Hide this Looking for English Content? Click here

Ella transformó su Parkinson en una oportunidad para emprender

Cuando a Tonya Walker le detectaron la enfermedad a los 34 años pensó que jamás podría usar sus tacones favoritos. Ahora tiene un gran negocio de zapatos.
Ella transformó su Parkinson en una oportunidad para emprender
Crédito: Amy Osmond Cook
  • ---Shares

Cuando a Tonya Walker le diagnosticaron Parkinson temprano a los 34 años, pensó que nunca podría volver usar sus tacones favoritos. Encontró que no estaba sola y que más de 10 millones de personas en todo el mundo viven con esta enfermedad, el 20% de ellas teniendo menos de 50 años. 

Todo comenzó un día que iba caminando por la calle y notó que su brazo izquierdo había dejado de balancearse. Pronto notó que le costaba articular algunas ideas, por lo que decidió ir al doctor para hacerse una resonancia y descartar lesiones en el cerebro. Incluso se realizó la prueba de lupus para descartar cualquier cosa. 

Tonya y sus médicos no encontraron razones para lo síntomas, pero al estar embarazada unos meses después, los síntomas se volvieron debilitantes, hasta el punto de que no podía vestirse sola. Después de que su hijo nació, Tonya se volvió a realizar las pruebas y esta vez el culpable era evidente: Parkinson temprano.

Durante muchos meses Tonya vivió en negación sobre su condición y no quería decirle a la gente que la padecía. Algo que la deprimía particularmente, además de no poder seguirle el paso a su hijo, era no poder usar sus amados tacones debido a que su balance estaba severamente comprometido.

En 2013, Tonya decidió someterse a una cirugía Deep Brain Stimulation (DBS) donde se estimula una parte del cerebro para reducir los peores síntomas del Parkinson. Gracias a este procedimiento logró recuperar su equilibrio y, con un nuevo aprecio de lo que pudo perder para siempre, comenzó un blog de moda enfocado a cambiar la percepción de la enfermedad en la sociedad.  

The Shoe Maven es una plataforma donde comparte su pasión e inspira a otros pacientes de Parkinson temprano a vivir lo que aman.  Actualmente es socia del grupo de apoyo para personas con la enfermedad More Than Motion para hacer una serie de videos sobre su condición y cómo seguir tu vida cuando la tienes. 

La página vende artículos relacionados con la moda y el Parkinson y un porcentaje de lo que recauda es una donación directa para la Fundación Michael J. Fox

Emprendiendo con una enfermedad crónica

Los emprendedores típicamente necesitan fuerzas extraordinarias para soportar el estrés de comenzar un negocio y hacerlo crecer, así que no es de sorprender que emprender cuando se tiene una enfermedad crónica parezca imposible. Pero Tonya y otros no solo han sobrevivido, pero encontrado en su enfermedad una manera de triunfar y prevalecer en entorno emprendedor.  Ya sea que se tenga depresión, Parkinson o esclerosis múltiple, muchos emprendedores como Tonya trabajan mientras superan las dificultades cotidianas que representan sus enfermedades. 

Tonya nos regala cuatro cosas que la ayudan a continuar luchando: 

1. Tener una actitud positiva

Dicen que la actitud es lo más importante en el mundo. Tener una buena disposición a pesar de tener una condición de salud complicada puede parecer increíblemente complejo, pero es absolutamente crucial para la vida (y el éxito) de un negocio. “No puedes despertar y sentir lástima por ti mismo”, indica la emprendedora. “Solo te estarías dando a la miseria. Todos los días despierto y elijo sentir alegría”. 

2. Conoce tus limitaciones

Mantenerse optimista cuando se tiene una condición tan compleja es imperativo, pero es igual de importante saber hasta dónde puedes llegar realmente. Todos los días tendrás energía limitada, por lo que debes estar consciente de tus limitaciones físicas y mentales. La mejor manera de superar este obstáculo es crear un horario y apegarte a él para saber dosificar tus días. “Las mujeres somos especialistas a comprometernos a hacer más de lo que realmente podemos; nos sentimos mal por decir ‘No’. Es importante no perder la fuerza cuando encontramos algo que realmente no podemos hacer. Se vale poner las cosas en la lista de pendientes y regresar a ellas cuando ya te sientas bien”, indica Tonya. Mide tus fuerzas y podrás continuar disfrutando de tu éxito, pero a tu ritmo. 

3.  Comparte tu historia

Tonya no le comentó a nadie sobre su enfermedad hasta que pasó por la cirugía. Le afectaba todos los días, mental, emocional y físicamente. Sin embargo, después de la operación entendió que su situación sería parte de su vida y comenzó a platicar de su realidad. Empezó su bog, que la acercó a sus pasiones, y  comenzó a compartir su historia. Tonya se dio cuenta de que la vida era más sencilla cuando la gente a su alrededor conocía de su condición. Entendió que al manejar un trauma, uno nunca esta solo realmente y hablar de tu realidad puede ayudarte a ganar una nueva perspectiva. Incluso, lo más  importante, puedes impactar positivamente a alguien más que pase por lo mismo que tu. 

4. Supera tus límites 

Aunque es importante reconocer tus limitaciones diarias, nunca debes coartar tus metas de vida. Apégate a tus pasiones y encuentra caminos para seguirlas.  Como dice el escritor de El Huffington Post Harmel S. Rayat, una de las características más importantes de un emprendedor es la habilidad de superar sus miedos. “Muchas compañías, como Facebook y Uber, no solo han superado sus limitaciones incontables veces, pero han redefinido lo que es posible”, escribe Rayat.

Si eres un emprendedor con un problema de salud crónico, tienes que tener más reservas de entereza que un dueño de negocio normal. Puede que parezca imposible conseguir tus sueños con una carga de ese estilo, pero si te mantienes positivo, te sabes medir, compartes tu historia y estás dispuesto a evolucionar, pronto te darás cuenta de todas las cosas que puedes lograr.