Startups

10 claves para convertir tu idea en realidad

¿Estás arrancando una startup? No es un desafío fácil de superar y tendrás que ser muy persistente para lograrlo.
10 claves para convertir tu idea en realidad
Crédito: Depositphotos.com

La mayoría de las startups arrancan operaciones sin inyecciones de capital de grandes inversionistas. Las posibilidades de obtener fondos antes de empezar son pequeñas, así que si realmente quieres hacer que tu idea se haga realidad, tendrás que usar tu propio dinero para después buscar inversionistas. No es fácil, pero es muy gratificante en el ámbito personal y financiero, y te permitirá mantener el 100 por ciento de propiedad de tu idea.

Conoce 10 claves para ayudarte a alcanzar el éxito:

1. Investiga muy bien tu mercado y competencia
Antes de lanzarte a emprender debes asegurarte de que de hecho exista una oportunidad de negocios real. ¿Tu producto o servicio ya existe en el mercado? Si hay competencia, ¿cómo te diferenciarás ante los consumidores? ¿Qué te hace ser una mejor opción para ellos?

Los emprendedores exitosos se aseguran al 100 por ciento de tener un producto o servicio ganador antes de lanzarse a concretarlo.

2. Crea un modelo de negocios que produzca ingresos rápidamente
Si vas arrancando, lo primero que debes hacer es asegurarte de tener un negocio que genere ingresos rápidamente. Si no, estarás acabado cuando te acabes tus ahorros. Necesitas tener flujo de efectivo constante.

3. Maneja tus relaciones públicas (RP)
Las startups necesitan mucha exposición, por eso periodistas y agencias de medios reciben sus paquetes de información todo el tiempo. Ellos no quieren hablar con un ejecutivo de cuentas de una agencia de RP, ¡quieren hablar contigo! Están mucho más interesados en platicar con el fundador de un negocio que con un representante porque quieren escuchar tu historia. Empieza a contactar periodistas y agencias personalmente.

4. Haz que tus primeros clientes puedan generar “ruido”  
Las personas aman probar nuevas tecnologías y demostrar que son usuarios cool y trendy a través de sus redes sociales. Genera maneras para que tus early adopters puedan “presumir” que te están usando.

Permíteles tener cupones de descuento al compartir tu sitio web en sus redes sociales o pídeles que usen un hashtag y periódicamente selecciona un ganador de servicios o productos gratuitos. Puedes compartir imágenes de tus usuarios usando sus premios en las redes de la compañía. Apelar al narcisismo de las personas te puede ayudar a crear una relación con tu marca.

5. Deja que tu sitio web crezca contigo  
Lo veo todo el tiempo: una startup invierte en una página web increíble pero se queda sin dinero para marketing una vez que está operando. Usan todo su capital semilla en un sitio que no tienen manera de mercadear y se unen a las estadísticas del 80 por ciento de las empresas que fracasan en sus primeros 18 meses. 

Si estás arrancando con un presupuesto limitado, puedes usar sitios web prefabricados en lo que tu negocio cobra fuerzas. Una vez que ya tengas flujo de efectivo gracias a un buen modelo de negocios, entonces ya puedes actualizar tu página.

6. Lanza campañas creativas
No se trata de tener grandes fondos para hacer campañas de mercadotecnia exitosas, solamente necesitas creatividad. Un gran ejemplo es Newcastle Brown Ale y su video sobre cómo hacer un comercial para el Super Bowl con Anna Kendrick. En realidad no pudieron pagar tiempo en el evento deportivo, pero lanzaron un video de cómo pretendían conseguirlo. El anuncio se hizo viral y se convirtió en un éxito.

7. Registra cada centavo que gastes
Tener control sobre el dinero que gastas es crucial para tu negocio. El dinero se acaba rápidamente cuando lanzas una empresa y una contabilidad descuidada puede significar la muerte. Hay programas como QuickBooks o Mint que te pueden ayudar a mantener el control del dinero que gastas. No hay excusas para no tener un buen control.

8. Reduce los gastos personales lo más que puedas
Cuando se está arrancando un negocio, no se tiene un salario confortable, al contrario, debes estar preparado para cortar con todos los gastos que sean excesivos. Sustituye el automóvil por transporte público, consigue un roomate para reducir los gastos en el hogar, prepara tu comida y tu café en lugar de comer afuera, en fin, estudia tus estados de cuenta de los últimos meses para analizar en dónde tienes que cortar gastos.

9. Al principio, haz todo lo que puedas tú mismo
Hay una gran diferencia entre los trabajos que no puedes hacer y aquellos que no quieres hacer. Si la tarea requiere conocimiento técnico que no tienes, entonces, por supuesto, contrata a alguien. Pero si se trata de algo que si puedes hacer pero no te atrae, entonces sólo estás generando un gasto innecesario.

Un amigo mío quería pintar su oficina y cotizó el servicio en 10,000 pesos. Decidió contactar a sus amigos y por el costo de la pintura y pizzas, consiguió lo que quería por varios miles de pesos menos.

10. Sé persistente y no te rindas
Como emprendedor, tendrás que enfrentar muchos obstáculos cuando arranques tu negocio. Los proveedores y vendedores no siempre se muestran muy emocionados de trabajar con compañías nuevas y a veces es difícil generar esa confianza. Tienes que ser persistente, crear conexiones y relaciones. No tomes los rechazos de manera personal porque es seguro que te sucederán.

Arrancar un negocio no es fácil. Honestamente es un gran desafío, pero no es imposible.