Después, evalúa si es ejecutable y de ser así, di “¡adelante!”. Esta palabra no sólo demuestra tu apertura a la innovación y a cambiar paradigmas, sino tu confianza en la gente que trabaja contigo. ?

 10. Confío en ti ?
Todos sabemos lo que implica esta frase: mucha responsabilidad y empoderamiento. Cuando le expresas a alguien tu confianza, estás dejando en sus manos algo importante, así como tu creencia de que puede hacerlo con éxito. Considera que este valor (la confianza) es la base para delegar y construir trabajo en equipo.