Hide this Looking for English Content? Click here

Trump frena las visas más codiciadas por Silicon Valley

La industria tecnológica será la más afectada por el freno que recibirán los permisos H-1B.
Trump frena las visas más codiciadas por Silicon Valley
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las personas extranjeras que busquen empleo en empresas estadounidenses ya no podrán optar por el visado rápido, luego que el 3 de marzo pasado el presidente Donald Trump anunciara una suspensión provisional para la vía rápida o fast track para los permisos de residencia H–1B.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) indicó que el procedimiento conocido como “Premium” estará frenado por al menos seis meses.

La vida H-1B permite que las empresas estadounidenses interesadas puedan contratar talento extranjero para campos altamente especializados, sobre todo en rubros de ingeniería, tecnología, medicinas y ciencias. 

Las personas interesadas podrán seguir pidiendo la visa durante la suspensión, pero deberán cumplir con criterios de emergencia para solicitarla como razones humanitarias o la posibilidad de una fuerte pérdida financiera para la compañía o para el ejecutivo. 

En condiciones normales Estados Unidos expide solo 65 mil visas H–1B al año, con 20 mil más para personas que hayan obtenido un grado alto de especialización en la Unión Americana. El permiso, que tiene un costo de US$1,225 dólares, es válido por tres años con la posibilidad de extenderse por otros tres. Todo el proceso tarda 15 días, pero si tras ese plazo los aplicantes no reciben noticias, recuperan su dinero. 

De acuerdo con la USCIS, esta suspensión permitirá agilizar los pedidos pendientes para las visas ya tramitadas. 

El servicio limita la visa para trabajadores que “se desempeñen en una ocupación de alta especialidad” y que “tengan un salario”. 

¿Trump Vs. Silicon Valley?

Los procesos de contratación de gigantes tecnológicos se van a ver invariablemente afectada por esta resolución. El año pasado, compañías como IBM, Accenture, Deloitte y Google fueron las que más aplicaron por visas H–1B para sus empleados. 

Las empresas que buscan talento fuera de las fronteras de la Unión Americana aseveran que hay una falta de especialización en los trabajadores locales, mientras quienes están en contra de la visa H – 1B aseveran que el programa “roba” empleos a ciudadanos estadounidenses. 

Tal parece que esta decisión seguirá enfrentando al presidente Donald Trump con la industria tecnológica estadounidense, luego de la respuesta vehemente que la comunidad tuvo en contra de la prohibición de entrada al país por 90 días a viajantes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudan, Siria y Yemen. 

Esa orden fue suspendida después de ser rechazada por jueces del noveno circuito de Los Ángeles.

El 6 de marzo se firmó una nueva prohibición que no solo prohíbe la entrada de ciudadanos de seis países mayoritariamente musulmanes, también suspende 120 días el programa de refugiados de los Estados Unidos.

Esta orden entrará en acción el 16 de marzo próximo.

Con información de Nina Zipkin.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.