My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Columnas

Por qué no debes querer cambiar el mundo

Si quieres tener un impacto global, lo último en lo que tienes que pensar es en cambiar este planeta.
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Últimamente, en el mundo startup –especialmente en el sector de emprendimiento social– existen algunas ideas románticas que plantean que el objetivo de cualquier emprendedor debe ser “cambiar al mundo” o “hacer del mundo un lugar mejor.”

Estas frases suenan lindas, pero hay algo que simplemente no me convence de ellas. ¿Por qué lo digo? Enlisto mis razones a continuación:

Decir algo muchas veces hace que pierda su significado

Si bien detrás de esta idea se encuentra una buena intención, algo sucede que, cuando una palabra o frase se repite demasiado, el sentido se desvanece. De alguna manera, lo que se dice pierde algo de valor y se convierte en algo que se pronuncia por inercia pura más que por convicción. La serie Silicon Valley hace una excelente sátira de este punto al burlarse de cómo las startups, sin importar lo que hagan, plantean estar “construyendo un mundo mejor” incluso si su función es diseñar un programa para bajar música de internet con mayor rapidez.

Entonces, querer “cambiar al mundo” se convierte una frase que pierde fuerza, y en lugar de transmitir convicción y una misión fuerte, hace que las empresas parezcan ingenuas o desconectadas de la realidad.

No pienses en grande

En su libro De Cero a Uno,  Peter Thiel plantea que para tener un emprendimiento exitoso es preciso empezar por resolver un problema local, es decir atender un nicho específico, en lugar de querer comerse el mundo.

Esto no implica que debamos dejar la ambición a un lado, ni tener bien claro hacia dónde queremos que se dirija nuestro emprendimiento. Más bien, quiere decir que debemos ser puntuales a la hora de desarrollar nuestra estrategia de negocio, o en el caso de un emprendimiento social, de impacto.

Relacionado: De cero a uno: cómo construir el futuro

Por ejemplo: hace unos días me reuní con algunos amigos del sector social para ver qué tipo de proyecto podíamos gestionar que tuviera un impacto positivo. Empezamos a pensar en los problemas del país que más nos interesaría atacar, y después vino la etapa de proponer soluciones.

Cuando tenemos una idea, es muy fácil dejarnos llevar y pensar cómo podría impactar en el ámbito global.  Sin embargo, cuando empezamos a pensar en ese nivel, surgen miles de obstáculos y variables nos pueden hacer pensar que el proyecto es inviable.

Por esta razón, todo emprendedor que se inicia en este mundo debería evitar querer  “cambiar el mundo”  y enfocarse en pensar cómo resolver un problema específico, atender a un nicho de la población, comenzar a un nivel que le permita aprender lo que funciona y no funciona de su modelo. Sólo así podrá para y tener pequeñas victorias que le permitan empezar a escalar y generar un cambio mayor. 

Moraleja: una vez que domines un nicho, expándete.

En lugar de cambiar el mundo, proponte volverte un experto en resolver un problema muy puntual, encuentra un problema que consideres clave y no descanses hasta ver cómo lo puedes resolver primero en tu barrio, colonia o ciudad.

Cuando empieces a tener victorias a nivel local, la propia inercia de tu trabajo te permitirá ir más allá; te abrirá puertas que te permitirán trabajar a mayor escala.

Irónicamente, sólo así, atendiendo los problemas locales, tendrás la mejor oportunidad para cambiar al mundo.

Keep Reading

Mexico Desconocido

San Miguel de Allende y Atotonilco, Patrimonio Cultural de la Humanidad

La UNESCO inscribió aquí dos lugares: la ciudad de San Miguel de Allende, situada a 77 kilómetros al oriente de la ciudad de Guanajuato, y el Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco, 12 kilómetros al norte de San Miguel.
Nupcias Magazine

Ideas para tu boda temática inspirada en Game of Thrones

Wedding is Coming! Con pequeños detalles puedes llegar a tu boda como la Reina de Westeros.
Cine Premiere

Taquilla global: Hellboy no prendió fuego

¿Cómo le fue al reboot de Hellboy en su primer fin de semana en la taquilla mundial? Aquí los decepcionantes resultados.
Altonivel

El petróleo alcanza precios máximos de seis meses

El Brent supera los 74 dólares ante el fin de las excepciones al embargo de petróleo decretado por Estados Unidos sobre Irán.

More from Entrepreneur

Brittney's a Certified Financial Planner who can help you manage your business and personal finances and navigate the ups and downs of starting a business.
In as little as seven months, the Entrepreneur Authors program will turn your ideas and expertise into a professionally presented book.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur