Plan de Negocios

¿Tu negocio online NO está creciendo?

Hoy en día el crecimiento general de tu compañía puede depender de su posicionamiento en internet.
 ¿Tu negocio online NO está creciendo?
Crédito: Depositphotos.com

Hoy en día tu empresa puede ser considerada un éxito o un fracaso dependiendo qué tan bien se maneje en internet. Independientemente de que tu negocio solo tenga una parte en línea, no puedes negar que tus ventas en web afectan el crecimiento general de tu compañía.

Actualmente vivimos en un una era sin antecedentes. Mientras tú lees este artículo, miles de millones de personas están conectadas a la red y el hecho de que haya un sinfín de oportunidades dentro de ésta no quiere decir que la competencia no se haga notar.

Los emprendedores tienen que darle la bienvenida a esta “rivalidad” porque es la que los mantiene innovadores y sabemos que si queremos convertir leads en clientes, tenemos que resaltar.

Hay muchas voces que nos enseñan estrategias y tácticas eficaces, pero también hay consejos mediocres y peligrosos. Si tu negocio no está creciendo puede ser por alguna de estas cinco razones:

1. Estás confiando en estrategias viejas
La tecnología va muy rápido y lo que solía funcionarte puede dejar de hacerlo en dos meses. Claro que hay estrategias efectivas ya comprobadas como lo es el email marketing, pero créeme que si te basas en tácticas anticuadas para aumentar tu presencia online vas a llevarte una gran decepción.

El hecho de que algunos tips sean utilizados como regla no quiere decir que vayan a ser útiles para tu negocio. Artículos e incluso personas influyentes pueden ser parte de estos métodos old school que definitivamente no te harán crecer.

2. Estás tratando de copiarle a líderes de la industria
Es natural querer imitar a alguien exitoso. El único problema es que los clientes querrán hacer negocio con los originales y no con la copia.

Recuerda que lo que le funciona a alguien no necesariamente te tiene que servir y si tu meta es hacer que tus leads confíen en ti, tienes que ser auténtico.

3. No estás concentrado en generar tráfico web
No importa que tan bien se vea tu página de internet. Si no tienes concurrentes, no tienes negocio.

Algunas estrategias que lo generan incluyen entrevistas en podcasts, notas de invitados y publicaciones para grandes autoridades. Teniendo audiencia siempre vas a poder modificar tus métodos, pero si no la tienes eso no será posible.

4. Estás poniendo mucho peso a las redes sociales
En estos diez años, la social media ha resultado increíble para los negocios de todo el mundo, pero últimamente el panorama ha cambiado.

Las tácticas que antes eran seguras ya no sirven igual porque ahora tienes que pagar para alcanzar a tu audiencia y la mayoría de estas plataformas necesita producir ganancias de sus accionistas. Las redes sociales son herramientas rentadas que generan leads dirigidos a tu sitio web (y es ahí donde la venta sucede).

5. Intentas ser un experto en vez de construir una conexión
El típico consejo de hacerte “el difícil” porque así tu tiempo se vuelve “más valioso” está pésimo. Tal vez eso funcionó en algún momento, pero eso ya se acabó.

Hoy en día si alguien no siente conexión contigo o tu mensaje es muy poco probable que quieran hacer negocio. No seas un “experto” en un pedestal. Haz todo lo que esté en tus manos para conectarte con tu audiencia.

Cuando yo dejé de perseguir todos los “objetos brillantes”, pude enfocarme en lo que realmente ayudaría a mi negocio y los resultados han superado mis expectativas.

En estas últimas semanas daré seis ponencias internacionales, firmé un contrato importante de consultoría, y empecé a trabajar con diez nuevos clientes de coaching. Aparecer en grandes publicaciones y haberme conectado con mi audiencia lo ha cambiado todo.

Si tu crecimiento se ha detenido o se ha alentado, tómate el tiempo de revisar las estrategias online que has estado utilizando. Asegúrate de seguir enfocado en lo que realmente ayuda a tu empresa y prueba lo que tú crees que funciona. ¡No dejes que tus negocios se descarrilen!