Imagen profesional

7 cosas que haces en redes sociales y afectan a tu marca personal

Puedes poner tu cuenta de Facebook y tu Twitter a promover lo que haces, ganar clientes, aumentar tus ingresos y convertirte en una voz importante en tu ramo.
7 cosas que haces en redes sociales y afectan a tu marca personal
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hay que admitir que las redes sociales no son un reflejo fiel de la vida real y mucho de lo mejor que nos va a ocurrir a lo largo de nuestras vidas no sucederá frente a la pantalla.  Sin embargo, son un canal de comunicación muy visible: a través de ellas expresamos lo que pensamos, sentimos, los temas que consideramos interesantes o lo que aspiramos a lograr personal y profesionalmente.

Con esto en mente, debemos aclarar que todo aquello que publicamos en la red afecta de una u otra forma en cómo nos perciben los demás. Incluso hay reclutadores que piden a sus prospectos sus cuentas en redes sociales personales (a fin de conocer a qué gente podrían o no estar contratando) o clientes que buscarán a tu empresa antes de decidir sobre su propuesta. ¿Vale la pena invitar al equipo a alguien que se queja de su anterior trabajo o su ex jefe? No parece sensato.

Podrías pensar, como muchos, que son tus redes y haces con ellas lo que quieras. Tienes razón, de la misma manera en que la empresa estaría en su derecho de negarte el empleo o el cliente de rechazar el proyecto por lo que publicas.

La buena noticia es que también puedes poner dichas redes a trabajar a tu favor para promover lo que haces, ganar clientes, aumentar tus ingresos y convertirte en una voz importante en tu ramo.

Por eso, empecemos por lo rudo: ¿Qué hacemos a diario en redes sociales que afecta nuestra marca personal?

Veamos:

1. Quejarte del trabajo

Tal vez no estás en el dream job, aquel puesto prometido o en la mejor empres; tal vez tu jefe es un perfecto cretino y no tienes con quien desahogarte en la oficina o quizá tienes a los peores socios o clientes en tu sector. No obstante, tus redes no son el lugar ideal para quejarte. Con eso solamente transmites negatividad y te conviertes en un elemento tóxico en tu negocio y lista de amigos.

En vez de eso, considera qué puedes hacer para mejorar tu entorno, tener una relación sana con tus jefes, ganarte al cliente o, si ves que eso es imposible, buscar nuevos horizontes.

2. Dramas personales

Todos hemos tenido a esa amiga o contacto que tiene nuevo novio y es el amor de su vida, sube mil fotos y pensamientos para después terminar con él y decir mil en contra del susodicho como si se tratara del mal encarnado. Después vuelve a tener novio y se repite el ciclo.

Tal vez esa persona considere que es lo natural en una relación, pero verlo desde las gradas no es agradable. Pregúntate quién es tu público, los que ven todo eso y tal vez no te escribirán, pero te ubicarán perfectamente por tu inestable vida amorosa.

3. Quejas constantes

Se ha demostrado la utilidad de las redes sociales para levantar quejas contra un mal servicio o una marca en particular. Empresas como Banamex, HSBC, Correos de México y Telmex tienen equipos especializados en detectar y atender inconformidades de los usuarios para prevenir crisis, aunque también hay usuarios que solamente acuden a redes para quejarse de este tipo de cosas.

Es tan dañino el solamente escribir para quejarse como el no construir nada positivo. Es común que este tipo de usuarios tengan en común sus números bajos de seguidores (cuando son influencers o líderes de opinión, construyeron una base por lo que publican), así que procura que las quejas sean solamente una parte de todo lo que compartes en la red.

4. Fotos “demasiado” personales

Puede que seas el padre o madre más feliz del mundo por la llegada de tu bebé, que quieras compartir momentos a su lado y te guste que la familia se entere, le dé like y comente, pero debes establecer límites. No solamente porque resta tiempo a promover tu lado profesional, sino por motivos de seguridad.

Míralo desde el punto de vista de tu privacidad: hay casos de personas que ponen en qué barrio viven, a qué escuela van sus hijos, su rutina diaria, a dónde y cuándo van de vacaciones, el automóvil que compraron y más detalles que, a menos que tengas bien definidos tus filtros de privacidad, pueden estar disponibles para cualquier persona. ¿Te gustaría que alguien supiera dónde están tus hijos mientras trabajas?

5. Chistes y memes de mal gusto

Tal vez este debió ser el punto número uno. Se sabe que el 85% de los usuarios en redes sociales no generan contenido, pero lo comparten intensamente. Puede llegarte a la cabeza el caso del amigo que solamente comparte videos, memes, fotos, chistes y demás para que los otros se rían, amén de las mamás y tías que te llenan la memoria del teléfono con “bendiciones” vía WhatsApp.

Vamos más allá. Esto ha pasado: ¿qué sentirías si tu jefe, un cliente, compañero de trabajo o tu profesor te mandaran chistes sexistas, clasistas, homófobos, con fotos explícitas y lenguaje altisonante? Si eres esa persona famosa en sus grupos de amigos por enviar este tipo de contenido, déjame decirte que no estás dando la mejor impresión.

6. Sexyfotos

Sí, hay que hablar de esto y aplica para ambos sexos: qué bonito que tus papás te hicieron con amor y tienes un rostro bello o un cuerpo perfecto producto de horas del gimnasio, pues es difícil resistirse a presumirlo, incluso puedes atraer a fans y posibles conquistas, pero si lo que quieres es dar una imagen profesional, tal vez no es lo ideal.

Es más, supongamos que en algún momento decides que tu trabajo hable por ti, pero siguen esas fotos en tus perfiles, a la par que llegan contactos profesionales. ¿Te siguen y te hablan por tu trabajo y conocimiento o porque “te les antojaste” en tus fotos? Piénsalo.

7. No compartir lo que haces

¿Qué no todo lo anterior se refiere a no compartir lo que se hace? Sí, pero me refiero a lo que se hace profesionalmente. Puede que tu empresa no esté en su mejor momento, que odies tu trabajo, tengas una vida familiar o amorosa decepcionante (o una ejemplar, ¡felicidades!), un cuerpo bello y un sentido del humor fantástico, pero si no pones lo que sabes, aprendes y te nutre profesionalmente, las redes sociales son solamente un hobby que consume tiempo.

Recuerda que un buen hobby no solamente te da esparcimiento, sino que te da oportunidad de expresarte y dar a conocer a otros lo que haces. Así como el golf ayuda a cerrar tratos de negocios y la lectura ayuda a mejorar el lenguaje y conocimiento, las redes sociales permiten acercarte a otros profesionistas, clientes y contactos profesionales que de otra manera no hubieras podido alcanzar.

Así, lo recomendable es compartir lo que haces profesionalmente: qué noticias te interesan, qué proyectos buscas iniciar, a qué eventos o congresos te interesa asistir, tal vez algún escrito que hayas hecho sobre el sector, alguna colaboración académica, un proyecto escolar, recomendaciones de libros que te cambiaron la vida. Incluso puede que halles a quienes compartan las mismas pasiones y te ayuden a crecer.

Y bueno, he escrito mucho de lo que no se debe hacer. En el siguiente post te comentaré de acciones puntuales que puedes hacer en redes sociales para construir tu marca personal.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kathleen, Founder and CEO of Grayce & Co, a media and marketing consultancy, can help you develop a brand strategy, build marketing campaigns and learn how to balance work and life.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur