Finanzas

Separa tus finanzas personales de tus negocios

Los empresarios deben tomar riesgos profesionales, pero también proteger sus bienes personales. ¿Cómo encontrar un equilibrio?
Separa tus finanzas personales de tus negocios
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Algunos emprendedores vierten todo en sus negocios: el valor de su vivienda, sus ahorros de vida y una cantidad incalculable de sangre, sudor y lágrimas. Desde mi punto de vista –como el propietario de un negocio de mediana edad, divorciado recientemente, responsable de tres hijos, enfrentándome a 12 años de cuotas universitarias y a mi eventual retiro– no puedo tener el mismo enfoque. Literalmente, no puedo permitirme el lujo de asumir ese tipo de riesgo.

De cierta manera, la edad es un factor importante. “Nuestra tolerancia al riesgo, a cómo se relaciona con las pertenencias personales y con nuestro negocio, cambia a medida que envejecemos: tendemos a volvernos más conservadores con ambos”, explica Michael Manning, presidente de Manning Wealth Management, con sede en San Diego.

Aunque anima a los empresarios a tomar riesgos profesionales, Manning también sugiere protegerse contra el agotamiento de los bienes personales. “Es importante crear una red de seguridad que reduzca el impacto y provea cierta estabilidad, incluso en el caso de que el negocio falle”, detalla el experto.

Yo he seguido el consejo de no depender de los bienes personales (o del crédito personal) para financiar mi negocio. Para asegurar y separar mis finanzas personales y profesionales, opté por tener dos cuentas de ahorro, que creé incluso antes de comenzar mi empresa. Me apegué a un presupuesto austero. Reduje el tamaño de mi casa, cambié mi auto por uno menos costoso y rechacé todo lujo, esto con el fin de construir un fondo de emergencia que me permitiera cubrir mis gastos durante seis meses y otro fondo de ahorro para levantar mi negocio. Destiné 30 por ciento de mi ingreso a estas cuentas, y después de 18 meses, me sentí listo para despegar.

Vivir por debajo de tu presupuesto es fundamental para comenzar un negocio, pero algunos emprendedores llevan este consejo demasiado lejos. Usan sus gastos personales para justificar los gastos de su empresa floreciente. Le apuestan “a lo grande”, es decir, invierten todos sus gastos en su empresa, e incluso dejan de ahorrar para su jubilación.

Relacionado: 5 apps para administrar tu dinero

Sin embargo, ahorrar para tu retiro es fundamental, pues te obliga a diversificar. Cuando el cien por ciento de tu riqueza está atado a tu negocio, estás doblemente expuesto: si falla, pierdes tus ingresos actuales, así como los ingresos futuros que pudiste haber generado para tu retiro. Para protegerse, Manning aconseja invertir por lo menos 6 por ciento del ingreso bruto en una cuenta especial destinada al retiro. Yo invierto 10 por ciento al mes, y este gasto no es negociable.

Sin embargo, las decisiones financieras sabias no son suficientes. También es necesario tomar ciertas medidas para asegurar que tus bienes personales sean protegidos.  Esto incluye contratar un seguro, así como considerar otras cuestiones legales relacionadas con la estructura de tu negocio y tu patrimonio, cosas para las que quizá requieras la asesoría de un experto. Busca la opinión de otros. Y, sobre todo, entiende que proteger tus finanzas personales requiere que calmes tu optimismo emprendedor y juegues a la segura.