Consultoría

Claves para entrenar una mente exitosa

¡Tu cerebro es la llave del éxito! Te mostramos las herramientas que te permitirán dominarlo para alcanzar tus metas.
Claves para entrenar una mente exitosa
Crédito: Depositphotos.com

¿Alguna vez te has preguntado cómo Google se convirtió en el gigante que es hoy? ¿Cómo Mark Zuckerberg pasó de ser un estudiante destacado a un genio empresario? ¿Qué pensarías si te dijéramos que la clave del éxito–ésa que permitió que Google y Zuckerberg se consolidaran en el mundo de los negocios– está a tu alcance y tiene que ver con tu habilidad para dominar tu cerebro?

No es broma. El cerebro de una persona exitosa no se caracteriza únicamente por tener un coeficiente alto. John Coates, especialista en neurología cognitiva y del comportamiento de la Universidad de Cambridge, asegura que el éxito de un individuo no tiene que ver con su coeficiente intelectual o con las circunstancias que lo rodean.

En su libro The Hour Between Dog and Wolf: Risk Taking, Gut Feelings and the Biology of Boom and Bust, Coates se refiere a “el efecto del ganador”, un proceso cerebral que funciona a manera de ósmosis, reforzando la secreción de las hormonas del éxito y el fracaso, es decir, de la testosterona y el cortisol.

De acuerdo con el especialista, la testosterona se relaciona con el estado de euforia que percibe el cerebro a la hora de tomar riesgos, lo que le impulsa a reaccionar de manera positiva al encontrarse bajo mucha presión o ante riesgos inminentes. Esto nos permite desempeñarnos de mejor manera y así tener la confianza necesaria para lograr los objetivos.

Entonces, si podemos relacionar el éxito con procesos mentales autoinfligidos, ¿qué podemos hacer para dominar nuestro cerebro y convertirlo en un arma poderosa que nos encamine hacia nuestros objetivos?

Jeff Brown, Mark Fenske y Liz Neporent también aseguran que es un mito el que los triunfadores nacen dotados para el éxito. En su libro El cerebro del triunfador. 8 estrategias de las grandes mentes para alcanzar el éxito, los autores indican que existen cinco herramientas que están al alcance de todos, y que permiten dominar la mente.

Cinco herramientas de la capacidad intelectual

1. Radar de oportunidades

La mente funciona de manera sorprendente. Cuando una persona se siente segura de sí misma –un estado necesario para encaminarse al éxito–, ésta se encarga de jugar a beneficio propio, es decir, toma las decisiones más adecuadas para garantizar la satisfacción y seguridad personal.

El radar de oportunidades consiste en detectar las soluciones precisas que te permitan encontrar soluciones innovadoras a los problemas.

2. Indicador de riesgo óptimo

Toda acción conlleva un riesgo. El éxito se deriva de enfrentar riesgos durante toda la vida, pero con el debido cuidado: el cerebro también busca protección y estabilidad. Ante ello, es importante que identifiques cuál es tu zona de confort para salirte de ella, pero al mismo tiempo que seas audaz, busques ser prudente. Encontrar un equilibrio es todo un arte.

3. Láser de metas

Asimismo, toda persona que anhela el éxito tiene metas. El láser de metas consiste en contar con metas propias, pero sobre todo, en llevarlas del plano de lo irrealizable a los proyectos alcanzables, que puedan concretarse con un esfuerzo constante. Es muy importante renueves tus metas cada cierto periodo, y que establezcas métodos de medición.

4. Acelerador de esfuerzos

Es sencillo: ¿qué te motiva? A tus alicientes se les llama aceleradores, pues se encargan de darte el empujón que necesitas para hacer todo lo que te propones. Alimenta cada aliciente para que se vuelva más poderoso.

5. Medidor de talento

Asegúrate de medir los riesgos antes de dar el salto. Esto no quiere decir que si algo representa un riesgo mayor lo abandones, pero sí que seas consciente de qué puedes y qué no hacer. Conocer los límites propios y trabajar en ellos es una de las herramientas que te permitirán acercarte al éxito.

Ocho factores de triunfo para dominar tu mente

Autoconciencia

Conocerte de pies a cabeza, por dentro y por fuera, te permitirá controlar tus reacciones y relacionarte de manera adecuada con el mundo. Asimismo, conocerte a la perfección te permite medir tu talento, conocer tus limitaciones y potenciar tus habilidades. ¿Una excelente herramienta para conocerte mejor y mantener un equilibrio físico y mental? Meditar cada mañana.  

Relacionado: 5 meditaciones que transformarán tu día

Motivación

Necesitas un impulso para llegar a la meta. Para muchos sería el reconocimiento, para otros la satisfacción personal, en otros casos la familia o los hijos; sea cual sea el caso, necesitas cultivar estos motivadores.

Concentración

Podemos centrarnos en una palabra: mindfulness. Enfócate en lo que realmente importa y en aquello que te beneficia, deja de desechar esfuerzos y busca crear oportunidades. La concentración actúa sobre el láser metas, el acelerador de esfuerzos y el radar de oportunidades.

Equilibrio emocional

Sí, una vez más, inteligencia emocional. Esto influye directamente en el radar de oportunidades, en el láser de metas y en el indicador de riesgos.

Memoria

¿De qué sirve saber demasiadas cosas si no las usas de manera estratégica? No se trata de saber o aprender lo que más se pueda, se busca que lo aprendido sea fructífero para el día a día. Asegúrate de que cada cosa que aprendas puedas ejecutarla y utilizarla para beneficio propio. La memoria impacta a las cinco herramientas.

Resiliencia

El arte del aguante: el cerebro de un triunfador se recupera de los retos de la vida haciendo frente a las deficiencias, errores y fracasos, sean autogenerados o producto de las circunstancias. Los triunfadores reformulan los fracasos para que trabajen en su beneficio, y saben que cuando las cosas no salen como se planearon, el viaje no necesariamente ha llegado a su fin. De hecho, el fracaso suele esconder una nueva oportunidad.

Adaptabilidad

Es la capacidad del cerebro de renovarse constantemente para hacerle frente a nuevas circunstancias. ¡Ejercita tu cerebro!

Cuidados del cerebro

El buen funcionamiento del cerebro también depende de cómo lo cuidamos, es decir: darle una alimentación adecuada, actividad física constante, lectura y aprendizaje diario, un sueño reparador, entre otros hábitos.

Y tú, ¿qué haces para dominar tu cerebro? ¿Cuáles son tus consejos para mejorar cada herramienta cerebral?