My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

6 maneras de permanecer despierto, con energía y enfocado en el trabajo (sin cafeína)

La cafeína es un comodín fijo, pero los breves brotes de energía que produce ofrecen sólo una solución a corto plazo.
6 maneras de permanecer despierto, con energía y enfocado en el trabajo (sin cafeína)
Crédito: DepositPhotos

Los días de trabajo pueden parecerse a un paseo en una montaña rusa. Entre las subidas y bajadas de las responsabilidades del día a día, muchas personas pasan por picos de estrés, valles de energía y choques, mientras tratan de exprimir tanta productividad como puedan entre caídas.

La cafeína es un comodín común, pero los breves brotes de energía que produce ofrecen sólo una solución a corto plazo. Para ayudarte a recuperar tu día, aquí hay seis caminos para que estés despierto con energía y enfocado sin cafeína.

1. Breves ejercicios de oficina para obtener flujo sanguíneo

Si alguna vez has tomado una caminata para aclarar tu mente, has experimentado el beneficio que levantarte y moverte puede traer para enfocarte. Pero no necesitas irte de tu oficina para tener este beneficio.

Prueba algunas sentadillas en el escritorio, mueve tu silla hacia atrás unos pocos centímetros y tus pies separados a la altura de los hombros. Después dobla las rodillas como si te fueras a sentar en la silla hasta que comiences a sentir el cojín debajo de ti, y retrocede en un solo movimiento.

¿Más? Haz una serie de lagartijas. Coloca las palmas de tus manos sobre tu escritorio y da algunos pasos atrás, de modo que tu cuerpo cree un ángulo de 45 grados con el piso. Mantén apretado tu centro y baja hacia el escritorio doblando tus codos. Repite.

2. Comida saludable que naturalmente estimula el cerebro y ayuda a mantenerte enfocado

Una de las mejores maneras de mantener tu energía y concentración por todo el día es comiendo estratégicamente. Para alcanzar un estado de energía sostenida necesitas un par de carbohidratos y proteínas.

Carbohidratos como los granos enteros toman mucho tiempo para digerirse, lo cual permite tener energía de ellos por más tiempo. Empareja eso con proteínas, tu cuerpo convierte en energía un largo porcentaje de ellas. Agrega algunos vegetales verdes. Comida como las espinacas o la col son ricas en vitamina B folato y vitamina K que, según muestran algunos estudios, contribuyen a mejorar las funciones del cerebro y la atención.

3. Ejercicios de respiración que ayudan a la oxigenación

Probablemente no pienses a menudo en tu respiración, pero la ingesta de oxígeno puede impactar tu concentración. Los ejercicios de respiración pueden incrementar tu ingesta de oxígeno, la cual relaja y te permita trabajar de manera más inteligente.

Mientras estás sentado en una silla, coloca tus hombros firmemente sobre el respaldo de tu asiento y siéntate derecho. Exhala tanto aire como puedas y después inhala lentamente de tu diafragma, toma la mayor cantidad de aire como te sea posible. Aguanta la respiración por cinco segundos y exhala lentamente. Repite 10 veces.

4. Planea descansos fuera de la computadora para descansar los ojos y refrescar tu mente

Estás en una buena compañía si te da dolor de cabeza, ojos secos o fatiga mientras ves tu computadora por un tiempo. El síndrome de la visión de computadora puede producir estos síntomas si tú has estado viendo una pantalla por largo tiempo. La Asociación Americana de Optometristas recomienda tomar un descanso de 15 minutos cada dos horas para ayudar a combatir estos síntomas.

Este descanso no sólo ayudará a tus ojos, sino que también desconectarse de ese ambiente refrescará tu mente. También deberías probar más frecuentemente descansos con la regla 20-20-20: cada 20 minutos mira algo que esté a 20 metros de distancia durante 20 segundos. Eso ayuda a tus ojos a re-enfocar y a mantener el enfoque durante más tiempo.

5. Escritura que usa tus energías creativas en una forma nueva y libre

Toma 15 minutos para anotar algunos pensamientos para despejar tu mente. Agarrar una pluma y papel puede poner tu mente en un diferente marco como cuando estás escribiendo en la computadora y puede ayudarte a recuperar concentración.

Si encuentras dificultad para averiguar qué escribir, intenta ir con el torrente de la conciencia: Escribe lo que viene a tu mente para obtener en un rollo inicial, y luego cualquier pensamiento que venga a ti.

6. Hidratación

Estar un poco deshidratado no es sólo molesto, también puede ir en detrimento de tus funciones cognitivas. Las investigaciones muestran que incluso la deshidratación leve puede afectar significativamente la memoria y la atención a corto plazo. Para combatir esto, asegúrate de que estés consumiendo suficiente agua cada día. Para los hombres, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 2.5 litros de agua y para las mujeres 2.2 litros.

Si estar atado a una botella de agua suena bastante difícil, no te preocupes. Puedes obtener una gran cantidad de agua de la comida, como de las frutas o vegetales, que durante el día te ayudan a completar la cantidad de agua que necesitas beber.

Algunas de estas técnicas pueden funcionar mejor que otras. Para tener el máximo beneficio, intenta una combinación de estas durante varias semanas para ver cómo responden tu cuerpo y mente. Con los ajustes correctos, verás un incremento tangible de tu energía y concentración y ser capaz de ir hacia tus metas.