Hide this Looking for English Content? Click here

Las 3S de supervivencia para tu negocio

¿No sabes cómo definir tu modelo de gestión? Aquí cinco dimensiones infalibles que te permitirán hacerlo y medirlo, las cuales se resumen en 3S
Las 3S de supervivencia para tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Uno de los temas que siempre me preguntan los emprendedores y quienes están comenzando con sus proyectos es cómo definir un modelo de gestión y control para sus emprendimientos. La verdad es que la gran mayoría de los emprendedores tiene mucha energía para impulsar su proyecto, pero poca capacidad para definir un modelo de gestión que le permita saber si va por un buen camino. Aunque algunos sí definen objetivos y metas para medir su éxito, lo hacen de forma parcial, pues no comprenden todas las dimensiones relevantes para un emprendimiento y mucho menos son capaces de definir metas.

En contraste, las grandes compañías utilizan modelos de gestión de su estrategia tales como el Balanced Scorecard, éste método fue construido para grandes corporaciones, pero son metodologías muy complejas para una startup, pues no refleja la realidad en la que se encuentra una empresa que está iniciando, momento en el que el emprendedor tiene otras prioridades, como impulsar su proyecto y modelo de negocios, más que formalizar sus objetivos estratégicos.

El modelo 3S

Debido a lo anterior, es aconsejable que los emprendimientos o startups utilicen un modelo que sea más ad hoc para este tipo de organizaciones y reflejen su realidad. El modelo Strategy Startup Scorecard o 3S como lo he denominado, se enfoca en ofrecer a los emprendimientos un modelo simplificado y relevante que les permita gestionarse.

Este modelo lo hemos co-construido con base en lo que hemos trabajado con emprendedores en la academia y en el trabajo que hemos realizado por años con ellos en la práctica.

No es un modelo estático y se debe adaptar a cada organización, lo relevante es que nos enfocamos solamente en cinco dimensiones clave a gestionar. De esta forma el emprendedor puede gestionar su negocio de manera más eficiente y sin distraerse de su principal prioridad que es lograr estabilizar su modelo de negocio.

Para cada una de estas dimensiones proponemos que el emprendedor defina sólo un objetivo y un indicador (KPI) para medir su desempeño. No hay que temer si después cambiamos un objetivo o adaptamos el indicador. No hay que olvidar que el modelo de gestión debe reflejar la gestión del negocio, es decir, debe ser capaz de reflejar los elementos relevantes del modelo de negocio que estamos impulsando.

El pivoteo de los modelos de negocios es muy habitual en los emprendimientos, por lo que, si éste cambia, debemos ajustar nuestro modelo de gestión “3S” de cinco dimensiones, reformulando los objetivos, metas en indicadores.

Las dimensiones del 3S

Dimensión Negocio:

En esta dimensión se reflejan los objetivos claves asociados a los resultados del negocio, en especial los ingresos que obtiene el emprendimiento o el crecimiento de los ingresos (en cantidad absoluta de clientes o la tasa de crecimiento de clientes).

Por ejemplo, la empresa Emprediem se dedica a gestión y capacitación de innovación social, tiene presencia en Chile, Argentina y México. En su proceso de internacionalización, uno de los principales indicadores de éxito era la cantidad de clientes (beneficiarios) que obtenían y los fondos (ingresos) que lograban obtener para sus programas sociales.

Dimensión Solución del Negocio:

En esta dimensión se deben indicar los objetivos clave que reflejan el “core” de cómo tu negocio resuelve el problema para el cual fue creada. Por ejemplo, Allgreenup, es un emprendimiento que incentiva el reciclaje y premia a las personas por ello. El “core” de su solución (el negocio) se basa en entregar información sobre el impacto positivo en el medioambiente que genera cada persona con sus acciones. Por tanto, algunos indicadores claves “core” son: cuánto CO2 han ayudado a dejar de lanzar a la atmósfera sus usuarios, cuánto han reciclado sus usuarios, etcétera.

Dimensión Propuesta de Valor:

En esta dimensión se reflejan los indicadores asociados a los atributos clave de la propuesta de valor diferentes a la solución del negocio. Por ejemplo, Greenlibros es una empresa social cuya misión es recuperar aquellos libros que ya fueron leídos y así darles una nueva oportunidad poniéndolos a disposición de otras personas, a bajos precios a través de su e-commerce. Dentro de los indicadores asociados a su propuesta de valor se encuentra: la cantidad de libros que han evitado que lleguen a los vertederos (han sido más de 170.000).

Dimensión Uso de Recursos:

En esta dimensión se reflejan los usos de los recursos financieros. Esto es muy relevante en especial para aquellos emprendimientos que han conseguido recursos desde fondos de inversión o Ventures Capitals. Las organizaciones exigen un reporte permanente de la utilización de los fondos que les han aportado. Este tema es relevante, incluso si los fondos vienen del propio emprendedor o sus familiares. Por ejemplo, la empresa mexicana Glatt Stove que desarrolló una estufa portátil que no contamina, para personas de escasos recursos que utilizan leña como combustible en sus cocinas, recurrió a fondos de inversión para aumentar la capacidad de producción y dentro de los indicadores relevantes que utilizaron destaca el avance en la construcción de la planta de producción de las estufas con base en la Gannt, inicial de construcción. Una vez terminada la planta de producción, su indicador relevante de los usos de los recursos financieros es la cantidad de unidades producidas por esta planta.

Dimensión Difusión:

En esta dimensión se reflejan los indicadores asociados a la difusión del negocio y de sus soluciones. Los emprendimientos necesitan darse a conocer, necesitan que el mercado, sus clientes y potenciales inversionistas conozcan sobre su negocio. Sin embargo, generalmente es muy costoso para los emprendimientos invertir en grandes campañas de marketing, por ello muchos emprendimientos recurren a las actividades de difusión las cuales son mas económicas. Para ello es necesario considerar indicadores para medir su capacidad de ser visto en los medios (online, offline, en vivo, en video, etcétera), para ello se requiere definir un indicador que permita saber en cuántos medios aparece el emprendimiento, este indicador puede ser: cantidad de medios que publican sobre el negocio.

Con este modelo de las 3S, el emprendedor puede gestionar su negocio con cinco indicadores en forma mucho más ágil y puede focalizarse en los temas relevantes sin abrumarse con el exceso de mediciones. En la medida que el emprendimiento alcanza dimensiones mayores, es recomendable incorporar otros indicadores relevantes para esa nueva etapa de su organización.

Lo fundamental, es que el emprendedor o fundador cuente con la información relevante para la toma de decisiones y además pueda comunicarlo a su organización. Asimismo, no debe olvidar que el éxito de su emprendimiento depende de su equipo. Comparte con ellos los indicadores claves del negocio ya que ellos te ayudarán a cumplir tu sueño.