Emprendedores

3 lecciones emprendedoras de Hanson

Los hermanos que se hicieron famosos por su hit "Mmm Bop" platicaron con Entrepreneur sobre las similitudes entre el arte y los negocios.
3 lecciones emprendedoras de Hanson
Crédito: Entrepreneur EU

Es probable que conozcas a Hanson gracias a su éxito de los años 90 “Mmm Bop”, pero desde entonces esta agrupación de hermanos se ha convertido en una fuerza multifacética emprendedora. Juntos organizan festivales, hacen música y producen su propia marca de cerveza (llamada MmmHops, obviamente). 

La edición en inglés de Entrepreneur tuvo la oportunidad de platicar con Isaac, Taylor y Zac Hanson a través de un Google Hangout en vivo. Abajo hay tres cosas que los hermanos han aprendido durante su transformación de ídolos juveniles a hombres de negocios en control total de su marca. 

1. Los artistas exitosos ya son emprendedores

“Cuando eres parte de una banda local, ya eres un emprendedor”, dice Taylor. Los artistas exitosos – y los hermanos Hanson se consideran parte de este grupo – reconocen que el arte y los negocios no deben estar separados y que, de hecho, se complementan.  “Cuando empezamos como una banda local, debíamos negociar con los dueños de los bares o teatros y pensar muy bien en qué tipo de mercancía podíamos invertir”, dice Isaac.

Aunque estas consideraciones no estaban directamente relacionadas con la música, estaban conectadas con la imagen de la banda y por lo tanto, con su impacto e influencia. De la misma manera, la construcción de una base fiel de seguidores, ya sea a través de redes sociales o en vivo, debe ser una prioridad para cualquier músico o emprendedor, coinciden los hermanos. Tener quién quiera escucharte es fundamental para llevar tu producto al mercado. 

2. Los momentos de fracaso son indispensables

El éxito, ya sea en el arte o los negocios, se logra al superar los límites establecidos. “El buen arte es hecho por las personas que no temen tomar riesgos”, dice Zac. En otras palabras, es importante salir de la zona de confort y hacer algo que te asuste. Sí, te arriesgas fracasar, pero los errores son las mejores oportunidades y aprendizaje. 

Isaac llama a estos momentos “Oh Shit!” (¡Oh, mierda!), el equivalente a pararse en el escenario enfrente de una gran audiencia. Al principio da un miedo terrible, pero a menos que te obligues a repetir la experiencia una y otra vez, jamás te sentirás cómodo. “La única manera en la que aprendemos a hacer las cosas es intentar varias veces. Así cuando te equivoques o tengas una experiencia inusual, sabrás cómo reaccionar y decir ‘OK, a lo que sigue’”, asevera. 

3. Una relación de negocios no es una democracia

Los hermanos Hanson han trabajado juntos la mayoría de sus vidas. Obviamente han tenido conflictos. Pero hoy por hoy han desarrollado un sistema para tomar decisiones clave. No todos tienen un voto igualitario para todas las elecciones. “Las personalidades de las personas juegan roles diversos”, indica Zac. Cada hermano aporta sus habilidades únicas a la banda y por lo tanto, está calificado a tomar el liderazgo en ciertos tópicos. “El tiempo y la historia son parte importante de este proceso”.