Plan de Negocios

4 lecciones mágicas que nos enseña Disney

Detrás de la fantasía existe un negocio ejemplar. Descubre cómo funciona "El lugar más feliz de la Tierra".
4 lecciones mágicas que nos enseña Disney
Crédito: Depositphotos.com

¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas Disney? ¿Niños? ¿Mickey Mouse? ¿Felicidad?

La semana pasada fui al “Lugar más feliz del mundo” y yo en lo único que podía pensar era en: “perfección hecha negocio”.

Disneylandia no es solo un lugar para que chicos y grandes se diviertan y coman toneladas de helado o interactúen con personajes animados. Claro que es eso lo que percibimos, pero debajo de toda esa magia existe un manejo ejemplar de negocio.

A continuación, te presento cuatro observaciones emprendedoras que pude percibir mientras disfrutaba mi paseo en el “Lugar más feliz del mundo”. Propondré algunas ideas de cómo aplicar estas técnicas a tu negocio para su crecimiento.

1. Sistemas perfeccionados

Yo sé que la mayoría no piensa en “sistemas” cuando escucha Mickey Mouse, pero ¿qué opinarían si les digo qué justo son éstos los que hacen de Disneylandia algo tan increíble? Así es, sistemas repetidos, documentados y probados.

Por ejemplo,  mientras esperábamos en la fila enorme, un hombre de intendencia se para frente a nosotros a limpiar, y mientras lo hacía, pasó aproximadamente 10 minutos contándonos un chiste para asegurarse de que estuviéramos entretenidos.  No juzgo su amabilidad, pero seamos sinceros, esto no fue una casualidad. Disney lo contrató justo a él para que formara parte de su sistema.

Lo mismo sucede con los juegos, las palabras utilizadas por los empleados, el mantenimiento de los mismos, el “meet and greet” de los personajes, la comida que se sirve y cualquier otra cosa que te imagines, todo es parte del negocio. Cada pieza de Disney ha sido perfeccionada y diseñada con el fin de incrementar el placer del cliente mientras las ganancias aumentan

Ponte a pensar, ¿cuáles son los sistemas que estás utilizando en tu negocio? ¿Estás continuamente buscando la manera de innovarlos? Recientemente, en mi artículo "The Surprisingly Simple Reason Why You Feel Stressed," escribí como los sistemas son ese pegamento que mantiene a tu negocio unido mientras éste se enfoca en el crecimiento. Haz una observación de los protocolos de tu negocio y pregúntate ¿cómo podría mejorarlos?

2. Precio inteligente

Si alguna vez has planeado un viaje a Disneylandia, sabes que entender la estructura del precio es algo complicado.

Existen varias opciones, puedes comprar boletos para ambos parques,  o  solamente para uno por los días que quieras. Y después de haberlo hecho puedes agregarle los beneficios del “Park Hopper”, el cual te permite visitar múltiples parques en un mismo día.

Además, Disney también ofrece paquetes especiales en donde te incluye hospedaje, visitas con los personajes animados, disfraces de princesas y mucho más. Una persona puede gastar desde 100 dólares hasta miles de éstos por unas vacaciones.

Entonces, ¿por qué el precio es tan complicado? ¿Por qué no solo es uno y ya?

Disney sabe la diversidad de sus clientes, por lo tanto entiende que existen diferentes intereses, por lo que ha creado una estructura de precios que permita el máximo beneficio distribuido en el mayor número de personas. Mientras que algunos se irán por la opción más barata, otros están dispuestos a pagar más. Mucho más.

¿Tu negocio ofrece múltiples paquetes? Un pequeño porcentaje de tu audiencia estaría dispuesto a pagar más por tu producto o servicio si ofrecieras más exclusividad y lujo. Entonces, ¿qué tipo de “Park Hopper” podrías añadir a tus precios para poder crear un producto premium?

3. Atractivo para todas las edades

Una de las cosas más interesantes de Disney es lo atractivo que es para todo tipo de público. Yo acabo de cumplir 30 años y disfruté mi experiencia. En  este viaje, mi esposa y yo viajamos con otra pareja de 40 años. Vimos a adultos mayores disfrutando su aventura. Y claro, también los niños estaban viviendo el mejor momento de su vida.

En otras palabras, Disney es cercano a todos, y todos  lo son con Disney también. ¿Cómo le hace?

A propósito.

Cada elemento ha sido cuidadosamente pensado para parecer, joven, viejo, femenino, enojón, o feliz. Es increíble el detalle de cada aspecto dentro del parque, nadie se puede aburrir con los sonidos y las vistas, Disney es algo que realmente te marca.

Observa tu negocio desde una perspectiva externa. Sí, tú deberías tener a ese “cliente ideal”, pero aquellos que no son tu target demográfico ¿podrían disfrutar de tu compañía? Busca la manera de atraer a más gente y observa cómo tus ingresos vuelan a alturas nuevas.

4. Termina con una explosión

Todas las noches, Disney concluye el día con un show de fuegos artificiales que ridiculiza cualquier otro evento. Literalmente termina con una explosión.

¿Por qué?

Porque Disney intenta hacer que su cliente viva una experiencia mágica desde el momento en el que llega hasta en el que se va. De hecho, yo creo que es justo ese último momento el que hace que la gente regrese año con año. La memoria termina en la nota más alta, provocando así visitas repetidas.

No solo hay que centrarnos en la primera impresión. Al final de cuentas, los negocios mediocres también se enfocan en lo mismo. Las grandes empresas se concentran en brindar la impresión completa.

Observa tu negocio y pregúntate ¿hago que mi cliente diga “wow” en cada paso del proceso? O ¿estoy provocando que mis clientes se marchen? Recuerda que siempre será más fácil y barato mantener a un consumidor que adquirir uno nuevo, así que termina cada experiencia de tu negocio con una explosión.

Disney es poderoso porque ha estado perfeccionándose por 60 años. Ve las razones detrás de tal suceso, puedes imitar estas características y lograr construir un negocio lleno de magia.