Hide this Looking for English Content? Click here

5 consejos para retroceder y tomar impulso

Si la ruta que elegiste no es la que más te satisface, allí viene un pequeño retroceso que sólo representa un impulso para continuar.
5 consejos para retroceder y tomar impulso
Crédito: DepositPhotos
  • ---Shares

En la búsqueda de lograr una meta, un sueño o dar un impulso empresarial al producto o negocio que inicias siempre habrá un momento en el que es necesario detenerse, pero sólo con la finalidad de replantear lo que se tenía estipulado y continuar mejor que antes.  Se trata de retroceder para tomar impulso, renovar energías, ideas o simplemente tomar un aliento que te permita seguir el impulso hasta la cima.

Los retrocesos no son negativos, e incluso el abandono tampoco lo es, bien decía uno de los emprendedores más famosos y como más éxito del mundo, Steve Jobs: [Si una persona renuncia a algo es porque no lo ama realmente]. Jobs pasó de ser un estudiante emprendedor a ser el cofundador y presidente ejecutivo de Apple, y eventualmente llegó a ser el máximo accionista individual de la compañía de Walt Disney. Él creía firmemente, y así lo predicó: quien se dedica a algo que no ama renuncia o abandona totalmente la tarea o misión en el trayecto del camino.

El presidente ejecutivo de Apple, decía que renunciar está bien, porque esa es la señal más clara de que el objetivo escogido no es el indicado. Muchas veces una persona cree que sabe lo que quiere, pero una vez que se encamina a lograrlo o al estar cerca de obtenerlo, se da cuenta de que la ruta que eligió no es la que más le satisface, allí viene un pequeño retroceso que solo representa un impulso para continuar.

Los logros y metas importantes de la vida requieren mucho trabajo, dedicación, constancia, valentía y, sobre todo, ser capaces de ver lo positivo y tener una fe fuerte en la misión que se encomendó a sí mismo.

Si iniciar un negocio o ser exitoso empresarialmente fuera fácil, todo el mundo lo haría.

El motor principal para continuar lo que se inicia es la auto-motivación, bien dice uno de los magnates más exitosos del mundo como empresario y que llegó hasta la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump [Si algo aprendí de mi padre, es que uno de verdad, puede amar el trabajo]. Y no se trata de obsesionarse con un trabajo fuerte, él se refería al vínculo, al compromiso que se tiene con la empresa y todo lo que ello involucra.

Los retrocesos o el detenerse en el camino son una señal buena, significan que sigues pensando, sigues creando y, por lo tanto, en tu mente siguen apareciendo nuevos horizontes, e igualmente indican que has iniciado a caminar. Bien se dice que el camino aparece cuando la persona empieza a andar; por lo que son dos cosas completamente diferentes la teoría y la práctica, y cuando alguien inicia un proyecto, pronto se va dando cuenta de que las cosas en la realidad son muy diferentes a como lo había imaginado y, por lo tanto, debe pasar a un proceso de adaptación, para ver cómo descifra el camino que debe seguir.

A continuación cinco consejos que son importante recordar al momento de retroceder en un proyecto:

1. No se trata de un fracaso 

Ni tampoco de un final, simplemente es un momento para reflexionar y verificar que la manera en la que se está procediendo es la más apropiada.

2. Meditar

Tomar momentos en los cuales se piensa en profundidad acerca del proyecto es esencial. La persona a cargo de las decisiones no es nadie más que tú. Aun cuando sea una empresa grupal o en la que está involucrada alguna otra persona, la determinación de seguir y la manera en la que se va a proceder personalmente radica en ti.

3. Diversión

Si no estás disfrutando del proceso quizás deberías considerar algunas nuevas opciones, no hay posibilidad de llevar a feliz término un proyecto con el cual solo se sufren angustias y genera sentimientos como tristeza, desmotivación y malos pensamientos. El trabajo ocupa una gran parte de la vida de los seres humanos, por lo tanto, quien se dedica a alguna actividad que no disfruta, tiene grandes posibilidades de pasar gran parte de su existencia siendo miserable.

4. Inspiración

Bien dicen que la inspiración se encuentra en todos lados, solo debes estar alerta. Si estás pasando por un momento en el que no ves del todo claro el camino que estás transcurriendo, es importante que pases tiempo contigo a solas, pero sin aislarte. En personas, libros, películas, canciones y en el arte puedes hallar ese empujón que estás necesitando para continuar. Busca reunirte o empezar a visitar lugares, leer cosas que estén relacionadas con tus proyectos empresariales o metas personales. Todos los personajes que han llegado a destacar en alguna rama y han logrado el éxito, siempre se refieren a sus fuentes de inspiración y cómo fueron determinantes en sus vidas para lograr lo que se proponían.

5. Descansa

Es más probable que alguien muera por falta de sueño que por hambre. Diversos estudios científicos han determinado que una persona que no duerme en tres días puede morir más fácilmente que por cualquier otra enfermedad, además está probado que cuando tu cuerpo no obtiene el descanso apropiado (mínimo 7 horas al día), tu cerebro no funciona al máximo de su capacidad. Por lo que si aún sigues sin encontrar una respuesta y has intentado todo, simplemente toma un buen momento para descansar. Acomoda tu habitación o espacio de descanso de la manera más cómoda, asegúrate de que la experiencia sea lo más agradable posible y, sin ningún tipo de remordimiento, darle el descanso a tu cuerpo, que siempre será tu principal fuente de recursos.

Muchas veces ver las situaciones muy de cerca dificulta la visión clara del panorama completo, razón por la cual es sumamente importante que desarrolles la capacidad de estar abierto a todas las opciones que se le aparezcan, generar oportunidad y mantenerte disponible a probar cosas nuevas, ya que nunca sabes cuál te podría funcionar de manera perfecta.

Si ves el camino recorrido por personajes de gran éxito podrás darte cuenta de que todos y cada uno de ellos pasaron por muchos momentos en los que creyeron que sus metas no se cumplirían, que no había manera de lograr lo que se habían propuesto y las formas en las que resolvieron esos momentos oscuros fue manteniendo la fe y el amor en lo que habían iniciado y, no sin riesgos, pusieron todo en juego por lograr la meta.

En el caso del director James Cameron, reconocido mundialmente por los éxitos taquilleros de películas como Titanic, Mentiras Verdaderas, Terminator y Avatar, antes de su triunfo, fue un chófer. Sin embargo vivía con la idea de dirigir una película, y al salir de su trabajo iba a su casa a dibujar y a crear las imágenes que luego lo harían mundialmente famoso y multimillonario.

Cameron ha relatado que un día fue a ver La Guerra de las Galaxias al cine y allí se dio cuenta de que existía un mercado para lo que él había imaginando toda su vida, por lo que tomó la decisión y dejó su trabajo, se esforzó por lograr la realización de su primer film, en el cual invirtió todo su capital. Siempre se mantuvo constante y eventualmente logró lo que había deseado y no fue de otra manera que a través del trabajo duro.