Tecnología

7 proveedores de hosting para todos los bolsillos

Cuando tienes una startup es difícil tener flujo de efectivo constante, sin embargo, hay ciertas inversiones que no puedes evitar, como tener tu propio sitio web. Te traemos varias opciones para que puedas empezar tu presencia online.
7 proveedores de hosting para todos los bolsillos
Crédito: Depositphotos.com

Tu negocio necesita una página web, son muchas las razones. Aunque si estás leyendo este artículo probablemente ya lo sabes. Entre otras ventajas lanzar tu propio sitio web te permitirá:

  • Presentar tus productos y servicios de una forma profesional a tus clientes.
  • Facilitar que tus clientes potenciales te encuentren online, incluso pueden contactarte.
  • Podrás estrechar tu relación con los visitantes y fidelizarlos como clientes.
  • Posibilidad de vender tus productos online.

Los gestores de contenidos están avanzando mucho y cada vez son más fáciles de usar. Por ejemplo, ya no hace falta ser un programador para crear una página con WordPress, tan solo añade una plantilla tú mismo (las hay incluso gratuitas) y agrega el contenido. Aunque eso sí, ten en cuenta que algún conocimiento técnico necesitarás durante el camino.

¿Pero dónde alojar tu página web? Acertar a la hora de decidirse por un proveedor de hosting es muy importante. Tener una página web lenta o que tenga muchas interrupciones en el servicio no es beneficioso. Tres temas resultan fundamentales: 

- El uptime (disponibilidad del servidor) que mide cuánto tiempo tu página web está en línea. Lo ideal es tener disponibilidades superiores al 99,95%. Malos datos de disponibilidad pueden hacerte perder visitantes y perjudicar tus rankings en Google.

- Velocidad de carga de los servidores a nadie le gusta una página web lenta. Un hosting con problemas de velocidad puede terminar con la paciencia de tus usuarios y estos se irán sin que puedas incluso saludarles. Por cierto, Google también ama los sitios veloces y les otorga mejores rankings.

- La ayuda y soporte tiene que estar a la altura del servicio. Un proveedor con una atención al usuario lenta y poco resolutiva puede hacerte perder mucho dinero al no solucionar rápidamente los problemas de tu página web.

Pero a su vez, los emprendedores, no tienen todo el dinero del mundo para invertir en un proveedor de hosting. Por eso te traemos nuestra selección de las plataformas ideales para emprendedores.

Webempresa: El especialista en WordPress, Joomla y Prestashop


Son una empresa de España, pero tiene servidores en América y Europa, para así dar cobertura a varias zonas geográficas. Sin duda, este es uno de los hostings más veloces y su servicio de atención al cliente es rápido y eficiente. La disponibilidad que ofrece es una de las mejores del mercado.

Son especialistas en alojar sitios web creados con WordPress, Prestashop y Joomla, ya que sus servidores están optimizados para estas aplicaciones. Lo malo es que sus precios son un poco más elevados que los de otros proveedores, sobre todo con el espacio web que ofertan. Pero si quieres la máxima calidad para tu negocio, esta es una opción muy a tener en cuenta.

SiteGround: ¿La mejor relación calidad precio?


Es un proveedor estadounidense pero su equipo hispanohablante es excelente y contestan a tus preguntas en un tiempo récord, ofrecen incluso un chat en directo. Sus velocidades de carga son también muy buenas y los test de disponibilidad (uptime) reportan cifras cercanas al 100%.

Tienen sus servidores en Asia, Europa y, por supuesto, Norteamérica. Sus precios son ajustados y además ofrecen más espacio web que otros hostings de similares prestaciones. Nos gusta su facilidad de uso y la sencillez con la que se pueden integrar servicios externos (p. ej. el CDN gratuito de CloudFlare).  

One.com: La opción low-cost


Se trata de una empresa danesa, curiosamente usa energía eólica para alimentar sus servidores. Como muchos de los proveedores cuenta con servidores en América del Norte y Europa. La principal ventaja es su precio, se trata de uno de los hostings más económicos.

