My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Startups / Entrepreneur Latinoamérica

¿Por qué Silicon Valley quiere salvar a los Dreamers?

Las compañías de tecnología más importantes de EE. UU. buscan reclutar a las mentes más brillantes del mundo cibernético - incluso si esto significa migrarlos desde otros países.
¿Por qué Silicon Valley quiere salvar a los Dreamers?
Crédito: Depositphotos.com
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las compañías de tecnología más importantes de EE. UU. buscan reclutar a las mentes más brillantes del mundo cibernético – incluso si esto significa migrarlos desde otros países. Desafortunadamente para ellos, el sistema migratorio de ese país los limita a suplir la demanda de empleados que necesitan para competir en el mercado global. Los medios por los cuales una empresa puede migrar a extranjeros son limitadas y bajo la nueva administración del presidente Donald Trump, las restricciones siguen aumentando.

Por esa razón, líderes empresariales del mundo tecnológico como Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook; Bill Gates, fundador y consultor de Microsoft; Drew Houston, fundador y CEO de Dropbox y muchos más, crearon FWD.us: organización que impulsa el apoyo y lobbying de políticas migratorias para reparar – lo que ellos llaman – “un sistema migratorio descompuesto”.

De acuerdo con su sitio web, FWD.us quiere “movilizar a la comunidad tecnológica para impulsar políticas que mantengan el sueño americano vivo en el siglo 21”. Aunque su meta ideal es aumentar los modos por los cuales corporaciones pueden emplear a trabajadores destacados de otros países (mediante el uso de visas de trabajo, como la H-1B), su nueva meta de hoy en día es salvar a los Dreamers.

El primer reto de la organización fue al comienzo de su fundación en el 2013. La organización trató de impulsar el apoyo para la ya fallida Reforma Migratoria, cual quedó estancada en la Cámara de Representantes durante la presidencia de Barack Obama. Desde entonces, la fundación ha mostrado interés en propuestas legislativas como el Dream Act y otros programas en efecto como DACA (Acción Diferida para La Llegada de Infantes) por sus siglas en Inglés, el cual protege a los Dreamers de la deportación.

Salvar a los Dreamers no es la meta final de los empresarios, sino el primer paso para reformar un sistema migratorio anticuado que ya afecta a bastantes.

A dicho reto y fundación, se han unido ya bastantes emprendedores y empresarios de Silicon Valley. Marissa Mayer, anterior CEO de Yahoo; Reed Hastings, fundador y CEO de Netflix; Steve Chen, cofundador de YouTube y Brian Chesky, CEO y cofundador de Airbnb, son solo unos de los muchos líderes empresariales que se han unido como contribuyentes a la campaña.

“Estos jóvenes representan el futuro de nuestro país y economía”, compartió Zuckerberg en su página de Facebook el pasado agosto. “Ellos son nuestros amigos y familiares, son estudiantes y jóvenes líderes en nuestras comunidades”.

En una carta dirigida a los líderes de ambas cámaras del Congreso, un total de 100 líderes empresariales - incluidos los CEOs de Apple, Amazon y Google -  pidieron a legisladores tomar cartas en el asunto y “pasar una resolución bipartidaria que permita  a los Dreamers que viven, trabajan y contribuyen” en sus comunidades, permanecer en ese país sin temor a la deportación.

La carta también pedía a los legisladores de ambos partidos actuar en el asunto antes de la fecha límite impuesta por la administración de Trump (19 de enero del 2017). Sin embargo, pese a los esfuerzos de FWD.us, celebridades y otros líderes sociales, el actual gobierno estadounidense no cedió a salvar a los 1.8 millones de soñadores a menos que los Demócratas acepten la construcción del muro fronterizo con México (dicha construcción se estima en 21.6 billones de dólares).

El bienestar de los soñadores, cuyo futuro se encuentra en un limbo, se volvió más que un interés nacional, un trending topic después que la administración de Trump anunciara la cancelación de DACA en septiembre del año pasado. Muy poca gente conocía la existencia de los 700 mil soñadores (1.8 millones, contando a los que no calificaron al programa). Fue gracias a la intervención de organizaciones como FWD.us y líderes como Zuckerberg que el tema de los soñadores se volvió de interés social.

Si los Dreamers fueran a ser deportados, significaría que las empresas en Silicon Valley estarían muy lejos de impulsar un sistema migratorio eficiente y necesario para el crecimiento empresarial.

Para saber más: ¿Quiénes son los Dreamers?

Los Dreamers son jóvenes migrantes que fueron llevados ilegalmente por sus padres a los EE.UU. cuando eran infantes. Muchos de ellos desconocían su estatus legal en el país, hasta que les fue negado un trabajo o el ingreso a la universidad. Actualmente, solo 700 mil de los 1.8 millones de dreamers existentes, gozan de un permiso de trabajo, el cual les fue otorgado por el expresidente Obama en el 2012. El permiso es parte del programa conocido como DACA (Deferred Action for Childhood Arrival, por sus siglas en inglés), que les otorga privilegios como obtener una licencia de conducir, un seguro social e inmunidad a la deportación.

En septiembre del 2017, el presidente Donald Trump cumplió su promesa de acabar con dicho programa y lo dejó a manos del Congreso para encontrar una solución. Hasta el día de hoy, Republicanos y Demócratas no han podido llegar a un acuerdo que garantice el futuro de los soñadores. 

¡Atento emprendedor! Desarrolla el hogar del futuro para Latinoamérica