Hide this Looking for English Content? Click here

Los dulces mexicanos que le ganan a la diabetes

Zuitlusions son golosinas sin azúcar patentadas por Cecilia Mojica, quien profesionalizo? su empresa y ahora esta? lista para exportar a EE.UU.
Los dulces mexicanos que le ganan a la diabetes
Crédito: Isaac Nacar / Entrepreneur en Español
  • ---Shares

Este artículo se publicó originalmente en la verisón de febrero de 2017 de Entrepreneur. Si quieres conocer otros casos de éxito de esta revista, consulta la versión para iOS y para Android. ¡No te la pierdas! 

El recuerdo de su tía abuela apuntándole en la cara con una lámpara para asegurarse de que estuviera dormida y así poder ir a hurtadillas a comerse los dulces y chocolates que tenía escondidos en un ropero, fue lo que motivó a Cecilia Mojica a crear un negocio de golosinas que pueden ser consumidas por los diabéticos y todo aquel que se preocupa por su salud.

Se trata de Zuitlusions, la marca de gomitas, grageas de cocoa, mazapanes y palanquetas sin azúcar de la empresa Delinutrición de México, que fundó esta química en alimentos hace 13 años. Hoy, la compañía también produce gomitas elaboradas con miel de agave, chía y chile, que distribuye en todo el país a través de la Asociación Mexicana de Diabetes, hospitales, dulcerías y tiendas departamentales como Sears y Liverpool.

Pero llegar hasta este punto no ha sido una tarea sencilla. Esto a pesar de que uno de sus principales públicos consumidores son las personas que sufren de diabetes, una enfermedad crónica degenerativa que se encuentra entre las primeras causas de muerte en México. En el 2000, tres años antes de que la empresa iniciara operaciones, la Secretaría de Salud reportó 46,000 decesos por esta enfermedad y en 2014 la cifra ascendió a 94,000.

Cecilia dice que su idea de emprender estaba latente en su cabeza, desde que empezó a trabajar en diversas empresas privadas en el área de desarrollo de productos y aditivos alimentarios. Una de ellas fue Splenda, donde conoció de primera mano el manejo de los productos sin azúcar y bajos en calorías. Fue justo al comenzar a estudiar su Maestría en Administración en Sistemas de Calidad y Productividad en la Industria de Alimentos cuando descubrió la verdadera oportunidad de negocios.

“Estaba dando clases de Evaluación Sensorial en el laboratorio de la Facultad de Química de la UNAM, cuando me di cuenta de que las gomitas y los dulces eran muy flexibles para trabajar. Además, casi no había productos sin azúcar y los que existían eran importados y muy caros”, recuerda.

Era el año 2001 y la creadora de Delinutrición de México se puso a trabajar con diversas formulaciones que en tan sólo seis meses le dieron resultados positivos en sabor y consistencia. Aunque no tenía la empresa fundada todavía, la química de profesión decidió registrar su marca y proteger su innovación bajo una patente.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) ese año sólo 534 mexicanos solicitaron una patente. De hecho, el número no se ha incrementado de forma notable: en 2015 la cifra fue de 1,246, señala el organismo.

Con el apoyo de la materia de Innovación Tecnológica, que llevaba en su Maestría en el Colegio Simón Bolivar, inició las gestiones para patentar su producto. Y no fue sino hasta 2010 cuando Cecilia obtuvo la patente como Producto de confitería sin azúcar y su proceso de obtención.

Dulce alternativa

¿Qué es lo que hace distintas estas golosinas al resto? Lo primero es que no tienen azúcar y tampoco almidón. Por tanto, tienen menos calorías, su estructura es traslúcida, son más suaves y de fácil corte. “Estudiando el mercado identifiqué que uno de los principales problemas de mis consumidores, en su mayoría adultos ma yores, es que se les atoran las gomitas en los puentes o dentaduras. Con mis productos no pasa eso y los pueden consumir tanto niños como adultos”, afirma Cecilia.

Con una inversión de $50,000, la emprendedora adquirió utensilios de acero inoxidable y un tambo de Hystar (jarabe de poliglicitol), que es un edulcorante y la ma- teria prima con la que elabora las gomitas. Éste tardó seis meses en llegar a manos de Cecilia, quien a pesar de no tener estableci- da la empresa, comenzó la producción de los dulces en la casa de su mamá.

