My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedores

El emprendedor que gestó su pasión por el vino desde la cuna

Hay personas que nacen para los negocios y otros que se hacen, pero a Víctor Manuel Pérez Aparicio le ha gustado emprender desde siempre.
El emprendedor que gestó su pasión por el vino desde la cuna
Crédito: Depositphotos
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La vida tiene sus propios caminos y no imaginamos cómo se entrelazan, pero resulta que a raíz de un taller de adultos de Etiqueta y Protocolo que impartí en Ciudad del Carmen hace dos años, conocí a un joven al que le gusta el vino; recuerdo con mucha claridad a Oscar porque me gusta interactuar en mis talleres con los participantes.

Aproximadamente un año después, fui agregada a un grupo de WhatsApp al que no pedí pertenecer, pero del cual no me salí porque me gusta el vino y más me gusta aprender. Diariamente recibía fotos y datos muy interesantes y me quedé dentro. Un día el administrador me saluda y ni él ni yo teníamos idea de cómo me añadió al grupo, hasta que recordó que había sido por medio de Oscar, que gentilmente le proporcionó mi número.

Así es como comencé a platicar con un gran emprendedor que conocí un año después a mi regreso a Ciudad del Carmen para impartir nuevamente otro taller de Etiqueta y Protocolo. Quedé encantada con sus conocimientos acerca de las uvas, la vendimia, los aromas, el clima, la fermentación, el mosto, las regiones, así que le pedí por  favor que me pusiera en contacto con algún enólogo o catador, ya que deseo de modo pedagógico, llevar esta cultura del vino a cuanto restaurante me lo permita, por medio de las experiencias que puedo enseñar de esta bebida.

Hay personas que nacen para los negocios y otros que se hacen, pero a Víctor Manuel Pérez Aparicio le ha gustado emprender desde siempre. Comenzó a pensar a los 22 años cómo ganar dinero extra y decidió participar en una convocatoria acerca de “Incubación de ideas nuevas” creada por el gobierno y la Cámara Nacional de Comercio, su proyecto fue seleccionado, pero no pudo llevarse a cabo debido a la falta de financiamiento por parte de las instituciones.

No obstante, continuó con diversas formas de convertirse en empresario y se animó a crear páginas de internet para hotelería a pesar de saber poco o nada del tema; en ese tiempo pasó 3 semanas prácticamente sin dormir, solamente vivía para investigar y estudiar cómo desarrollar los proyectos web. Debido a su constancia, consiguió a su primer cliente y fundó su primera empresa llamada “Business Support”, la cual se dedicaba a colocar y promocionar negocios en internet.

No tardó mucho en ser recomendado y ser reconocido por otros empresarios, así adquirió mayor confianza debido a la atención que proporcionaba, de este modo comenzó con la aventura de conocer a muchas personas que lo contrataban desde Tabasco, Chiapas, Campeche y la Ciudad de México. Su trabajo y constancia bien desarrollados y con calidad, comenzaron a dar frutos.

Precisamente debido a los frutos de su esfuerzo, le ofrecen un puesto en Ciudad del Carmen cuando el auge petrolero estaba en su apogeo, pero todos sabemos que repentinamente, todo se vino abajo y las presiones económicas empezaron. Y como en todo, cuando uno piensa en el problema, el problema no se resuelve, pero cuando te dedicas a resolver el problema, el problema ¡se disuelve!

De este modo es como inicia una de las pasiones más grandes de su vida, ¡la comida! Y es de ese modo como crea un blog en Facebook GuiaFoodieMx, el cual tiene el objetivo de publicar lo que le apasiona de la comida, con el proyecto de presentar los platillos tradicionales de los 111 pueblos mágicos de México para que todos los que sigan el blog, puedan disfrutar de la gastronomía mexicana.

Pero la pasión más grande de Víctor Manuel, es el vino. En alguna ocasión me relató que su abuela materna falleció cuando dio a luz a su mamá y lo que se le ocurrió a la familia cercana, fue darle pequeños sorbos de vino a la recién nacida (que era su madre) para adormecerla, mientras realizaban los preparativos del sepelio. Cuando adquiere la edad legal para beber, comienza a estudiar todo lo que tiene relación con el vino y disfrutaba una buena copa del mismo con sus amigos.

