Columnas

7 razones por las que fracasan las franquicias

Las franquicias no son garantía, ni están blindadas o exentas de las cifras de mortandad de los negocios en México.
7 razones por las que fracasan las franquicias
Crédito: Depositphotos.com

Las franquicias replican conceptos probados y rentables, lo que aumenta sus posibilidades de éxito. Pero eso no significa que sean garantía, que estén blindadas o exentas de las cifras de mortandad de los negocios en México. Aunque es difícil enlistar todas las causas que originan el cierre de cortinas de estos negocios, aquí algunos de los principales motivos.

1. Mala ubicación. Sucede sobre todo en aquellas franquicias que no realizan un estudio de mercado para la selección y autorización de su punto de venta. Sin duda el principal responsable es el franquiciante, sin embargo, el franquiciatario también debe realizar su propio estudio con una empresa externa que le brinde una opinión objetiva.

2. No se transmite bien el know how. Es decir, la capacitación y entrenamientos son superficiales, sin asegurar la implementación adecuada de los conocimientos operativos y administrativos del negocio. Esto incluye la entrega de manuales incompletos y desactualizados que no sirven como herramientas de consulta. El desinterés del franquiciatario, la mala capacitación que éste le dé a sus empleados, o a la alta rotación del personal también afectan.

3. Falta de supervisión y asistencia técnica. El llamado “síndrome de la franquicia abandonada” se da cuando el franquiciante no atiende, ni brinda soporte o asistencia técnica periódica al franquiciatario. También puede darse si el franquiciatario deja de atender y supervisar su negocio, descuidando su operación y administración y dejándola en manos de su personal.

4. Proyecciones financieras erróneas. Si el franquiciante otorga franquicias basadas en cifras alegres, con ingresos muy optimistas, inversiones y gastos subestimados, proyecciones y retornos de inversión mal calculados, no sólo incumple las expectativas, sino la viabilidad real del negocio.

5. Mala gestión administrativa. El franquiciatario puede caer en malas prácticas administrativas y afectar gravemente la salud financiera de la franquicia. Por ejemplo: administrar mal los ingresos, sacar dinero del negocio para fines personales, no asignarse un sueldo a pesar de trabajar en el establecimiento, no controlar los costos y gastos, no pagar sus regalías a tiempo, endeudarse con los proveedores, realizar inversiones sin medir su retorno, entre otras.

6. No evolucionar. Es decir, que la empresa franquiciante no adecue su concepto de negocio (servicios, productos, imagen, publicidad, precios) a los cambios en el mercado, ni actualice sus herramientas operativas, jurídicas, financieras y comerciales. O en su caso, que el franquiciatario no implemente las modificaciones en su establecimiento, a pesar de estar obligado a hacerlo.

7. Entorno económico y social. Dejé al final las variables externas macroeconómicas y sociales, pero no por ello son causas menores para el fracaso de las franquicias. Por el contrario. La reforma fiscal, el escaso crecimiento económico, la inestabilidad cambiaria, el incremento en el costo de los insumos, la incertidumbre económica, corrupción e inseguridad, entre otros, también afectan la operación y rentabilidad de las franquicias.

Sobre el autor:

César Aranday es licenciado en Contaduría Pública por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), con posgrado en Finanzas Corporativas. Director general de Aranday y Asociados, firma de consultoría especializada en franquicias, certificada por la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF). Profesor y conferencista sobre temas de franquicias en universidades y foros del sector.