Manejo del dinero

Cómo una pareja ahorró un millón de dólares para retirarse a los 43 años

En 2013 Carl y Mindy decidieron crear toda una estrategia de cuatro años para dejar de trabajar y quedarse sin deudas en 2017. Lo lograron en abril de este año.
  • ---Shares

En 2013 el “Sr. y Sra. 1500” – los pseudónimos de los próximos jóvenes retirados Carl y Mindy- decidieron empezar a ahorrar en serio. 

“Estaba teniendo un pésimo día en el trabajo”, dijo el programador de 42 años Carl en una entrevista para el podcast de Farnoosh Torabi. “En ese entonces tenía 38 años y pensé ‘No hay manera en que siga haciendo esto hasta que cumpla 65 años’”.

Inspirado por la idea de retirarse temprano, este esposo y padre de dos hijos se prometió construir un portafolio de inversión de un millón de dólares y tener cero deudas para febrero de 2017. Esto le permitiría retirarse en 1,500 días, a la tierna edad de 43 años. 

Carl y su esposa lograron su meta antes de lo previsto – en abril de 2016-  y ahora está apuntando a alcanzar a tener 1.12 millones de dólares para febrero del siguiente año para oficialmente retirarse. 

La buena noticia es que cualquiera puede copiar su estrategia, sin la necesidad de ser un banquero experto en inversiones. Todo lo que se necesita es “tomar las decisiones adecuadas en cuanto al ahorro y las inversiones”, como Carl lo escribe en su blog

Este es el plan que Carl y Mindy trazaron para retirarse jóvenes:

Estudiaron cuánto dinero exactamente necesitaban para retirarse de manera confortable

Para eso, la pareja analizó sus hábitos de consumo por varios meses. “Mi esposa anotaba todo lo que comprábamos”, menciona el experto en su página. “Cada vez que regresábamos a la casa del supermercado o de pagar las cuentas, lo anotábamos”. 

Basándose en esto registros determinaron que podían “vivir bien” con unos US$24,000 al año. Para estar seguros, agregaron US$6,000 para tener “un colchoncito” y subieron la cifra a US$30,000 al año. 

Usando la “Regla del 4%” – una norma instintiva controversial que sirve para determinar cuánto dinero puedes sacar de tu cuenta de ahorro cada año sin arruinarte- obtuvieron una cifra mágica. 

“Basándome en esta regla, determiné que necesitaba unos US$80,000 para retirarme sin deudas”, escribió Carl en su blog en 2013. “Sin embargo, quiero darle estudios a mis hijos, así que subí mi meta de ahorro al millón de dólares cerrado”. 

La pareja se comprometió a destinar US$2,000 mensuales a su portafolio de inversiones, que tenía acciones por US$570,000 cuando arrancaron con su plan, para poder ahorrar un millón de dólares en 1,500 días. 

Claro, tenían una buena ventaja cuando empezaron. Pasaron años invirtiendo y ahorrando parte de sus salarios. 

Puedes leer más sobre sus cálculos para retirarse jóvenes en su página web. 

Empezaron a monitorear sus gastos y redujeron su consumo

Una vez que empezaron a ahorrar, Carl y Mindy buscaron formas para cortar sus gastos. “Es algo que todos pueden hacer ya”, dijo el experto a Torabi. 

Ellos recomiendan analizar cada gasto, lo que te ayudará a ver a qué destinas tu dinero, cómo puedes controlar las fugas financieras y en qué puedes ahorrar.

Carl empezó a hacer mantenimiento a las casas de sus vecinos y a desarrollar aplicaciones móviles en su tiempo libre. Mindy, que hasta ese momento era ama de casa, comenzó a escribir para una página web de inversionistas. Ambos planean continuar con estas labores durante su retiro. 

También realizaron inversiones inteligentes, como comprar una casita que han ido remodelando para incrementar su precio. Otro buen vehículo para los sueños de Carl y Mindy es el mercado de valores. Aunque no recomiendan entrar si no se conocen bien las “reglas del juego”, ellos lograron ganancias al comprar acciones de Facebook

Ya sea que decidas invertir en bienes raíces, el mercado de valores o fondos de inversión, lo importante es que encuentres métodos de incrementar tus ahorros y tus ganancias. Hay nuevos modelos de negocios, como Uber o Airbnb, que te pueden permitir aumentar tus perspectivas económicas.  

Cambiaron su actitud acerca del dinero

“Aprendí que no se necesita mucho dinero para vivir”, dijo Mindy a Torabi. “Mi calidad de vida no ha cambiado desde que empecé a cuidar mis gastos. No necesito un plan de datos costoso, ni el gran plan de televisión por cable. No extraño esas cosas porque en realidad no aportaban algo diferente en mi vida”. 

Esta historia apareció originalmente en CNBC. 

¿Qué te parece la historia de Mindy y Carl? ¿Crees que se podría replicar su estrategia con el sistema bancario de tu país?