Consultoría

50 reglas para ser un gran líder

Por ejemplo: Algunas veces es mejor callar que decir algo sin pensar.
50 reglas para ser un gran líder
Crédito: Depositphotos.com

Ser un gran líder no es algo que pase de la noche a la mañana, pero puede ser logrado con disciplina, trabajo duro y compromiso. Los grandes líderes no nacen (como algunas personas sugerirían), de hecho, se forjan con el tiempo.

Hay algunas reglas que por lo general se destacan en los grandes dirigentes. Te dejamos 50 de las que nos parecieron más importantes.

1. Escucha a tu equipo. Regla número uno. Siempre pon atención a lo que tus colaboradores tienen que decir, incluso si no te gusta.

2. Comunícate lo más eficientemente posible. Deja tus expectativas y sentimientos muy claros, en el medio apropiado y frecuentemente.

3. Piensa antes de hablar.  Algunas veces es mejor callar que decir lo primero que te venga a la mente.

4. Sé un ejemplo. Conviértete en el tipo de persona que te gustaría que trabajara para ti.

5. Sé apasionado. Si tu negocio no te emociona alocadamente, entonces estás en el lugar incorrecto.

6. Sé consistente. Asegúrate de que tus acciones respalden tus palabras.

7. Toma decisiones firmes. No evites elegir un camino por evitar problemas y una vez que hayas escogido, no te arrepientas.

8. Identifica mentores y ejemplos a seguir. Encuentra a las personas de las que puedas aprender y síguelas de cerca.

9. Interfiere solo cuando sea necesario. Si confías en tu equipo no hay razón de micromanejarlo.

10. Conoce tus límites. No los sobrepases.

11. Identifica tus fortalezas. Si eres bueno resolviendo disputas, hazlo lo más que puedas.

12. Reconoce tus debilidades. Deja que alguien más maneje lo que no es tu fuerte.

13. No inventes excusas. Acepta si te equivocas y no le eches la culpa a algo o alguien más.

14. Acepta las variables. No puedes controlarlo todo.

15. Elige a tus socios con cuidado. Trabaja solo con personas en las que puedas contar.

16.  Haz el bien. Comprométete a ser una persona buena que ayude a su comunidad.

17. Conoce a personas nuevas siempre que puedas. Date la oportunidad de expandir tu red de contactos y a exponerte a nuevas experiencias y perspectivas.

18. Mantente en contacto con tus emociones. No seas un robot, déjate sentir.

19. Controla tus reacciones. No actúes hasta que tengas claridad de pensamiento y emociones.

20. Diviértete. Tómate el tiempo de disfrutar lo que haces y a tu equipo.

21. Investiga todo. Antes de tomar una decisión, pondera los pros y los contras.

22. Analiza todo. No tomes decisiones basándote solamente en el instinto.

23. Escoge a tu equipo con cuidado. Contrata solo a las personas que sean capaces de entregar el trabajo y se puedan llevar bien con los demás.

24. Prioriza tu equipo. Tus colaboradores lo son todo. Dales lo que necesiten para triunfar.

25. Sé humilde. No presumas porque has adquirido un poco de riqueza, influencia o posición.

26. Perdona errores. Todos los cometemos.

27. Perdónate a ti mismo. No te martirices por el pasado. Sigue adelante.

28. Sé racional. Toma decisiones de manera lógica.

29. Sé razonable. Escucha diferentes opiniones y sé justo.

30. Haz tiempo para lo importante. No existe la falta de tiempo cuando se trata de atender lo que realmente te interesa.

31. Aprende constantemente. Lee todo lo que puedas y toma clases siempre que tengas la oportunidad.

32. Mejora todo. Trabaja para descubrir mejores maneras de hacer las cosas.

33. Nunca te rindas. No tires la toalla cuando puedes superar los obstáculos con un poco de persistencia extra.

34. Transforma métodos cuando sea necesario. Si algo no está funcionando, cámbialo.

35. Aléjate cuando sea necesario. Si estás en una batalla que parece imposible, retírate para mejorar tu estrategia.

36. Aprende de tus equivocaciones. Trata de no cometer el mismo error dos veces.

37. Respalda todo con datos e información.

38. No ignores los signos de la sobrecarga de estrés. La tensión es real y puede interferir con tu habilidad de liderar. Si empiezas a sentir demasiada ansiedad, toma acciones para relajarte.

39. Da retroalimentación. Hazle saber a tu equipo que es lo que está haciendo bien y en qué necesita trabajar más.

40. Confía, pero verifica. Espera que tu equipo haga las cosas bien, pero siempre revisa sus avances.

41. Sé accesible. Deja que las personas sepan que pueden confiar en ti y que tu puerta está abierta siempre que lo necesiten.

42. Trata a todos igual. No tengas favoritos, ya que eso solo genera resentimientos y te hace ser un líder inmaduro.

43. No busques relaciones personales íntimas con tu personal. Sé amistoso, pero no quieras que todos tus colaboradores sean tu mejor amigo. Ante todo, eres su líder.

44. Une a tu equipo. Usa ejercicios que obliguen a tu equipo a interactuar unos con otros.

45. Regresa favores. Si alguien te ayuda, asegúrate de corresponder su amabilidad, aun cuando sea años más tarde.

46. No quemes puentes.  Nunca cercenes el contacto con alguien.

47. Mantente en contacto. Si alguien de tu equipo se va, síguelo tratando.

48. No sacrifiques tu vida personal. Es necesaria para mantener tu salud mental. Nunca renuncies a tu familia o amores por las responsabilidades de trabajo.

49. Disfruta del liderazgo. Trata de no estresarte demasiado por ser dirigente.  Mejor, disfruta sus enseñanzas.

50. Toma todo consejo con un grano de sal. ¡Incluso estas 50 reglas! Nadie lo sabe todo y ningún consejo aplica al 100 por ciento de los casos.

Sigue las reglas que te sean útiles, usa tu instinto y tu cabeza y siempre trata de ser mejor. Eventualmente, tus experiencias y esfuerzos te llevarán a ser el gran líder que aspiras ser.