Comercialización de biodigestores

 

¿Por qué?
Al igual que muchos países en desarrollo, México enfrenta serios problemas para manejar los desechos sólidos orgánicos. El país genera diariamente unas 99 mil toneladas de residuos sólidos, de los cuales únicamente el 3% llega a reciclarse. El resto, provoca graves complicaciones para las urbes, ya que éstos producen gases nocivos para la atmósfera, contaminan las aguas subterráneas y favorecen la generación de patógenos.

Ante este panorama y la creciente preocupación mundial por combatir los estragos del cambio climático, la utilización de biodigestores surgen como una respuesta a corto plazo para la situación actual.

Los residuos orgánicos al ser introducidos en un biodigestor son descompuestos de modo que el ciclo natural se completa y las basuras orgánicas se convierten en fertilizante y biogás.

Además, evita que el gas metano esté expuesto lo que es muy favorable para el cuidado del medioambiente, ya que este gas es considerado uno de los principales componentes del efecto invernadero.

La utilización de biogás puede sustituir a la electricidad, al gas propano y al diesel como fuente energética en la producción de electricidad, calor o refrigeración. En el sector rural el biogás puede ser utilizado como combustible en motores de generación eléctrica para autoconsumo de la finca o para vender a otras. Puede también usarse como combustible para hornos de aire forzado, calentadores y refrigeradores de adsorción.

En medio de la revolución de las energías alternativas como solución a los problemas relacionados con el petróleo, los biodigestores están entre las formas de producir energía barata, más importantes.

¿Cómo?
La idea de este negocio es unirse a la tendencia de países como China, Brasil, India y muchos desarrollados, donde se utiliza el biogas como una forma de energía calórica alternativa y económica.

Tú les puedes proporcionar a tus clientes la respuesta a esta demanda energética a través de la producción y comercialización de biodigestores para uso doméstico o empresarial, dependiendo del tamaño y la capacidad de tu empresa.

Respecto a su fabricación, debes saber que los más pequeños pueden elaborarse a partir de tanques plásticos, fibra de vidrio o cualquier material resistente a la corrosión; mientras que los de mayor tamaño se construyen generalmente de cemento en el mismo lugar donde funcionarán. También los puedes ofrecer portátiles.

Hay muchas variaciones de biodigestores. La mayoría están diseñados para producir gas metano a partir del estiércol de los animales domésticos, especialmente de puercos y vacas.

Las variaciones en el diseño de biodigestores pueden ser las siguientes: digestores de flujo continuo, que reciben su carga de una bomba que mantiene una corriente continua; de flujo semi-continuo, que diariamente reciben una carga fija; y estacionarios, que se cargan una sola vez y después de un tiempo de retención se vacían completamente.

 
My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue