Consultoría

50 acciones para ser un mejor emprendedor

No existe el éxito que llega de la noche a la mañana, pero hay hábitos que te llevarán a ser más feliz y a alcanzar tus metas.
50 acciones para ser un mejor emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

No puede obtener un título de emprendimiento, y aún si pudieras, encontrarías que es virtualmente imposible aprender solo por tu cuenta cómo ser un emprendedor influyente.

En su lugar, las mejores lecciones vienen con la experiencia y solo al practicar hábitos benéficos con regularidad puedes empezar a destacarte en liderazgo, toma de decisiones, adaptabilidad y negociación.

Aquí hay 50 acciones que puedes empezar a poner en funcionamiento para ser un mejor emprendedor.

1. Lee. Ya sean libros de ficción o realistas, al leer obtienes nuevas perspectivas que expanden tu mente.

2. Mantente informados. Ve las noticias y pon atención a lo que sucede con tu industria y con el mundo. El conocimiento es oro.

3. Asiste a las conferencias de tu industria. Conoce a tus colegas y actualízate de los nuevos desarrollos de tu sector.

4. Observa a tus competidores. Si lanzan un nuevo producto, serás el primero en saberlo.

5. Crea nuevas reglas para ti. Fija nuevas limitaciones como limitar tus periodos de distracción o atreverte a hacer cosas que nunca antes hubieras intentado.

6. Aprende nuevas tecnologías. Las plataformas modernas pueden mejorar casi cualquier proceso, así que te conviene observar los nuevos productos que salgan.

7. ¡Ten hobbies! La pasión es el centro de la vida de cualquier emprendedor exitoso. Encuentra aficiones estimulantes y divertidas que te inspiren.

8. Habla con extraños. Nunca sabes a quien podrías conocer. ¿Un nuevo socio? ¿Un mentor? ¿Un inversionista? ¿Un empleado?

9. Haz networking. Hacer una red de contactos también te ayuda a fortalecer tu reputación.

10. Da algo a tu comunidad. Haz trabajo voluntario si tienes el tiempo de hacerlo. Conocerás a nuevas personas y harás del mundo un lugar mejor.

11. Mantén una actitud de disponibilidad con tu equipo. Cada día, escucha sus preguntas, preocupaciones y conversaciones.

12. Minimiza tus decisiones. No pierdas tiempo en elecciones pequeñas. Concéntrate en las grandes.

13. Encuentra maneras de mejorar todo. Observa tu mundo con un ojo crítico y siempre busca el potencial de mejora.

14. Medita. Te dará claridad de mente, reduce el estrés y te ayudará a estar más enfocado.

15. Duerme bien. Ocho horas de sueño te harán estar más saludable, física y mentalmente.

16. Come bien. Los carbohidratos complejos, las proteínas y las grasas saludables alimentan tu cerebro.

17. Haz ejercicio físico. Esto te ayudará a mejorar tu pensamiento crítico, concentración y memoria.

18. Haz ejercicio mental. También puedes entrenar tu cerebro con juegos y acertijos.

19. Haz un análisis FODA de TODO. Estudia fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tus decisiones.

20. Da el extra. Trata de alcanzar la excelencia hasta en las cosas más simples de la vida.

21. Adáptate. Acostúmbrate a cambiar tus planes rápidamente y a tener resiliencia.

22. Continúa tu educación. Aprende algo nuevo cada día.

23. Invierte en tu interior. Aprovecha el tiempo para mejorar tu persona.

24. Prueba cosas nuevas. Nunca sabes de dónde podría venir tu próxima fuente de inspiración.

25. Empieza en pequeño. Cada vez que pruebes cosas nuevas, empieza con poco y lentamente. Puedes crecer después.

26. Recompensa el trabajo duro. Siempre muestra gratitud con tu equipo.

27. Corta la negatividad. Elimina las malas actitudes en cuanto las veas.

28. Reduce el estrés de todos. La ansiedad es contagiosa, así que debes hacer lo que puedas para eliminarla de tu equipo.

29. Encuentra nuevas pasiones. De nuevo, el amor es la clave del éxito de un emprendedor. Busca el tuyo en todos los lugares posibles.

30. Enfócate en la perspectiva del consumidor. Tus clientes son lo que impulsa a tu negocio. Prioriza sus necesidades.

31. Usa los números. Aprende a ver todo lo referente a tu negocio en términos de costo – beneficio.

32. Mantén la calma. No importa que tan caótica se ponga una situación, sé la persona más calmada del lugar.

33. Da retroalimentación. Deja que las personas sepan cómo están trabajando. Honestamente.

34. Escucha la retroalimentación. Acepta que no eres perfecto y descubre cómo puedes mejorar.

35. Sé humilde. No dejes que tu ego se apodere de tu personalidad.

36. Forma nuevas sociedades. Siempre existe la oportunidad de generar relaciones mutuamente beneficiosas con otros profesionales.

37. Trabaja con mentores. Habla con personas que tengan más experiencia y escucha lo que tienen que decirte.

38. Confía en tus instintos. Los datos son útiles, pero tienen un límite. No ignores lo que te dice tu corazón.

39. Sé paciente. Recuerda la importancia de tener aguante durante el día.

40. Acepta los retos. Toma riesgos y acepta los desafíos en todas las áreas de tu vida.

41. Experimenta nuevas rutinas. Trata de hacer tu trabajo de diferentes maneras para maximizar tu eficiencia.

42. Sé frugal. No gastes tiempo o dinero en cosas inútiles a menos que tengan un valor verdadero para tu vida y tu negocio.

43. Ten conversaciones difíciles. No dejes que los miedos o las ansiedades eviten que digas las cosas que son necesarias.

44. Vive tu marca. Incorpora los valores de tu negocio en tu vida diaria.

45.  Deja de juzgar. No tortures a las personas cuando cometen errores. Ayúdales a aprender.

46. Mantén la atmósfera ideal. Inyecta tu mundo con personalidad y vida, desde tu oficina hasta tu habitación.

47. Elimina las distracciones crónicas. Si algo te aleja de cumplir tus sueños, déjalo ir.

48. Automatiza lo que puedas. Reduce las acciones manuales delegando tareas y apoyándote de la tecnología.

49. Olvida la idea de la perfección. Nunca serás infalible, así que olvídate de intentarlo. Mejor, concéntrate en mejorar continuamente.

50. Guarda tiempo personal. Mantente sano al destinar momentos solo para ti.

A pesar de estos buenos hábitos, no existe el emprendedor perfecto o el emprendedor que logra el éxito de la noche a la mañana. Sin embargo, estas prácticas te ayudarán a ser más feliz y a alcanzar tus metas.