My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Cómo planear para tu nuevo negocio

Si la planeación no es tu fuerte, aquí te decimos lo que puedes implementar en tu nuevo empresa y alcanzar de una manera fácil tus objetivos.
Cómo planear para tu nuevo negocio
Crédito: Depositphotos.com

Puedo atreverme a afirmar que en general a la mayoría de los mexicanos no nos gusta planear, queremos que las cosas salgan rápido, de la manera más práctica y no nos detenemos a pensar siquiera en hacer un plan de trabajo para el objetivo que tengamos en mente.

Ésta una de las causas por la que los emprendimientos ven su muerte a causa del fracaso a los pocos años de su creación. Creemos que todo se mueve y soluciona con buenos contactos, y no es así.  

Es cierto que las relaciones públicas y el networking ayudan a la hora de hacer negocios, pero eso no resuelve el plan de acciones que debemos seguir para lograr los objetivos, para crecer o para formar una empresa sólida.

Por estas razones hoy he decido compartirles un modelo que me ha resultado infalible en los negocios u objetivos profesionales que me he planteado, el famoso Business Model Canvas.

Propuesta de valor

Esto responde a las necesidades que resuelves de tus clientes y el diferenciador con respecto a tu competencia. Precisamente, la propuesta de valor que te hace ser diferente del resto y elegible por un mercado específico.

Segmentos de cliente

Y hablando de mercados, es necesario detectar la audiencia, del target y tus compradores o clientes. Es decir, tu audiencia son todos los que se enteran de ti, el target a quiénes quieres vender, y tus compradores o clientes son quienes adquieren tus productos o servicios. Sobre los últimos deberás trabajar para entenderlos, conocerlos y detectar qué necesitan y cómo solucionárselos.

Canales de comunicación

Estos pueden ser físicos o virtuales, es la manera en la que tu producto o servicio llega, o los presenta o se enteran del mismo por diversos medios.

Relación con el cliente

Es la manera en que interactúas para entregar la propuesta de valor que ofreces y que permite mantener la relación de tus clientes. Esto se puede realizar por medio de un CRM, Inbound Marketing e incluso Social Media.

Flujo de ingresos

Las estrategias que necesitas para que el cliente desee obtener y pague por tu propuesta de valor. Esto contesta al por qué el cliente debería elegirte y pagar por lo que ofreces.

Recursos clave

Todos los recursos que necesitas para que funcione el modelo de negocio. Estos están los humanos, económicos, intelectuales, inmuebles, etc.

Socio clave

Estos responden a las alianzas necesarias para que tu negocio funcione: proveedores, socios o intermediarios, para prestar el servicio y cumplir la propuesta de valor.

Actividades clave

Aquellas acciones que corresponden al modelo de negocio y son imprescindibles para que este tenga éxito.

Estructura de costos

Los costos por poner en marcha tu negocio. Es decir, cuánto te cuestan los recursos clave y el desarrollo de actividades clave.

Estos puntos son estratégicos para que tu negocio no sólo arranque asegurando la organización y alcance de primeros objetivos, sino con consciencia y estructura clara de hacia dónde se quiere llegar y los elementos necesarios para hacerlo, para qué mercado y con qué propuesta diferenciadora.

Si realmente quieres una propuesta de valor diferente, debe de quedar clara desde la estructura, organización y planeación de la empresa. De otra manera ni tu gente sabrá hacia dónde va la empresa, y puedes generarte doble trabajo y frustración.

Mi abuela decía que si la cabeza no es clara, las patas se tropiezan. Esta es la analogía más cercana aplicada a nivel empresarial.