Consultoría

7 personas que evitar cuando inicias un negocio

Existen individuos que te hacen dudar de tus logros o que te piden elegir entre tus sueños o ellos. ¡Evítalos!
 7 personas que evitar cuando inicias un negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Empezar un negocio es uno de los retos más grandes que se puede llegar a enfrentar. Una de las partes más difíciles es manejar a las personas que no entienden por qué trabajas tan duro, sobre todo cuando aún no haces mucho dinero con tu proyecto.

Algunos de estos individuos pueden resentirte por atreverte a iniciar una empresa propia. Tratarán de frenarte emocionalmente, de decirte que tu idea es tonta o hasta pueden llegar a sabotear tus esfuerzos. Puede que creas que debes darles explicaciones, pero en la mayoría de los casos eso no ayuda.

Evitar a este tipo de individuos es crítico para el éxito de tu negocio. Conoce cuáles son las personas de las que debes alejarte por el bien de tu startup.

1. La persona que te dice que solo tienes una elección

Nunca tienes solo una opción. Cuando alguien te da un ultimátum, y trata de hacerte elegir entre dos cosas – ellos o tu negocio-, es momento de dar un paso atrás.

A esto se le conoce como elección de Hobson. Thomas Hobson era el dueño de un establo en Cambridge que les dijo a sus clientes que podían elegir entre el caballo más cercano a la puerta o caminar (Por supuesto, las personas podían elegir ir a otro establo, rentar más caballos, robar el animal, etcétera).  El “o” era una ilusión para mantener el poder. Siempre tienes más de dos opciones. La próxima vez que alguien te diga “haces esto o pasará aquello” di “no, muchas gracias” y enfócate en tu negocio.

2. La persona que trata de hacerte creer que la necesitas para triunfar

No necesitas a nadie para lograr tus metas. Por supuesto, tener contactos y gente positiva a tu alrededor es necesario, pero pensar que dependes de alguien para triunfar no es sano ya que abre la puerta a que otras personas te usen para su propio beneficio y dependencia.

Cuídate de las personas negativas que tratan de hacerte sentir que no puedes hacer las cosas solo. Si alguien empieza a condicionar su ayuda a menos que hagas lo que espera de ti, aléjate.

3. La persona que trata de obligarte a cuidar de ellos

No eres responsable de la felicidad de otras personas. Los adultos que tratan de hacerte sentir culpable porque no pasas más tiempo con ellos o haciendo lo que ellos quieren, simplemente tratan de mantener el poder sobre ti.

Si actúas como muleta para una persona por mucho tiempo, tu mente se condiciona a pensar como mártir. Empiezas a creer que tienes que sacrificar tu felicidad para que otros estén contentos, que tienes que sacrificar tu éxito para que otros triunfen.

Recuerda, puedes tener ambas opciones. Las personas que te aman y tú pueden ser felices al mismo tiempo. El problema son los individuos que son demasiado flojos para buscar el triunfo por ellos mismos. No eres responsable por ellos. Déjalos ir y deja de ser su muleta.  

4. La persona que se la pasa recordándote tus errores

¿Existe algo más molesto que finalmente hacer un cambio positivo en tu vida solo para que alguien cercano te recuerde todas las veces que fallaste en el pasado? Todos cometemos errores. Todos fallamos. Tienes que aprender a dejarlo ir y perdonarte.

Si no lo haces, otras personas usarán esa culpa en tu contra. Te controlarán con tu pasado y te harán creer que no tienes derecho a correr riesgos porque elegiste mal antes.  No escuches a estas personas. Mejor, aprende de tu pasado, rescata las enseñanzas que te dio y déjalo ir. El futuro de tu negocio es demasiado interesante para pasar la vida con la cabeza enterrada en el ayer.

5. La persona que disminuye tus logros

Es normal sentir un poco de celos cuando alguien que conoces logra una meta maravillosa. Tu cerebro inmediatamente hace comparaciones entre tu persona y ese individuo y tratará de justificar tus propios logros.

Una persona madura puede sentirse genuinamente alegre por los triunfos de los demás, mientras que alguien inmaduro dirá “Tuvo suerte” o actuará como si esos logros no valieran nada.

La única manera de ir conquistando metas, en la vida y en tu negocio, es eliminar a las personas negativas que disminuyen la importancia de tus logros. Al mismo tiempo, debes ser lo suficientemente maduro para aceptar cuando alguien ha triunfado y ayudarlo a conseguir más éxitos.

Si quieres lograr grandes cosas con tu negocio, empieza a respetar los avances de los demás.

6. La persona que es una pésima influencia

Todos tenemos a un conocido que saca lo peor de nosotros. Tal vez es un colega pasivo agresivo, un socio controlador o un familiar posesivo.  Quien quiera que sea, debes dejar de permitir que estas personas “secuestren” tu personalidad. Si te encuentras pensando o actuando de una mala manera alrededor de un individuo, es momento de alejarte.

Sabes quiénes eres y qué tienes que conquistar para lograr tus metas de negocio. Así que siempre debes tratar de ser la mejor versión de ti mismo y rodearte de personas que te ayuden a serlo.

7.  Tú mismo (cuando te autosaboteas)

Solo hay una persona que verdaderamente puede impedirte lograr lo que quieres: tú mismo. Puedes ser tu peor enemigo o tu mejor aliado. Así que revisa cuáles son tus malos hábitos y tendencias de auto sabotaje para así mejorar tus perspectivas.

Muchas veces, las personas se auto sabotean porque tienen miedo al éxito. Son la clase de seres que logran grandes progresos y de repente, sin previo aviso, se echan para atrás.

Estas personas se alejan de sus metas porque se sienten más cómodos en sus identidades pasadas, porque es algo que ya saben manejar. Así que fallan a propósito para no tener que averiguar quién serían si triunfan.

Debes evitar esta parte de ti. Deja ir a la persona que solías ser y ábrete a la oportunidad de una nueva identidad ganadora. Tu éxito depende de ello.