 

Su calidad no es la mejor del mercado ya que el tiempo de carga es más lento que otras alternativas. Durante los test de disponibilidad, sus resultados han sido también mejorables. Su atención al usuario en español tampoco es la más eficaz del sector. Eso sí, su configuración y uso son intuitivos y aptos para principiantes. Por estos motivos, lo recomendamos para aquellos negocios con poco presupuesto y para los que su sitio web no sea crucial.

Go Daddy: El gigante estadounidense de internet


Puede ser que hayas escuchado hablar de Go Daddy, tienen presencia en más de 50 países y hablan más de 20 idiomas. Ofrecen casi de todo para el mundo en línea: hospedaje, nombre de dominio, servicio de correo electrónico, plataformas de creación web y hasta servicios de marketing online.

Aunque sus precios no son los más baratos, son extremadamente competitivos, incluso ofrecen grandes descuentos durante el primer año. El problema es que, a veces, estos proveedores tan grandes se olvidan de sus clientes más pequeños y eso se traduce en una mala atención al usuario. Aunque ofrecen un servicio de atención técnica permanente e incluso podrás contactar con ellos por teléfono.

1&1: El alemán que conquistó el mundo


Se trata de una empresa originaria de Alemania y es otro de los gigantes de internet. Al igual que Go Daddy ofrecen casi todos los productos y servicios que alguien pueda necesitar para lanzar su proyecto online. Su oferta se adapta a pequeños negocio, medianos e incluso ofrecen servicio a grandes empresas.

Su servicio está totalmente disponible en español y no tendrás problemas con este tema. Sus precios son competitivos y también ofrecen descuentos muy grandes durante el primer año. Después de años trabajando con ellos, tenemos que decir que los trámites administrativos (p. ej. darse de baja) no siempre son fáciles.

Xpress Hosting: Por si necesitas IP de México


Llevan en activo desde el 2002, se trata de un proveedor de hosting de México y además también tiene su data center (servidores) en México. Si tus visitantes son mayoritariamente mexicanos, tener el servidor geográficamente cerca de él, hará que los tiempos de espera sean menores.

Sus precios son competitivos, pero sus planes más económicos se pueden quedar cortos si tienes un proyecto mediano o grande. Este proveedor no tiene la mejor reputación de la red entre sus usuarios, parece que su centro de ayuda puede ser un poco lento.

Hostinger: ¿Completamente gratis?

De origen europeo y fundado en el 2004. Tiene presencia en medio mundo y cuenta con servidores en Asia, Europa y América del Norte. Su velocidad de carga no es del todo buena, aunque su peor registro es el uptime (disponibilidad del servidor).

Lo más destacable de hostinger es que ofrece un plan gratuito para que alojes tu página web. Pero ten en cuenta que no dispondrás de un dominio propio (p. ej. www.mi-negocio.com) sino que tendrás un subdominio (del tipo: www.mi-negocio.esy.es). Esto no es muy profesional y puede “asustar” a tus clientes. Hay que decir que la atención al usuario es un poco floja, pero sus precios son muy competitivos.

¿Pero entonces qué proveedor elijo?

Antes de decidirte por un hosting (de esta lista u otro), deberías tomarte un tiempo para averiguar por ti mismo qué tal son sus servicios: 

  • Pon a prueba su centro de atención al usuario, pregúntales algo por correo electrónico, chat o por teléfono. Fíjate en el tiempo de respuesta y la calidad de esta.
  • Asegúrate que tienen algún tipo de reembolso del dinero si quedaras satisfecho con el servicio. Es típico que ofrezcan una devolución del importe dentro de los primeros 15 o 30 días.
  • Haz pruebas de la velocidad de alguna página alojada en sus servidores. Para esto puedes usar herramientas como Pingdom o Webpagetest.
  • Finalmente, da un vistazo a los perfiles del proveedor de hosting en las redes sociales. ¿Tienen muchos mensajes de clientes descontentos?

Deberías elegir aquel proveedor que mejor se adapte a las necesidades de tu proyecto y a tu presupuesto. Ahora tienes información de primera mano sobre estos proveedores y conoces sus principales virtudes y defectos. Obviamente existen más alternativas y puede que alguna de ella se ajuste mejor a tus necesidades.