Hide this Looking for English Content? Click here

Los 8 tipos de empleado que tiene un negocio

El eficiente, la lolita, el líder… ¿cuáles colaboradores tienes en tu empresa?
Los 8 tipos de empleado que tiene un negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Dentro de una empresa es normal que los equipos de trabajo estén conformados por gente con diferentes habilidades y conocimientos, pero también con personalidades únicas que determinan el tipo de empleado que es. Conocer cómo son cada uno te brinda herramientas para mejorar la productividad de tu negocio. En esta ocasión te presentamos ocho, aunque hay más:

El eficiente

Es el empleado ideal de toda empresa ya que son recursos muy valiosos porque saben cómo manejarse en el área laboral sin causar conflictos. Se caracterizan por ser inteligentes, dispuestos, tiene habilidades y criterio para resolver problemas por su cuenta, pero también saben cuándo tiene que seguir una orden o hacer las cosas como se les ha solicitado. Suelen comunicarse muy bien, son honestos, fiables, íntegros y responsables y lo mejor es que es personal muy leal.

El dispuesto

Dicho de otra manera es el empleado que a toda petición dirá que sí. Su mayor fortaleza es que puedes encargarle las tareas con la seguridad que no se negara, incluso si se trata de quedarse tiempo extra. Sin embargo, su disposición es un arma de doble filo, porque puede llegar a saturarse con varias actividades (no sabe rechazar) quedando mal con alguna o realizarla no de la forma en la que se espera.

El multitask

Este es el personaje dentro de la organización que puede trabajar con varias tareas a la vez, sin perder la concentración y generalmente entregando buenos resultados. Al igual que el empleado eficiente es altamente valorado por las empresas sin embargo, puede convertirse en un problema si abusas de su cualidad porque corres el riesgo de cansarlo y así disminuir la calidad de su trabajo. Asimismo, si se le sobrecarga con demasiada presión llega a estresarse y a largo plazo podría perder su productividad.

El líder

A todas luces es aquel que tiene el talento natural para dirigir y ejercer un liderazgo con el equipo de trabajo. Entre sus características están que busca superar los desafíos laborales, tiene un alto sentido de la innovación, demuestra su compromiso, asumen su responsabilidad, es proactivo. La recomendación es que te enfoques en su potencial y lo veas como un aliado para cumplir los objetivos del negocio.

El despistado

Su mayor problema es que pierde la concentración muy fácilmente. Puede ser un empleado muy problemático, por su bajo rendimiento y por el riesgo que representa colocarlo en un área clave de tu negocio.

El problemático

Es el tipo de empleado que no debes tener en tu negocio bajo ninguna circunstancia porque creará problemas de todo. En principio, es personal que es difícil de tratar por su mala disposición y por los resultados que entrega. Es desorganizado, puede ser manipulador y desafiante. Si bien hay algunas tácticas que puedes utilizar para mejorar su actitud, es preferible mejor no tenerlos dentro de tu fuerza laboral.

La Lolita o el Seductor

Son los típicos empleados que tienen una actitud provocadora, que se sienten los galanes y seductores. En el caso de las mujeres, puede que la vestimenta que utilicen sea ajustada con escotes pronunciados pues es una herramienta para llamar la atención para ascender. Lo mejor es establecer un límite desde el principio, fijando cuál es el código de vestimenta y conducta.

El flojo

Su nombre lo dice todo, es el empleado que no realiza sus deberes en tiempo ni mucho menos en forma. Muestra poca o nula disposición, y necesita supervisión constante para cumplir con sus tareas. Este tipo no aporta nada a la compañía. Es común que vaya acompañado de otras características como la impuntualidad. Lo mejor es no contar con ellos en tus filas pues podría contagiar al resto del grupo o absorber el tiempo de los demás.