11 emprendedores que merecen su propia película

Las historias de estos fundadores son todo menos ordinarias.
11 emprendedores que merecen su propia película
Crédito: Columbia Pictures

Desde La Red Social a Steve Jobs a Girlboss en Netflix, Hollywood siempre ha invertido dinero en actores que cuenten de manera dramática cómo se dieron los orígenes de empresas que han cambiado al mundo. 

Mark Zuckerberg, Steve Jobs y Ray Kroc son solo algunos de los emprendedores cuyas historias te pueden poner al filo de tu asiento. Aquí te dejo 11 hombres y mujeres de negocios que merecen su propio largometraje. 

1. Nick Woodman, GoPro

David Paul Morris | Bloomberg | Getty Images

Luego de lanzar y fracasar con dos startups a la edad de 27 años – y perder millones de dólares de los inversionistas en el proceso -  Woodman decidió ir de viaje de surf a Australia e Indonesia. Para poder filmarse sobre las olas, el emprendedor desarrolló un aparato con una liga, un pedazo de tabla de surf roto y una cámara Kodak

Ese fue el prototipo de la cámara GoPro. 

Años después Woodman amasó una fortuna neta de 2.4 mil millones de dólares, tiene acuerdos con los atletas, aventureros y marcas más famosas del mundo, lanzó públicamente a su compañía y ganó un Emmy. En 2014 se volvió el CEO mejor pagado de Estados Unidos. Al mismo tiempo, ha enfurecido a inversionistas, perdido 47% de las ganancias de su empresa, enfrentado demandas contra la GoPro, llamado el peor CEO de 2016 y apodado el “millonario loco”. 

2. Jan Koum and Brian Acton, WhatsApp

Patrick T. Fallon | Bloomberg | Getty Images

Jan Koum creció en una villa a las afueras de Kiev, Ucrania, sin agua potable. Cuando tenía 16 años abandonó el ambiente antisemita y comunista de su país y se mudó a un departamento pequeño en California donde él, su mamá y su abuela vivían de la beneficencia.  

Brian Acton hizo una pequeña fortuna al ser el empleado 440. de Yahoo! durante el boom de la era punto com en el 2000. Cuando la burbuja reventó, perdió millones. 

Ambos se conocieron en Yahoo! y luego de trabajar juntos por varios años buscaron trabajo en Facebook, pero ambos fueron rechazados. 

El 3 de agosto de 2009 Acton tuiteó “Facebook me acaba de rechazar. Fue una gran oportunidad para conectarme con personas fantásticas. Espero la siguiente gran aventura de la vida”. 

Seis años después, Mark Zuckerberg les ofreció 19 mil millones de dólares para comprar Whatsapp. 

3. Sarah Blakely, Spanx


Marla Aufmuth | Getty Images

Esta es la historia de una expeleada de Disney World que trató de ser abogada y terminó vendiendo máquinas de fax de puerta en puerta. Una noche buscaba alguna ropa que pudiera usar debajo de sus shorts para tener mejor silueta y terminó por inventar las fajas que todo Holywood usa. En el proceso de convirtió en la millonaria hecha por esfuerzo propio más joven de la historia al alcanzar la riqueza a los 41 años.  ¡Qué gran historia!

4. Ben Cohen and Jerry Greenfield, Ben & Jerry's

Barbara Alper | Getty Images

La historia de Ben Cohen y Jerry Greenfield comparte las victorias y los fracasos que muchos emprendedores ya conocen. Pero su historia, más que otra cosa, es sobre la amistad.  

Cuando eran niños tomaron un curso sobre cómo preparar helado y en 1981 abrieron su primera nevería.  Como cofundadores crecieron su negocio de una inversión inicial de 12 mil dólares a una venta a Unilever por 326 millones en 2001. Han enfrentado controversias, demandas, premios presidenciales, luchas por el medioambiente y el cariño del público. 

Treinta y seis años después de que lanzaron su primera nevería, Ben y Jerry siguen siendo los mejores amigos. 

5. George Powell y Stacy Peralta, Powell-Peralta

Bones Brigade | Facebook

Mientras buscaban una manera innovadora de hacer publicidad para su negocio de patinetas en los años 80, George Powell y Stacy Peralta crearon el equipo de patinetas Bones Brigade. 

Powell y Peralta sentían que la publicidad tradicional y las plataformas de Relaciones Públicas tradicionales no servían para su industria. Si realmente querían acercarse a los “patinetos” necesitaban conectarse auténticamente con ellos al hablarles no solo de la tecnología, sino de su estilo de vida. 
 
Así que se pusieron a buscar a estrellas que tuvieran mucho potencial pero no fueran reconocidas mundialmente. Con estas figuras poco conocidas se propusieron desafiar las reglas del patinaje clásico y desarrollaron nuevos trucos para filmarlos y mandar las imágenes las revistas y medios especializados. 

¿Quiénes eran los atletas que hacían trucos para estos emprendedores? Steve Caballero, Tony Hawk, Tommy Guerrero y Lance Mountain. Casi nadie. 

6. Richard Branson, Virgin


Aaron Davidson | Getty Images

El emprendedor de toda la vida Richard Branson ha dominado los medios especializados con noticias del vuelo espacial comercial de Virgin Galactic y sus vacaciones con Barack Obama. Pero antes de revolucionar el mundo, Branson era disléxico, había abandonado la escuela que había fundado una revista a los 16 años. 

Lo que siguió fue una marca de discos que firmó con los Sex Pistols, Rolling Stones y Genesis, la fundación de Virgin Atlantic en solo tres meses y un puesto en la lista de los hombres más ricos del mundo

7. Mel y Patricia Ziegler, Banana Republic

Columbia Journalism School | YouTube

Puede que reconozcas a Banana Republic como la marca de lujo para las mujeres profesionales, pero ¿sabías que fue fundado por una pareja de esposos que no tenían ni idea de cómo vender? 

Mel y Patricia Ziegler, un escritor y una artista tenían la idea de “encontrar, limpiar y vender ropa militar usada en un nuevo estilo”. El par comenzó la compañía con sus ahorros de 1,500 dólares, pero cinco años después vendieron la marca Banana Republic Travel and Safari Clothing Company a Gap en 1983 (quien acortó el nombre). 

Los Zieglers tomaron todo lo que aprendieron y fundaron The Republic of Tea y ZoZa.com. Su historia emprendedora es cautivante, pero más interesante fueron los buenos y malos momentos que enfrentaron como socios y pareja sentimental como la vez que tuvieron un pleito en el aeropuerto y terminaron tan enojados que volaron en distintos aviones… para llegar a la misma casa. 

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue