Finanzas personales

Si tan sólo si ganara un poco más…

El experto en finanzas personales, Luis Yndigoyen, asegura que el problema no radica en el "poco ingreso" sino en la mala administración. Te decimos qué hacer.
Si tan sólo si ganara un poco más…
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Muchos piensan, dice Luis Yndigoyen experto en finanzas personales de comparabien.com, que si sólo se ganara un poquito más las cosas irían mejor y la realidad lo confirma, ya que es muy común ver la mayoría de personas viviendo de quincena en quincena y quejándose de su bajo sueldo.

Pero, la verdad es que si se diera el caso de finalmente obtener ese ansiado aumento de sueldo, quizás muchos sigan sobreviviendo hasta llegar a fin de mes.

El problema no radica en el poco ingreso, indica Yndigoyen, sino en entender que para romper con ese ciclo de escasez no se necesita más dinero, sino más orden, es decir, no se trata de cuánto se gana sino de cómo se administra ese ingreso.

Somos el resultado de la suma de todas nuestras decisiones, entonces si no te gusta donde te encuentras hoy, haz un cambio de rumbo y re direcciona tus decisiones financieras comenzando con un plan, Albert Einstein nos advirtió que: “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”

No te desanimes, si le echas ganas seguro ese aumento de sueldo llegará pero la estabilidad financiera llega con el orden, no dejes pasar un día más sin una organización guía. Aquí unos sencillos pasos para comenzar:

1. Haz un presupuesto mensual. Coloca con sinceridad todos y cada uno de tus gastos, incluye un ítem destinado a esos “gastos hormiga” como taxis de apuro, cafés y golosinas de las máquinas que compras durante la semana y que constituyen un monto nada despreciable al mes.

2. ¿Deudas? Lista el total de todo lo que debes y haz un plan de pago mensual separando un monto de tus ingresos para este ítem, no compres nada al crédito hasta que liquides tus deudas. Nunca está de más remarcar que NO se debe gastar lo que no se tiene.

3. Ahorra. Limita tus gastos a lo que has determinado por ítem en tu presupuesto y lógicamente destina uno para el ahorro mensual, puedes comenzar con 5% de tu ingreso mensual y cuando liquides tus deudas subir a 10%. Recuerda que siempre necesitamos un colchón financiero.

4. Usa efectivo. Aunque en estas épocas es complicado andar con efectivo, intenta mejor hacer tus pagos en esta modalidad pues duele más entregar un billete que pasar la tarjeta.

McDonald’s hizo un estudio y se dio cuenta que la gente que compra con plástico gasta 47% más que el que paga en efectivo.

5. Disminuye gastos: Identifica cuál de tus salidas de dinero exceden a tu ingreso real, quizás ese plan de celular es demasiado alto y no es tan necesario como creías o tus compras en el supermercado incluyen productos que a veces se vencen en el refrigerador y ni usas.

6. Paga obligaciones: El pago de las cuentas fijas debería ser lo primero en cancelar apenas se reciba el salario, así evitarás la tentación de gastar en cosas menos prioritarias.

Paga a tiempo tus deudas y evita atrasarte, los intereses y moras sobre todo de los bancos son muy caros e implican una salida de dinero extra al mes siguiente que puede desbalancear tu presupuesto.