Recursos Humanos

¿Tu espacio de trabajo es poco saludable?

Desde actitudes venenosas hasta sedentarismo y alimentos chatarra, conoce los errores que afectan la salud de tus empleados.
¿Tu espacio de trabajo es poco saludable?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El fin del calendario anual generalmente da pie a establecer nuevas metas profesionales y personales para el próximo año.

Keas, una firma especializada en la salud y el engagement de los empleados, realizó un estudio donde encontró varias “minas” de la salud que retan a los trabajadores que están intentando comer más sano, reducir el estrés y ponerse en forma (que son algunos de los propósitos más comunes para año nuevo). Estos propósitos incluso superan a ganar más dinero en los siguientes 12 meses.

Los empleados quieren que las empresas los ayuden a cumplir estas metas de bienestar, ya sea con programas de salud corporativos o accesos a gimnasios y clases de fitness. Si tu presupuesto te dificulta implementar estas soluciones, al menos asegúrate que tu espacio de trabajo esté libre de estos elementos:

Sentarse todo el día. Está bien documentado que un estilo de vida sedentario (que incluye estar sentado varias horas al día) no es bueno para la salud. El CEO de Keas, Josh Stevens, dice que algunas de las soluciones son los escritorios “de pie”, pero que pocas empresas los ofrecen. Otra opción es motivar a tus empleados a levantarse, moverse, estirarse y caminar a lo largo de la jornada. En Keas, Stevens es predicador de esto e invita a su equipo a también hacerlo, caminando y subiendo escaleras.

Cultura venenosa. El chisme en la oficina y la falta de trabajo en equipo y camaradería también son factores que influyen en la salud del espacio laboral. Estos indicadores de una cultura empresarial mediocre pueden contribuir al estrés y la ansiedad. Después de todo, ¿quién quiere trabajar en una oficina con gente desagradable?

La solución: Impulsa la interacción entre las personas. “Cuando la gente trabaja junta y no interactúa, es fácil que pierdan la vista de lo que es más importante en una empresa: su capital humano. Cuando reúnes a tu equipo en eventos y activamente creas más oportunidades para que interactúen, se conocen entre ellos y se preocupan por su bienestar”, dice Stevens. 

Comida poco saludable. De pollo frito en el comedor de la empresa a platos de brownies y galletas en las reuniones, la mayoría de las oficinas están llenas de comida chatarra. Reemplázala con alimentos saludables como frutas y ensaladas. Si tienes comedor en tu compañía, procura que se sirvan platillos sanos y balanceados.

Falta de liderazgo. Los empleados necesitan sentir que su trabajo importa y que son relevantes para la empresa. Los empresarios y managers deben reflejar esos valores en sus tratos día a día con los empleados. Desarrolla formas de recompensar y reconocer los comportamientos que deseas reforzar, y establece el tono con tu propio comportamiento y con la forma en que tratas a los demás.