My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Vida emprendedora

¿Cómo deshacerte de creencias que te impiden el éxito?

Son una serie de pensamientos con un fuerte arraigo que fueron fijadas en nuestro subconsciente por una figura de autoridad o por experiencias propias.
¿Cómo deshacerte de creencias que te impiden el éxito?
Crédito: Depositphotos.com
7 min read

¿Sabías que todos tenemos dos tipos de creencias? Las potenciadoras que nos permiten llegar al éxito y las limitantes que no nos permiten crecer y nos llevan al fracaso. ¿quieres saber cómo deshacerte de las últimas? ¡Sigue leyendo!

Empezaremos preguntándonos ¿qué son las creencias? Son una serie de principios, ideas, reglas o pensamientos con un fuerte arraigo que generalmente vienen de nuestra infancia y fueron fijadas en nuestro subconsciente por una figura de autoridad o por experiencias propias.

Como decíamos existen dos tipos, las potenciadoras que nos empoderan y nos ofrecen recursos para ir más allá de nuestros límites y las limitantes que nos ponen obstáculos, nos frenan constantemente para dejarnos dentro de nuestra zona de confort y nos lleven a no ser capaces de lograr nuestros objetivos.

Ambas influyen en nuestra forma de actuar y de pensar, sin embargo y de acuerdo a Joseph O’Connor y Andrea Lages, en su libro Coaching con PNL, las creencias son principios de acción.

Es decir, si quieres saber qué es lo que cree una persona, fíjate en lo que hace no en lo que cree. Cada uno de nosotros construimos nuestras propias creencias en base a nuestras experiencias, pero luego actuamos como si fueran verdades absolutas, en otras palabras, somos lo que hacemos.

Si observas a una persona exitosa, seguramente verás que cuenta con un set de creencias potenciadoras alrededor de él o ella. Sus experiencias lo han llevado a pensar que no hay nada ni nadie que se pueda interponer entre él y su objetivo, consciente o inconscientemente.

Pero por otro lado también existen las personas con creencias limitantes. Aquellas que se levantan todos los días diciéndose a sí mismos, “El éxito es difícil”, “Los otros son mejores que yo”, “Se necesita suerte para triunfar”, “Los ingresos fijos son más seguros”, etc.

Este tipo de creencias son las culpables de que no logremos nuestros objetivos y generalmente debajo de ellas se esconde el miedo, mismo que nos impide desarrollarnos y no nos deja ver las posibilidades de crecimiento que nos ofrece la realidad.

Pero entonces ¿qué hacer para deshacerse de las creencias limitantes?

Lo que necesitamos es crear un proceso de conciencia a través de 10 pasos con preguntas que nos llevarán a cuestionar la efectividad de las creencias limitantes y sustituirlas por creencias potenciadoras.

Estos 10 pasos son los siguientes:

1. Identificar la creencia limitante

Primero hay que identificar la creencia limitante haciéndonos preguntas como estas: ¿Porqué me pasa esto frecuentemente? ¿Quién me dijo que esto debe de ser así? ¿Qué me hace pensar esto? Algunos ejemplos de creencias limitantes pueden ser: “Todos los hombres/mujeres son iguales”, “Yo nunca voy a poder lograr eso”, “No soy bueno para hablar en público”, etc.

2. Preguntarnos de donde obtuvimos esa creencia

Necesitamos cuestionarnos, ¿De donde obtuve esta creencia? ¿Fue por experiencia o por una figura de autoridad y cuál fue el contexto? ¿Cuál es la razón por la que yo pienso de esa manera?

3. Preguntarnos de que nos sirve esta creencia. (Positivo y Negativo)

Todas las creencias tienen algún punto positivo sin embargo algunas pierden vigencia, por ejemplo: De niños nos enseñaron a no hablar con extraños, esa creencia era positiva en la infancia, sin embargo, en la edad adulta pierde vigencia porque tenemos que aprender a relacionarnos con personas fuera de nuestro círculo social, en otras palabras, networking. Es importante identificar cual fue la razón positiva original y posteriormente entender la perdida de vigencia y su razón negativa actual al no permitirnos crecer y desarrollarnos.

4. Darnos la oportunidad de cambiar de creencia

Después de reflexionar sobre la perdida de vigencia de la creencia y cómo se ha vuelto un límite para nuestro crecimiento, debemos darnos la oportunidad de cambiar esa creencia por una nueva. Aquí es donde inicia el proceso de consciencia.

5. Sustituir la creencia antigua por una nueva

Una vez habiendo tomado la decisión de cambiar la creencia debemos sustituirla por la creencia opuesta positiva. Por ejemplo, podemos sustituir la creencia de “Yo no soy bueno hablando en púbico” por “Aún no tengo las habilidades para hablar en público”, la segunda sugiere que no se cuenta con las habilidades, pero se pueden adquirir.

6. ¿Cómo puede mejorar mi vida aplicando la creencia nueva?

Después debemos de analizar los distintos escenarios y la manera en cómo puede mejorar nuestra vida al aplicar la nueva creencia positiva. Siguiendo el ejemplo anterior podríamos inferir que al adquirir las nuevas habilidades podríamos no solo hablar en público sino mejorar nuestra seguridad y autoestima frente a un grupo de personas.

7. ¿Cómo podría empeorar mi vida por esa nueva creencia?

De igual manera debemos de analizar cuáles serán los escenarios negativos en caso de aplicar la nueva creencia. El objetivo aquí es reflexionar sobre lo poco que se vería afectada negativamente nuestra vida ya que estamos tratando de implantar creencias nuevas positivas.

8. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar si continúas con la vieja creencia?

Habiéndonos hecho las preguntas anteriores faltaría analizar cuál sería el mejor escenario que nos pudiera suceder si continuamos con la vieja creencia. Al reflexionar sobre esta pregunta entenderemos que vamos a seguir igual y con los mismos inconvenientes que la creencia vieja conlleva

9. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar con la creencia nueva?

Y posteriormente preguntarnos cuál sería el mejor escenario si cambiamos a la nueva creencia positiva. Por ejemplo, al tener habilidades de hablar en público podrían mejorar mis juntas de trabajo, o podría dar conferencias, etc. Einstein decía “Una locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes. Si buscas resultados distintos haz cosas distintas”.

10. Crear un plan de acción para instalar y fijar la nueva creencia

Finalmente, lo que tenemos que hacer es asegurarnos que la nueva creencia positiva quede instalada en nuestro subconsciente y que nuestras acciones sean congruentes con esta nueva forma de pensar.

Para ello debemos de elaborar un pequeño plan de acción con tareas y compromisos que incluyan nuevos comportamientos, cambio de conductas y nuevas formas de lenguaje, relacionados con la nueva creencia positiva que deseamos implantar.

Algunas creencias limitantes son difíciles de cambiar ya que están fuertemente arraigadas y para hacerlo sólo, muchas veces se necesita algo más que solamente valor y coraje. En estos casos se requiere del acompañamiento de un coach certificado con estudios de PNL.

Si estas interesado en cambiar alguna creencia o quieres conocer más acerca de este proceso me puedes contactar en jesus@lideremprendedor.com.

Si te interesa saber más sobre emprendimiento, liderazgo y negocios, te invito a que sigas leyendo más artículos como éste en Entrepreneur.com, a que visitando mi blog Lideremprendedor.com o a que entres a www.startupclub.pro donde podrás encontrar todo lo necesario para llevar tu idea o negocio al siguiente nivel.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Quieres alcanzar la felicidad profesional? Aquí te decimos cómo