Eventualmente organizaba reuniones en su casa y sin fallar, le llevaban varias botellas de vino. Tanto fue la euforia en esa época, que sus amigos lo incitan a convertir su pasión en negocio y es así como nace el blog “Rincón de la Toscana - Club de Vinos”, en honor a su madre e inspirándose en las campiñas y viñedos italianos.

Víctor Manuel Pérez Aparicio/ Foto: Cortesía

Con absoluta aceptación y con ayuda de muchos expertos en vinos, llevó a cabo su primera degustación en su departamento, mismo que solo tenía capacidad para 10 personas, pero un día antes de la degustación, el teléfono no dejaba de timbrar con llamadas de personas desconocidas y fue cuando supo que tenía que realizar un segundo evento, seguir investigando y estudiando más acerca del vino, en especial, tenía deseos por aprender del vino mexicano. Las personas confiaron en esa segunda degustación, ahí fue cuando entendió que era importante ayudar a las personas a comprender la elaboración del vino mexicano.

Su emprendimiento no paró ahí sino que, en asociación con algunos restaurantes y hoteles locales, realizó degustaciones mensualmente, en donde cada vez asistieron más personas a disfrutar de una buena copa de vino. 

Victor Manuel tiene un objetivo muy claro, aumentar el consumo del vino en el sureste de México, ya que por el excesivo calor que prevalece en la península de Yucatán, las personas prefieren una cerveza helada y refrescante, a una copa de vino que suele ser mucho más solicitada en ciudades con clima templado o frío.

Su pasión no se limitó a un proyecto de ideas nuevas o de páginas web, sino que se expandió a los alimentos y bebidas. Para él, crear un grupo de personas que les guste el vino, que deseen aprender, hablar de las uvas, disfrutar el bouquet, degustarlo y maridarlo, ha sido un sueño hecho realidad. Desea ante todo, crear una cultura vitivinícola, donde las personas dejen de pensar que el vino tinto es para carnes, el vino rosado para aves y el vino blanco para pescados y mariscos, comenta que no es erróneo pensar así, pero que sin embargo, nuestra gastronomía mexicana tiene tanta riqueza que deberíamos tener mayor apertura, ya que el vino también se lleva bien con un pozole, unos tacos al pastor, un tamal o un buen mole, en lo personal, ¡no imagino ninguna de estas combinaciones!, pero como siempre digo en mis talleres de Etiqueta y Protocolo: no puedes decir que no te gusta si no lo has probado…

Después de haberse preparado y tomado talleres en Querétaro y en la Ciudad de México, tiene como meta convertirse en Sommelier y, en lo personal, admira enormemente a Georgina Estrada, Pamela Casanova, Andrés Amor y René Rentería, éste último lo considera toda una institución en México en cuanto a bebidas se refiere. Algo que admiro en este emprendedor amante del vino, es no solamente que ha asistido a congresos, sino que sus logros hicieron que el reconocido chef francés Patrick Cros lo invitara a formar parte del Convite ExpoGourmet en el cual, amplió sus conocimientos gastronómicos y referentes a los vinos.

Este emprendedor visionario, cuenta con dos carreras y está comprometido para lograr su propósito de ser Sommelier y poder enseñarles a las personas su pasión. Tiene el deseo de propagar su club no solo a nivel regional, sino también a nivel nacional creando iniciativas hacia el consumo del vino mexicano para que sea accesible a todos los paladares.

Victor Manuel desea dejar huella y concientizar a las personas de que el vino es para todo tipo de personas y no es exclusivo de la clase social alta, ni tampoco es para aparentar cierto estatus, su sugerencia más atrevida es “hay que salirse de todos los protocolos aprendidos y maridar una buena botella con unos tacos al pastor viendo un partido de futbol, tomar una buena copa mientras comes unos hotdogs en la calle o simplemente, beberlo mientras lees una buena revista como Entrepreneur”.

Si te ha inspirado de algún modo y deseas contactarlo para crear alguna alianza, puedes encontrarlo en Facebook o en Instagram como @RinconDeLaToscana y como siempre, si necesitas alguna sugerencia para capacitación de tu personal, ¡no dudes en contactarme!

La yucateca que se convirtió en una emprendedora feliz gracias al marketing digital