My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

100 Ideas

Tienda de bicis y cafetería

Tienda de bicis y cafetería
Crédito: Depositphotos.com
¿Por qué?

De la unión de dos tendencias de consumo en pleno ascenso, pueden surgir grandes oportunidades de negocios. Por un lado, el café; si bien en México el consumo per cápita del aromático oscila entre 1.2 y 2.9 kg, esto comparado con otros países como Finlandia –donde la cifra llega a los 16 kilos por año–, es poco.

La buena noticia es que, según la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (Amecafé), el mercado del café nacional vale $20,000 millones. Además, de acuerdo con los especialistas, existen buenas perspectivas respecto al incremento en su consumo a partir de la llegada de grandes cadenas de cafeterías, convirtiéndolo en un producto aspiracional.

Por su parte, el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano alternativo también ha cobrado fuerza. Esto debido a factores clave como la implementación del sistema Ecobici, el cual arrancó en la Ciudad de México en febrero de 2010 con 86 cicloestaciones y 1,114 bicicletas prestadas bajo un esquema de membresía. Así, cada vez es más común ver en otras capitales a ciclistas que no sólo utilizan este medio como diversión sino para llegar a su trabajo.

¿Cómo?

Esta idea de negocios consiste en una tienda de bicicletas con cafetería. Ambos conceptos se complementan entre sí para ofrecer un doble valor agregado a los clientes finales. Por un lado, el objetivo es montar una tienda de bicicletas en un espacio mínimo de 50 metros cuadrados en donde se exhiban diferentes modelos. Quizá valga la pena tener sólo los más populares (para niños, adolescentes, mujeres, ciclista urbano y deportivo, etc.) y montar un catálogo en línea con el resto de la variedad y opciones de personalización.

Para el acondicionamiento e inventario de la tienda física contempla una inversión mínima de $250,000; de preferencia, encuentra una ubicación cercana a lugares públicos propios de ciclistas, como parques y universidades. Mientras que para la tienda en línea con $60,000 es suficiente para pedirle a un diseñador profesional que desarrolle todo el proyecto. Esto no incluye los esfuerzos en tiempo y dinero que serán necesarios hacer a través de redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram.

Finalmente, reserva otros 25 metros cuadrados (y $150,000) para la parte de la cafetería. Para ello, además de equipo y mobiliario básicos, integra un menú de alimentos y bebidas que vaya adaptándose a los gustos de los comensales. Recuerda que el ciclista urbano suele pertenecer a grupos de gente que comparten este gusto, por lo que las promociones que hagas siempre deben incluir a acompañantes.

Ejemplo de éxito

En México

NBiCi Café