Gracias a la ayuda de una socia que tuvo del año 2002 al 2004, la empresaria empa- quetó las gomitas en bolsitas y las ofreció a la Asociación Mexicana de Diabetes, convir- tiéndose en su primer cliente. Su mercado principal eran los niños y los adultos mayores que sufren la enfermedad. “Deseaba crear un negocio con impacto social, y nada mejor que apoyar a esta población que no tiene muchas alternativas”, dice.

En 2004, Cecilia formalizó su empresa y empezó a vender sus productos en tiendas departamentales. Por cuestiones de mater- nidad de su socia, la sociedad no prosperó, aunque la venta de productos sí. A partir de entonces, la estrategia que empleó la empresaria para posicionar sus productos fue capacitar a las vendedoras, quienes daban degustaciones y explicaban las bondades del producto. Y es que estas gomitas a pesar de tener un precio de $50 (115 g), no generan picos en el metabolismo, tampoco pican los dientes y tienen pocas calorías, su valor agregado es que ofrece un índice glucémico bajo. Entre sus ingredientes se encuentran polioles, mannitol, isomat y sorbitol, además de Splenda y Stevia, lo que en conjunto les da su estructura y dulzor.

Seguir innovando

Delinutrición de México también ha desa- rrollado productos a pedido expreso, como los chochitos que usaba El Globo para los Garibaldis libres de azúcar, que dejaron de producir cuando la empresa fue adquirida por Grupo Bimbo en 2005.

Para mantenerse entre las preferencias de los consumidores, la emprendedora sostiene que “no hay nada mejor que poner a trabajar tu mente, ser creativo y desarrollar cosas nuevas”. Así que en 2009 comenzó con la venta de grageas de cocoa sin azúcar, palanquetas de nuez ($25) y mazapanes ($12), aunque su producto estrella sigue siendo la gomita. Tanto, que hace tres años lanzó nuevas gomitas hechas con miel de agave y continúa experimentando con nuevos sabores, como el chamoy y chía con chile. Además, elabora lo que denomina “publicidad comestible” para diversas marcas.

Precisamente buscando nuevas mane- ras de crecer la empresa fue como llegó a la aceleradora de negocios Agora en 2013. Con su ayuda desarrolló un logo más amigable para dejar de parecer producto exclusivo para enfermos de diabetes. Cabe señalar que la mitad de sus consumidores son diabéticos y la otra son personas que tienen una cultura de cuidado a su salud.

Cecilia está consciente de que si no exploras nuevas oportunidades de crecimiento y formas de ganar más mercado, éste te come. “Mucha gente cree que es muy fácil abrir una empresa y que una vez montada, ya no hay más que hacer; pero no, tener un negocio es estar ahí, supervisarlo y darle

seguimiento constante”. Al respecto, Jorge Peralta, director y fundador de Innovación Disruptiva, opina que es tiempo de que la empresa se reenfoque para aprovechar las oportunidades que hay en el mercado. Por ello, además de tener el apoyo de su mentor Enrique Ponce de León, director del Centro de Valor Agregado de la Secretaría de Agricultura Ganadería y Pesca (Sagarpa), Cecilia trabaja con el Consorcio de exportación de ProMéxico, para darle mayor valor agregado a sus productos.

Delinutrición de México tiene seis colaboradoras y una pequeña planta en Tultitlán, EdoMéx., desde donde produce cerca de tonelada y media de gomitas, 5,000 mazapanes y entre 1,500 y 2,000 palanquetas al mes. En este momento están a punto de mudarse a instalaciones más grandes; sin embargo, el reto para 2017 es dejar de producir de manera artesanal e iniciar exportaciones a Estados Unidos.

Esta es una buena oportunidad porque la materia prima con la que se elaboran las golosinas es importada en su mayoría e impacta el precio del dólar en los costos de producción. “Tenemos claro que el mercado con mayor potencial es Chicago, y ya contamos con los permisos necesarios ante la Federal Drug Administration (FDA), para comercializar nuestros productos en suelo estadounidense”, adelanta Cecilia. 

Fotografías: Nancy Lo?pez / Producción y Post:  Isaac Na?car