Recursos Humanos

7 preguntas antes de contratar por outsourcing

¿Te conviene tercerizar la contratación en tu empresa? Antes de tomar una decisión, asegúrate de conocer y entender los siguientes puntos.
7 preguntas antes de contratar por outsourcing
Crédito: Depositphotos.com

En algún punto, todo líder de un negocio debe hacer un alto en el camino para analizar la forma que adoptarán las relaciones laborales dentro de su empresa. ¿Cómo se dividirán las áreas de trabajo? ¿Qué cualidades se buscarán en los candidatos? Y, sobre todo, ¿cuál será el esquema de contratación?

En este sentido, un modelo laboral que ha adquirido gran popularidad en años recientes –no sin verse rodeado de polémica– es el outsourcing. Para unos, este esquema de contratación externa es la solución a los conflictos laborales; para otros, es un retroceso en los derechos de los trabajadores.

¿Te conviene tercerizar la contratación en tu empresa? Antes de tomar una decisión, asegúrate de conocer y entender las respuestas a las siguientes interrogantes.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing, también conocido como régimen de subcontratación o prestación de servicios, es una figura jurídica y fiscal que permite a un patrón contratar a través de una empresa externa y de manera "indirecta" los servicios de uno o varios trabajadores.

¿Cuáles son las ventajas o desventajas de este sistema?

Una de las razones por la que cada vez más negocios optan por este modelo de contratación son los beneficios fiscales que ofrece, y en específico, la deducción de impuestos. Sin embargo, las virtudes o los defectos de este sistema dependerán de la manera en que tanto el contratista como la prestadora de servicios lleven a cabo su relación comercial, lo cual pude afectar o beneficiar tus intereses.

¿El outsourcing viola los derechos laborales?

Si una empresa cuenta con los elementos materiales necesarios para hacer frente a las obligaciones laborales, esta figura no viola en absoluto los derechos de los trabajadores. Por el contrario, si no se cuenta con estos elementos, una empresa puede incurrir en una violación a la Ley Federal del Trabajo.

En los primeros criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación se declaró  esta figura como inconstitucional, pues se consideraba que atacaba y desvirtuaba los derechos laborales. Asimismo, se estableció que el trabajo no podía ser objeto de comercio, y que esta figura representaba un arrendamiento de trabajadores.

Sin embargo, en los últimos criterios emitidos por el máximo tribunal de nuestro país existe una tendencia de "legalizar" este sistema de trabajo, el cual es una realidad diaria innegable de nuestro sistema de producción nacional.  

Relacionado: Outsourcing: ¿una opción para tu empresa?

¿Qué responsabilidades tengo si contrato a través de terceros?

Existe la creencia de que contratar bajo este esquema nos exime de una responsabilidad para con nuestros empleados, así como de cumplir los lineamientos marcados por la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, nada podría estar más alejado de la realidad: la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación establece que la subcontratación implica una responsabilidad solidaria entre el patrón y los trabajadores.

¿Cómo funciona esta responsabilidad solidaria?

En los artículos 12, 13, 14, 15, 15 A, 15 B, 15 C, y 15 D de la Ley Federal del Trabajo se definen los requisitos y las responsabilidades de la figura intermediaria. Asimismo, se establece el caso de las empresas que prestan servicios de manera exclusiva, lo que se conoce como responsabilidad solidaria.

Para que esta figura opere es necesario que la beneficiaria principal (empresa de outsorcing) no cuente con elementos propios suficientes para cumplir sus obligaciones para con los trabajadores; en ese momento, el responsable solidario es el patrón que decidió ocupar los servicios de la prestadora de personal. Cabe señalar que esta responsabilidad se da al finalizar un juicio laboral llevado a cabo ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje, cuando se declare la insolvencia del beneficiario principal.

¿Qué aspectos debo tomar en cuenta al contratar una outsourcing?

Ahora bien, como empresario te recomiendo que, si decides entrar en este sistema, comiences por analizar la situación económica de la prestadora de servicios que has decidido contratar, buscando referencias con otros usuarios. Asegúrate de que esta prestadora de servicios cuente con los elementos materiales suficientes para hacer frente a las obligaciones patronales derivadas de la actividad comercial entre ambos.

De igual manera, te sugiero que mes con mes te cerciores de que la outsourcing que hayas contratado realice los pagos en tiempo y forma, así como de que cumpla con las prestaciones de carácter social de los trabajadores. Con ello no solamente estás ejerciendo tu derecho como cliente, sino que también estás cumpliendo con una obligación laboral.

¿Cómo buscar la mejor outsourcing?

Existe un sinnúmero de empresas dedicadas a prestar servicios de subcontratación. Antes de elegir cuál contratar, debes tener especial cuidado con aquellas que cuentan con domicilios fiscales y laborales dudosos, pues esto es señal de que la empresa no cuenta con los elementos materiales para hacer frente a sus obligaciones… y esto podría cobrarte factura en un futuro no muy lejano.

Por lo delicado del tema y sobre todo porque es una decisión que afecta o beneficia de manera directa a tu empresa, te recomendamos acudir con tu abogado y especialista contable de confianza para que juntos analicen los pros y los contras del esquema de subcontratación.

Recuerda: ¡una decisión informada te salvará de muchos dolores de cabeza! 

Sobre el autor:

Jorge Talavera es abogado litigante en materia laboral, maestrante en derecho constitucional y amparo por la Universidad Iberoamericana; asesor en política laboral empresarial. www.talaveraabogados.com